13 may. 2011

EL OFICIO MÁS INGRATO

Un mediocampista de buen nivel sólo acierta el 80% de los pases durante un partido. El resto van a parar a los pies del rival o la cabeza de los aficionados en las plateas. De cada 10 servicios se equivoca en 2 ante lo cual los comentaristas de televisión y los analistas que antes fueron jugadores no pasan de un “mal servicio de fulano”.

El portero, en cambio, tiene todas las de perder. De nada sirve que tape los tiros más difíciles si una equivocación suya se convierte en gol. Y es que la imagen de un meta cometiendo un oso es tan perdurable como la de un delantero anotando de chilena.  
A Walter Zenga no se le olvida la mala salida que permitió que Argentina empatara a Italia en la semifinal de 1990, y el pobre arquero inglés Robert Green sigue yendo al psicoanalista para tratar de superar el gol que le regaló al gringo Dempsey en Sudáfrica 2010.

La lista de arqueros que han cometido errores imperdonables incluye a los mejores de la historia (Zamora, Yashin, Dassaev, Chilabert, Schmeihel…), por lo cual no es de extrañar que en una misma noche un jugador tan confiable como Vilar haya fallado de forma grosera en dos ocasiones (una se tradujo en gol y la otra de milagro pegó en el poste). Hablamos de Vilar y no de Palacios porque el desacierto del “Pikolín Bis” no debería extrañar a nadie. Es un arquero cumplidor y tiene un carisma que lo ha conectado con la tribuna, pero incluso en sus mejores momentos se nota que no nació para ser portero.

Da la impresión que su historia es similar a la de muchos guardametas que se iniciaron en ese oficio no por gusto, sino porque no tenían talento para cubrir otra posición. Como el propio Federico Vilar, sin ir más lejos. Sólo que el argentino sí tiene pinta de portero, cosa fundamental si nos atenemos a la frase que hizo famosa el papá de todos los metas argentinos, Amadeo Carrizo: "Para ser buen arquero primero hay que parecerlo".

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo de Vilar comprensible... lo de Pikolin simplemente imperdonable

Ex Fan dijo...

Qué error el de Pikolín!!! Es INACEPTABLE, simplemente, INACEPTABLE, qué nos regresen al veterano Viva Bernal!!!

Anónimo dijo...

Dificil que el puma sea campeon con ese portero, pero si lo logra voy a pensar que son el mejor equipo del mundo!

Anónimo dijo...

Y a ver si ya van arreglando su chingadera esta gueyes, que cada vez es mas dificil opinar en esta madre y encima luego borran los comentarios que no les parecen

Lic. Mario Alamilla dijo...

Pikolín es un portero con apenas un año de experiencia. En ese sentido no se puede comparar el error que él cometió con el de Federico Vilar. Este último jugador tiene 10 años de experiencia lo cual hace que el error comteido por él sea mucho más grave que el que sufrió el novel de Pumas.

Saludos y gran blog.

M. Damián dijo...

No, al revés, coincido que lo de Vilar es aceptable bajo el viejo adagio de: "al mejor cazador se le va la liebre", por el otro lado el Pikolin a hecho varias ya. Pero bueno, antes a Valdés también se le iban unas de campeonato. Ya será cosa de Pumas valorar si lo aguanta o no.

fre dijo...

Lo de Vilar fue exceso de confianza y por ir pensando en la siguiente jugada antes de matarle el efecto al balón.

Lo del pikolin fue una deficiencia técnica, si no afina esos detalles va a terminar hundido en la mediocridad como Memo Osoa (a quien por cierto, los comentaristas de TV le justifican todos sus errores).

Vilar en contraste: es un gran portero, le queda la revancha en la vuelta.

Saludos.

Anónimo dijo...

no se kejen a fin de cuentas pumas va a la final para k se estressan