14 may. 2011

POR QUÉ LE VOY A (TIGRES)

Por: César Torres

Le voy a Tigres por culpa Ángel David Comizzo. Un hombre que no marcó una época como Roberto Gasparini, que no fue una leyenda del club como Robert Dante Siboldi, que no fue un ídolo de barrio como Javier "El Pastor" Lozano (para mí, el último gran diez de este país a quien en un partido de exhibición de la selección mexicana contra Holanda, tuvo una de las fracturas más aparatosas que yo he visto y quien nunca volvió a vestirse de verde), no fue un Dios como Claudio "El Diablo" Núñez o Walter "El Divino" Gaitan...vaya, Comizzo ni siquiera duró más de dos años con el club pero él me hizo a mi, el Tigre que soy.


Yo nací en el año del último campeonato, el 82, envejezco y envejece conmigo el equipo y la frustración de no ganar, de no levantar un título, de ver como los de enfrente se llevan todo y nosotros sólo una Copa que ganamos con Vuce y que no vale para pura madre (la copa, Vucetich es el mejor técnico que hay). Pero no me siento mal, no me siento derrotado, sólo incomprendido.

¿Porqué irle a Tigres teniendo a Los Rayados enfrente?¿Porqué irle a Tigres si mi colonia es 100% Rayada?. No tengo la menor idea, sólo sé que nada, sólo la selección en un mundial, me ha hecho emocionarme como ellos. Ese equipo de adorables perdedores que a veces me recuerdan a los Isótopos de Springfield cuando les preguntan "¿este año van a ganar? y ellos dicen "lo intentaremos chico". Esos son mis Tigres, un equipo de intentos.


Debo decir que no soy un hombre que va al Estadio Universitario a ver a los Tigres cada quince días, mi padre me prohibía el estadio y sus problemas pero nos íbamos juntos a verlos en un bar, en casa de alguien, a escucharlo en el coche, a donde fuera, pero siempre tenía que saber como iban los Tigres, por lo general en contra...¿pero que no así estamos todos...en contra? irle a Tigres es ser bien mexicano, más que ser chiva. Irle a Tigres es irle a la posibilidad de nunca ganar, pero siempre tener una esperanza, irle a Tigres es tener un gusto nacional por las telenovelas, vaya, Tigres es el Simplemente María del fútbol mexicano, un sufrir y un sufrir que sólo nosotros y el Atlas conocemos.

Cuando pienso en Tigres siempre pienso en la palabra "pinches". ¿Vas a ver el juego de los pinches Tigres? ¿A qué hora juegan los pinches Tigres? ¿Ya viste a quien contrataron los pinches Tigres? ¡A huevo pinches Tigres, golazo! ¡Vamos pinches Tigres, pártanse la madre cabrones! ¡Pinches Tigres este año es el bueno!. Y no me siento mal por pensar así, son mis pinches Tigres, no tuyos.

Los quiero, los odio. Me estresan, me cagan. Me he divorciado de ellos pero siempre vuelvo como esposa que no deja a su viejo aunque la trate mal. 

Desgraciadamente, es tan triste y divertido irle a Tigres que si algún día llegamos a ser campeones, no sabré que hacer. Cuando descendimos lloré de frustración. Cuando perdimos las finales con el Pachuca dejé de hablar. Dejé de creer. Cuando nos eliminaron en semifinales dos veces los Rayados, lo tomé con calma, pero si este año somos campeones...¿qué chingados voy a hacer? ¿qué voy a sentir? ¿podré manejarlo? ¿podré ir a trabajar normalmente? ¿seré una mejor persona? ¿me suicidaré porque a final de cuentas ya viví lo que quería vivir? no sé y me aterra la idea de que sean campeones, vivo con miedo al ver que esta temporada están jugando bien. 

Por eso yo te maldigo Ángel David Comizzo por lo que provocaste, yo te maldigo en donde estés pero a la vez te agradezco porque le pusiste un nombre y unos colores al amor. A la pasión. A mis pesadillas y a mis sueños. 

Pinches Tigres, los quiero.




2 comentarios:

Mexicanfiend dijo...

Comizzo, todo un ídolo acá por Morelia.

rigolo dijo...

Angel David Comizzo es unico. yo nunca me e perdido un partido del morelia e incluso sufria cada vez que lo veia y mas cuando estaba comizzo en la porteria ya que este hombre hacia todo sin inportarle nada solo le importaba disfrutar su partido salia en el plan de heroe, villano, mercenario, valiente, etc etc pero de algo estoy seguro como tu que le dio sabor a cada uno de los partidos que disputaba y cfomo lo estraño en el arco de los monarcas jajaja