27 may. 2009

La final que nunca tendremos



Con todo respeto a los Pumas y al Pachuca, a los equipos de Primera División, a la Femexfut, a Decio de María, a Aguirre, a Nacho Trelles, a Aguigol o como quiera que se llame nuestra mentada mascota, a nuestro 18vo. lugar en el ranking de FIFA, a los dos Mundiales que hemos organizado, a los goles de chilena de Huguito, al campeonato de la sub-17, a los jugadores promesa que tenemos en Europa, a Javier Alarcón y su copetito bien peinado, al “Perro” y su histeria, a las asquerosas transmisiones de TV Azteca, a las trampas de Televisa, a la Liga Satélite, a la Liga del Ajusco, a los aficionados de corbata, a los vaguitos de las barras. Con todo respeto a todos ellos pronosticamos que en la final de hoy, sea cual sea el resultado, veremos buen futbol y no mamadas.

La de mañana también promete y con suerte será un juegazo. Pero todavía hay un universo de diferencia entre el “Chaco” Jiménez y Cristiano Ronaldo. O entre el “Picolín” y Ferdinand. De Messi mejor ni hablamos.

De lo que sí podemos hablar es de lo poco que nuestra liga está haciendo para darnos un espectáculo de calidad, porque lo que nos venden como oro es un futbol que parece variación y no el mismo deporte que practican en Europa.

Dirán que ahí está la liguilla, claro, donde sí hay espectáculo y los equipos corren más que en toda la campaña. Pero vamos haciendo números:
¿Cuántos partidos se juegan en la liguilla? 14 incluyendo la final, contra 180 que se juegan a lo largo de 18 jornadas. Si en cada jornada tenemos un juegazo, nos quedan 32 partidos que valen la pena y 148 adefesios que nos tenemos que tragar temporada a temporada. San Luis – Santos, América – Jaguares, Necaxa (¡ouch!) – Monterrey, Cruz Azul – el que sea. Todos, por si fuera poco, vienen aderezados con las toneladas de mierda, estupideces y pena ajena que provocan Televisa y TV Azteca. Cuando no es la entrevista “casual” al candidato Panista son los chistines de Jorge Campos. Basura, cagada, vómito por donde se vea.

Por eso apreciadísimos dos o tres lectores, sin importar el resultado de la final de la Champions y el de la "Liga de las Américas", lo que veremos hoy en Roma es algo de lo que estamos, siendo optimistas, a un océano de distancia.


3 comentarios:

MD dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

De acuerdo. Mal timing. Ni modo, tenemos que conformarnos con la liga nacional/

Gary dijo...

admiro tu uso de la palabra "Basura". Respect.