11 oct. 2012

Brujos, demonios y Ricardo Lavolpe



Desde la lejana época en que Ignacio Trelles dirigió su primer partido con el Tri, hasta la actual donde el “Turco” Mohammed ocupa el banquillo de Xolos, muchos entrenadores han llegado a declarar que su labor al frente de un equipo no influye demasiado en los resultados.

¿Qué tanto, o más bien qué tan poco? Según César Luis Menotti un 10 ó 15%, mientras que para Pep Guardiola los triunfos son propiedad exclusiva de los jugadores.

Si hacemos caso a estos dos sabios del futbol y dejamos de lado la opinión de egocentristas como Hugo Sánchez o Mourinho, para quienes el DT es el principal responsable- acaso el único, detrás de cada triunfo, caemos en cuenta que el éxito de un entrenador depende muy poco de sus conocimientos futbolísticos y mucho, demasiado, de situaciones sobre las cuales no tiene control.

Ningún planteamiento táctico puede evitar que el portero más confiable deje escapar un balón entre las manos o el delantero más letal falle un gol a bocajarro. Tampoco puede superar los errores arbitrales ni el cáncer más grave que aqueja al futbol actual: los sobornos. 

Lo único que puede llegar a contrarrestarlos es la suerte, razón por la cual muchos entrenadores de futbol terminan por convertirse en personas harto supersticiosas. Ahí tenemos a la Tota Carbajal, el “Cinco Copas”, quien en su época como DT del extinto Atlético Morelia le daba la espalda a su equipo cuando le marcaban un penal a favor o en contra. Por su parte el argentino Alfio Basile es conocido por no permitir que sus jugadores utilicen los números 17 y 13.

Que le digan eso a Mario “Lobo” Zagallo, quien está tan convencido de la buena suerte que le trae el número 13 que según el sitio web de FIFA “vive en un piso 13, se casó un 13 de enero y usó la camiseta número 13 en todos los equipos donde jugó. Zagallo, que ganó 13 partidos como entrenador en Copas del Mundo auguraba la victoria de Brasil en Alemania 2006 porque la verdeamarelha debutó el 13 de junio. Pero el número 12 se cruzó en su camino… a los 12 minutos del segundo tiempo del partido de cuartos de final, el 12 de Francia, Thierry Henry (12 letras), anotó el gol de la eliminación de Brasil. Y ¡qué contrariedad!, fue su marcador Roberto Carlos (13 letras) quien falló en la cobertura." *

Ni cómo olvidar a Raymond Domenech, el elegante DT francés que en pleno Mundial 2006 sufrió un amotinamiento de les bleus por decidir las alineaciones en base a cartas astrales, o a Pancho Maturana quien supuestamente contrató un brujo gracias al cual Colombia logró el mítico 5-0 sobre Argentina en Buenos Aires.

Así pues no deben sorprendernos las revelaciones del “Cabrito” Arellano sobre las cábalas y supercherías de Lavolpe en su etapa como seleccionador nacional, algunas de las cuales por cierto ya conocíamos, como aquella espantosa corbata con dragones que utilizó en al menos la mitad de los partidos en que dirigió al Tri, así como la constante presencia de una especie de bruja o vidente new age en las concentraciones de la selección.

Otras, como la visita a la cima de la pirámide del Sol en Teotihuacán donde los jugadores tuvieron que soplar en dirección norte y sur para desechar malas vibras, o aquella en que se les pidió escribieran sus miedos en una hoja de papel para luego guardarlos dentro de un ataúd (miniatura supongo) que fue enterrado en algún lugar de las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento, son tan obvias que carecen de cualquier novedad.

Lo que debería resultarnos escandaloso, en todo caso, es la poca efectividad de los artilugios antes mencionados. Y es que con ellos no se logró nada de lo que Lavolpe había vaticinado: ni jugar las finales de la Copa América de Perú y Confederaciones 2005, ni alcanzar los cuartos de final en el Mundial de Alemania 2006.

Lo que sí cumplió cabalmente fue su promesa de ganar las eliminatorias de Concacaf “caminando”. Para lo cual, claro está, no hacen falta hechizos ni brujos de Catemaco; solamente asegurarse desde ese 10% que representa estar en la banca que los jugadores sobre la cancha hagan bien el 90% que les toca. 

* Extraído de la página oficial de FIFA

2 comentarios:

Francisco Moreno Villavicencio dijo...

¿Qué no la bruja era del Cape Carrillo?

Fan dijo...

Hasta los narcos usan esos artilugios, y comprobado está que no sirven nada, pregúntenle al Lazca, sino! buena entrada, saludos al editor, sigo esperando que me invites a cenar !