25 jul. 2013

El Chepo y "unos cuates"...

Por: Frank Ortega


Cuando creíamos que no se podía caer mas bajo, el Chepo de la Torre y el remedo de "selección" mexicana nos demuestran que efectivamente, ésta "NO TIENE LIMITES". Es frustrante ver al técnico de la selección que no muestra ni una pizca de humildad, sin embargo, ayer no le quedó más que reconocer que no jugaron bien y por fin acepto que fracasó en esta Copa Oro. Pero se aferra y no renuncia, sabe que sus días muy están contados y será cuestión de horas para saber su futuro. Él dice que tiene un compromiso con la selección mexicana, pero en lo personal creo que más que "compromiso" lo que quiere es cobrar su cláusula de rescinción de contrato, la cual le darían si lo destituyen.

Ahora bien, toda esta ola de malos resultados ¿Es solo culpa de Chepo?

Por supuesto que no, en parte también es culpa de los jugadores que no han sido capaces de demostrar que están al nivel de representar a México en competencias internacionales. Pero además, hay fuerzas oscuras con un gran poder, que están atrás de todo este mal que aqueja a nuestro futbol, no solo a nivel selección sino en nuestra liga; fuerzas malignas que no se atreven a hacerse a un lado y les es mas facil cortar cabezas de técnicos (Hugo Sánchez, Sven Goran Eriksson y Javier Aguirre) al fin de calmar los ánimos tan caldeados y los reclamos de una afición que pide sacrificios humanos al no ver resultados.

Me refiero por supuesto a Justino Compean y Decio de Maria, a esos chacales que solo les importa las millonarias ganancias que pueda generar, tanto la selección como la Liga MX para la FEMEXFUT, entre partidos moleros en Estados Unidos y patrocinios de bancos extranjeros, han dejado de lado elaborar una estructura realmente definida para el crecimiento de nuestro fútbol y como ejemplos tenemos la compra y venta de franquicias al mejor postor, la falta de proyección real a los jóvenes, el naturalizar a extranjeros para que ocupen plaza de mexicano y así traer mas extranjeros, los promotores que presionan para que jueguen determinadas personas, en fin, una serie de males que estos "cuates" del Chepo han arrastrado.


Fuera el Chepo... ¿Se acaba la malaria?

Claro que no, mientras no haya un cambio de fondo, una verdadera reestructuracion, la cual incluya la remoción de Compeán y De María y se le de prioridad a lo deportivo antes que lo económico.

Si se va el Chepo, el técnico que llegue, llámese como se llame, se topará con los mismos problemas y su cambio solo sera algo mediático, y no resolverá nada de fondo. Tal vez se calificaría al Mundial, pero hasta ahí, no habría posibilidad de soñar con el ansiado y famosos quinto partido.



No hay comentarios: