7 feb. 2011

POR QUÉ LE VOY A (CRUZ AZUL)

Por: Gabriel Rodríguez Liceaga (NEB)
¿Por qué le voy al Cruz Azul?
Dos razones. La primera es debido a sus raíces humildes, la máquina celeste es el equipo de las personas que construyeron este país. En el sentido literal y sin metáfora alguna: me refiero a los albañiles. Pero los taxistas y meseros casi siempre son del azul, la gente más trabajadora y empeñosa le va al azul. Pregúntenle al garrotero de su cantina favorita, pregúntenle al señor que limpia sus cubículos oficinistas. Pregúntenle con señas al sujeto que del otro lado del vidrio limpia las ventanas de un piso veinte. La respuesta es: “…al azul”.
Caricatura aparte: si ves a un sujeto asaltando a una ancianita con un fingido acento de argentino te dirá que le va al América. Si ves a un drogadicto grafiteando un muro con faltas de ortografía te dirá que le va a la UNAM. Si ves a un sujeto cargando una canasta inmensa llena de pan dulce te dirá que le va al azul.
Ahora bien: cada quien tiene y le va al equipo que se merece, a algunos nos tocó estar del lado de los medrosos, tibios, los casi casi…. Pero: ¡cómo trabajamos para superar esa hermosa mediocridad! El destino histórico del Cruz Azul cada vez se parece más a vivir de las glorias pasadas. La última vez que la máquina salió campeón era yo virgen. Y la próxima vez que lo sea será por tres años seguidos. Lo sé de cierto.
La otra razón se remonta a mis primeros años como ser vivo. Constantemente mi madre me dejaba encargado en la cantina “Bar azul” con mis geniales tíoabuelos americanistas. Pero el bar se llamaba “Azul” por la afición de los ebrios que lo visitaban. Tendría yo 5 años. El resto se cuenta solo.
Ahora bien: irle al Necaxa en los 90´s era la cosa más sencilla del mundo. Eran un equipazo. Yo vivía a cinco minutos del Estadio Aztecañedo. Los niños con camiseta de los Rayos entraban gratis a los juegos (vaya: en aquel entonces cualquiera entraba gratis una vez que el partido hubiera iniciado, por ahí del minuto quince… eran otros tiempos). Una de las primeras cosas que hice sin compañía de adulto alguno fue, precisamente, ir a ver a los Rayos. En ese estadio, también jugaban los Potros del Atlante y el Cruz Azul. Sus escudos estaban dibujados uno en cada lado de las tribunas. Yo veía el logo del Azul y de inmediato evocaba a los borrachos alegres del Bar de mi infancia. Una reminiscencia que a la larga me pavimentaría lo que hoy tengo por estilo de vida. No diría yo que le fui al Necaxa durante un torneo pero sí lo seguí partido tras partido. Eran torneos anuales. Jamás le perdonaré al Necaxa la final que le ganó al Atlético Celaya del Buitre. Recuerdo a la perfección el día que, iba con mi jersey de rayos para entrar gratis, pero debajo traía mi camiseta azul sport. Desde ese día decidí ya nunca quitármela. Tendría yo catorce años aproximadamente. Cuando uno tiene esa edad, las decisiones irrevocables que toma son más bien elecciones de origen difuso: a lo mejor el amor al Azul me nació de la nada, a lo mejor me nació por las cabriolas de Hermosillo, Castañeda, Pintado, Yegros, Zamora… a lo mejor me nació porque vestían de azul celeste, igual que la Italia del divino Baggio, quién me enseñó todo lo que a la fecha humildemente creo saber sobre futbol.
Hoy tenemos nuestra propia casa, el Estadio Azul en Ciudad de los Deportes. Parte de mi novela transcurre en sus tribunas. No puedo imaginar circunstancia que me haga más alegre que estar ahí, sentado en la tribuna, alentando desde mi personal microcosmos a los chicos. He ido solo, mal acompañado, bien acompañado, triste, preocupado, abatido, alegre, con panza, sin cabello, con Chelito, con Sabah… Puedo decir que nada, ni una disciplina artística, ni un escritor favorito, ni una canción estremecedora, ni una mujer… me han interesado tanto durante tanto tiempo como el Cruz Azul. El día en que yo sea su presidente muchas cosas van a cambiar. 

14 comentarios:

fre dijo...

Este ha sido el "Por qué le voy..." más chaqueto de todos.

Poca historia, mucha pretensión y el lugar común (mi equipo es el de los humildes).



P.D.
Los mejores de la sección: siguen siendo los de chivas y atlas.

Aurelio dijo...

Después de haber leido este "por qué le voy al Azul, me gustaria comentar que el futbol no sabe ni entiende de posición económica, de raza ni de edad. Yo nací en una cuna de clase media alta y recuerdo que el primer bote de basura que habia en mi recámara tenia una estampa del cruz azul y siempre me llamo la atencion. Siempre he seguido los juegos por televisión y a la primera oportunidad fui al estadio, ver los colores que amas en el estadio azteca jugando era una sensación indescriptible. Al pasar de los años cuando nos mudamos al estadio Azul quien podra olvidar aquellos juegos de libertadores que nos llevaron al subcampeonato (algo entonces no tan común)ganandole a boca en la bombonera o aquella final de Hermosillo que es nuestra última verdadera gloria. El azul se vive por dentro, se vibra y hoy puedo decir que soy un verdadero ser de Sangre Azul porque en las malas y con tantos subcampeonatos de ninguna manera pasa por mi mente irle a otro equipo, nací azul y morire azul.
Solo para terminar, mi hija hoy tiene 8 años , nacio en una mejor cuna que yo, ballet, arte etc pero nada le da mas placer que ver el juego de la máquina junto a mí el fin de semana. Gracias a Dios la pasión por el futbol se hereda también.

Ex fan dijo...

Y el NEB para variar atacando a los fanáticos de los demás equipos y enalteciendo a su "gran Cruz Azul". Buena Reflexión de tu vida.

gabriel dijo...

qué negativos son todos.

Cempazúchitl dijo...

Las colaboraciones del NEB son patéticas, pero esta ha sido la menos mala.

Anónimo dijo...

Huevos pinche Neb

H dijo...

Discrepo contigo Neb. Soy del Azul no gracias a sus historias pasadas, sino a sus glorias más recientes (como dice el tango, 20 años no es nada). Cuando llegué a México, mi mentalidad de aldeano (futbolísticamente hablando) hacía que no tuviera mucha idea del fútbol mexicano. Para dolor de muchos (sé que esto va a doler), sólo conocía de México al Cruz Azul y al América (perdonen Chivas, pero sólo me di cuenta de su dimensión hace poco tiempo). La simpatía por el azul nació junto con mi odio hacia Boca y todo lo que representa en su manera de jugar. No puedo olvidarme de aquella final en la bombonera que fue de las mejores en las muchas Libertadores. Histórica. No ha pasado tanto tiempo Neb, algunos nunca han visto a su equipo llegar ahí. Y cuando llegué a México, el primer partido que fui a ver fue uno del Cruz Azul, cuando el Loco realmente era original y le ponía un toque diferente al equipo. Luego de conocer a su porra, por supuesto que decidí que quería formar parte de ese equipo de México. Desde ese momento, he ido a varios partidos y en esa tribuna viví un espíritu de camaradería como en ninguna otra. Porque no basta sólo con ser humilde o de baja extracción para ser de la máquina. Hay que ser gente como el Ojitos.

Berenice dijo...

Me encanta este "articulo"...sin duda alguna una de las razones por la q le voy al azul es por mi familia, ya que todos le vamos al AZUL, pero no cabe duda que amo este equipo, y si bien no hemos ganado algun campeonato en muchos años,no importa, me siento muy orgullosa de mi equipo y mis colores, es increible ir al estadio y ver a tu equipo jugar, el carraspeo de mi garganta gritando azul, azul!! es de lo mejor que se puede sentir...

San Escrin dijo...

Dios quiera que pronto los albañiles tengan su campeonato, seguramente es muy dificil vivir con tanta amargura en el corazón.
Es la única explicación que le encuentro a tus irracionales desmedidos y ardidos comentarios contra los otros equipos.
Admito que no terminé de leer tu post, no tiene caso poner atencion a palabras necias que solo alimentan el rencor y la division.
saludos.

Anónimo dijo...

El futbol no es de clases sociales muchos jugadores de todos los equipos normalmente son de los barrios pobres de mexico o sudamerica y aunque tu seas de mucha clase y le digas a un equipo albañiles o macuarros seguramente a esos jugadores hasta los idolatras. no sean tan estupidos y a los verdaderos seguidores del futbol no nos interesan las clases sociales ok.

Anónimo dijo...

woooaaaooo impresionante historia yo solo se ke siempre le he ido al Azul

Miréia Anieva dijo...

Ps a mí me gusta un chingo este post.

Anónimo dijo...

Como no tengo cuentas, ninguna de las que aparece, posteare este comentario como anonimo, yo soy de clase media y soy orgullosamente SANGRE AZUL, parafraseando un poco al autor, no se si porque mi abuelo le iba a Cruz Azul o porque cuando realmente me intereso el fut, el primer partido que vi por tv fue de Cruz Azul, ese de Benajamin Galindo, Héctor Adomaitis, Julio César Yegros, Juan Máximo Reynoso, unos incipientes Juan Francisco Palencia y Oscar Pérez y sobre todo, ese Cruz Azul de Carlos Hermosillo, sólo se que la miel del campeonato me llego pronto en Diciembre del 97, no he vuelto a ver Campeón a mi equipo, pero a pesar de los subcampeonatos, las amargas eliminaciones (a veces)y las grandez hazañas (muy contadas) que he visto, siempre sere, como dice la nueva playera "AZUL DE CORAZON" y eso no lo determina mi clase social

WOLVERINE ROD dijo...

Hola te felicito, llegue aqui por que quiero expresar el ¿por que? yo también le voy al cruz azul, no se por donde empezar , bueno ., Mi padre Que en paz descanse no hace mucho falleció. es de chiapas de padres campesinos; en su afán de superarse quería estudiar en la mejor universidad de México: me decía si voy asalir a comer #"#"##$ a otro lado que sea por lo mejor por algo que valga la pena así llego en 1969-1977(son las fechas están en su tiulo) al Df y si quedo en la UNAM para medicina, ahí fue donde empezó todo... adelantémonos unos años,desde que tengo memoria las primeras imágenes tengo de mi padre que ya viviendo en la capital de Q.Roo donde nací, es a mi padre con playera azul clásica creo con sus 4 estrellas sentado con su chela viendo el partido nunca se perdía uno, tendría no se 4 o 5 años, cuan después me empezo llamar el fútbol y querer escoger un equipo debo reconocer que el logo de los pumas es ta estrategicamente echo , pues se parecía a la a lata de pancho pantera como niño me gusto, pero despues de tanto estar con mi padre y ver el cruz azul cuando espese a jugar como a los 10 años todos se fueron sumando a mi padree y así empezo mi afición al cruz azul, pero yo no sabia por que mi padre hasta hace , la ultima década seguia viendo a su equipo aunque no jugara bien , no sabia lo que el había vivido, si siempre nos hablaba de los legendarios jugadores , en verdad no savia lo que había vivido en México. al gunas veces me preguntaba por que le va al cruz azul si el fue estudiante PUMA? que importa, yo estaba contento de tener al cruz azul , ahora que el ya no esta , me ha entrado las ganas de ver todos los partido hasta de copa mx, siempre le fuimos al cruz azul, fue creciendo mas con el titulo del 97 y la libertadores ,
Nunca he visto al cruz azul en vivo, no he tenido esa suerte espero es mi propósito ahora que visita al atlante en cancun...
Ahun asi ahora siento que lo llevo en el corazón, siento que le veo junto a mi padre.... gracias