6 may. 2011

"TIEMPO FUERA" A LA MEXICANA


Sería ingenuo pensar que el futbol profesional puede funcionar sin las cifras estratosféricas que temporada a temporada invierten los anunciantes. Sucede en España e Inglaterra donde BBVA y Barclay's pagan millones de dólares para que las ligas de primera división lleven sus nombres. Lo mismo ocurre con la Copa Santander Libertadores y muchos estadios alrededor del mundo, que van del Allianz Arena en Múnich hasta el Red Bull Arena en Nueva Jersey.

La liga mexicana no es la excepción. Pero a diferencia de otros torneos nuestra primera división no es un producto de exportación, lo cual se traduce en cero ingresos por concepto de transmisión internacional más licensing de productos y una dependencia enfermiza en los patrocinadores locales.

Tan grande ha sido esa dependencia que nos hemos acostumbrado a equipos con diez o doce patrocinadores de la camiseta a las nalgas, y a la publicidad que mediante plecas comenzó a quitarle espacio a la imagen del partido en la pantalla (Elektra, Bimbo). Ni qué decir de aquella que invade el campo de juego y la tribuna con tecnología virtual de quinta (McDonald’s, Comex, PRI) y la que irrumpe con forma de globos aerostáticos (Telcel) y rastrillos (Shick) cada que se anota un gol, cortando así la celebración del tanto y quitándole tiempo a su repetición. 
Nos habituamos a todo lo anterior y nunca hicimos nada.

Esperemos que esa pasividad no nos haga acostumbrarnos a la nueva innovación publicitaria del futbol mexicano, mejor conocida como “pausa de rehidratación”.

Dicha interrupción comenzó a implementarse hace un par de años en partidos donde las altas temperaturas ponían en riesgo la salud de los jugadores. Ante tal situación lo normal, lo lógico, hubiera sido reprogramar el calendario de la siguiente temporada en horarios menos calurosos. De paso habríamos disfrutado un mejor nivel de futbol.

Pero algún directivo de Televisa o TvAzteca (¿qué no son ya lo mismo?) vio una oportunidad de oro en la dichosa pausa y habrá girado la siguiente orden a sus empleados de la Femexfut:

“Ustedes sigan deteniendo el juego al minuto 25 de cada tiempo. Da igual si está lloviendo, si el termómetro no supera los 26 grados o el partido trae un ritmo endemoniado. Acá tenemos unos anuncitos de Tecate, Bimbo y Movistar. Además a nadie le gustaría que algún jugador se muera en pleno partido ¿o sí?”

No sé a ustedes pero a mí este tipo de cosas me tienen hasta la madre y como sigan así me harán darle la espalda a cualquier transmisión de la liga mexicana desde ya. Prefiero quedarme con las ganas de ver un buen partido y leer la crónica en algún medio impreso a seguir soportando la infinita mierda de la que son capaces la Femexfut, los directores de marketing de ciertas marcas, y muy por encima de todo los dueños de la televisión mexicana.

Por cierto esta entrada fue llevada a ustedes gracias al patrocinio de ninguna marca. 
Y sin necesidad de pausas para rehidratarse. 

12 comentarios:

Anónimo dijo...

YO DIGO BOICOTT A LA LIGA YA. DEJEMOS DE VER LOS PINCHES PARTIDOS POR AZTECA Y TELEVISA Y A VER SI LOS CABRONES NO EMPIEZAN A HACER LAS COSAS COMO DIOS MANDA.

EXCELENTE POST

jonatanas dijo...

Amen, ya es insoportable ver un partido de Liga Mexicana, yo por mi parte si no es en el estadio no veo ninguno. Tanto puto anuncio marea.

Sergio Ascencio dijo...

Es hora de que la voz del Aficionado al Futbol sea tomada en cuenta, estoy harto de dirigentes ambiciosos, que sólo ven al futbol como negocio, donde lo Deportivo es lo último que se toma encuenta.
Los Directivos de la FMF son unos Titeres de las Televisoras, ya es hora de que deje de suceder eso.

Cempazúchitl dijo...

Menos publicidad e ingresos para los equipos = peor nivel de la liga mexicana.

RAF_4 dijo...

Cempa- Lo que debate el artìculo no es si el futbol debe o no tener patrocinadores, sino la forma tan voraz en la que han invadido la liga mexicana.

Carlos dijo...

Si de por si me cagaban los intermedios en el cine!

Cempazúchitl dijo...

RAF_4- Estoy totalmente de acuerdo en que los patrocinadores han invadido la liga mexicana de una forma que resulta detestable.
Pero esa invasión se debe a que la gente (o sea, tipos como tú y yo, que éramos aficionados al fut mexicano) ya no va a los estadios o no están dispuestos a pagar para tener una liga decente. La entrada masiva de patrocinadores coincide con el descenso en las entradas a los estadios y la caída en términos reales de los boletos de los estadios respecto a lo que se paga en Europa, y ambos eventos coinciden con la introducción masiva de la tele por cable, la cual permitió a la gente comparar la liga mexicana con el futbol de Europa. Los 3 acontecimientos tuvieron lugar a mediados de los 90.
La mayoría de los equipos mexicanos son insolventes, incluyendo a "grandes" como Cruz Azul, o el propio América. En ese sentido, la invasión de publicidad es el último intento por mantener vivo un proyecto de negocios que inició con el mundial del 70, el cual ha resultado a todas luces insostenible.

Anónimo dijo...

Pepe Corvina dijo: Pues al parecer esa invasión de patrocinadores no ha ayudado a elevar el nivel deportivo de la liga, porque sigue siendo mediocre. A billetazos no se va a compensar lo inocultable: que tenemos el peor sistema de competencia del mundo y que de la cantera de los equipos salen pocos jugadores de talla importante porque se trabaja poco y mal en la formación. Podríamos tener las dos cosas (porque una no va en detrimento de la otra): un formato de torneo decente y muchos patrocinadores. El buen nivel atraería al público a los estadios y a la tv.

Cempazúchitl dijo...

Pepe: la invasión de patrocinadores no es para elevar el nivel de la liga, sino para que los dueños de los equipos salgan tablas (y a veces ni con eso, como demuestran Cruz Azul, Atlas, Tecos, Puebla, y la mayoría de los equipos de Primera A no filiales de una franquicia de primera). Para elevar el nivel de la liga tendría que entrar aún más dinero, ya sea vía patrocinio o cartera del aficionado.

Anónimo dijo...

cempa:de verdad crees que salen tablas los equipos??, por favor si yo fuera dueño de un equipo ( por ejemplo el puebla o veracruz por mencionar cualquier ejemplo saliera tablas por mas de 5 años) hace tiempo como cualquier otro negocio ya lo hubiera dejado....

No salen para nada tablas, ganan bastante dinero, lo que pasa es que ya no ganan lo de antes (los 90) pero es culpa de ellos, con los promotores y el famoso pacto de caballeros que tienen, el mercado de futbolistas locales es muy pobre y no por falta de calidad sino por trabas que se tienen.

Si le sumamos a que no hay canteras, entonces los precios de muchos jugadores es demasiado caro y traer jugadores del extranjero por que ningun local esta preparado para "llenar el hueco" sale igual caro, todo esto provoca que caiga las entradas a los estadios mas otros factores sociales.

PERO repito aun asi salen ganando y bien.ya quisiera ganar lo que ganan los dueños de un equipo en un año

Anónimo dijo...

Claro Cempa, pero para que entre más dinero (es decir, para que patrocinadores y aficionados paguen más) hace falta elevar el nivel deportivo. Para ello, los equipos podrían empezar por trabajar mejor en fuerzas básicas y cambiar el formato del torneo para hacerlo más competitivo, lo cual es muy fácil ya que se trata únicamente de un asunto de voluntad, no hace falta lana para dar ese paso. De tal modo, se eleva el nivel de la liga, y entonces es más caro anunciarse en ella, es más caro entrar al estadio (a pesar de lo cual se llenarían) la liga gana en prestigio y los clubes venden al exterior más jugadores y más caros, y podrían traer jugadores de mejor nivel. Es la única manera que se me ocurre para generar el círculo virtuoso que urge en nuestro futbol

Anónimo dijo...

AGUAS COMPAS, LES ASEGURO QUE ACA EN TORREON SI PUSIERAN LOS PARTIDOS EN LA NOCHE NO SE PARABAN NI LAS MOSCAS EN EL ESTADIO, POR LA SITUACION DE TANTA INSEGURIDAD EN QUE VIVIMOS