25 may. 2014

El mejor Tri que me ha tocado ver: 1993



Por: Oscar Zegura "El Profe"

"Yo vine aquí para ser campeón del mundo, no vine aquí para perder el tiempo es un desafió,  quiero un equipo con esas aspiraciones y para eso tenemos que estar todos convencidos." 
- Cesar Luis Menotti 

Corría el lejano verano de 1993 y la selección mexicana enfrentaría un desafió completamente nuevo a lo iniciado por algún combinado tricolor. Gracias a la divina intervención de sendos relojes "ROLEX", nuestros directivos lograron que el representativo nacional participara por primera vez en la COPA AMÉRICA, nada más y nada menos el torneo más antiguo de fútbol y con mayor peso a nivel selecciones en nuestro continente.

La selección, dirigida en ese entonces por Mejía Barón, venía de haber conseguido su pase a la Copa del Mundo de Estados Unidos 94 con la base de jóvenes jugadores que había conformado Menotti- Jorge Campos,el portero del siglo XXI; Ramón Ramírez, cuyo juego había sido halagado por Pelé; Luis García, el "niño artillero"; Claudio Suarez "El emperador"; Alberto Garcia Aspe "El Beto"; Benjamin Galindo "Maestro"; Luis Roberto Alves Zague  "Zaguinho"; y el siempre polémico Hugo Sánchez. 

La selección comenzó su participación en Machala con un descalabro ante la Colombia de Higuita y Valderrama tras un gol que nadie vio. Su siguiente partido fue un empate a un gol contra los albicelestes, quienes venían con la firme convicción de revalidar el título continental obtenido dos años atrás. Los verdes no tenían ningún blasón similar, pero contaban con el colmillo del "macho" Hugo Sanchez. Fue justo él quien dio el pase de gol a David Patiño tras madrugar a los argentinos en un tiro libre. El tercer encuentro, un descolorido empate frente a Bolivia, les aseguró su permanencia en el torneo.

Luego vino el partido de cuartos de final, un domingo 27 de junio. Yo aún era un niño y no comprendía muy bien lo que estaba pasando, pero aquel día pude observar un juego que nunca olvidaré: México derrotó a Perú 4-2 tocando el balón, amagando, disfrutando el juego. El tercer gol se quedó anidado a mi mente para siempre. Benjamín Galindo mandó un pase certero desde el centro del campo a media altura para que Zague, con sus mas de 1.90, se tirara de media tijera batiendo al arquero peruano.

Desde aquel momento la selección mexicana se ganó el respeto de propios y extraños y lo demostró también frente al anfitrión Ecuador en la semifinal, al imponerse con autoridad por 2-0. En ese partido ocurrieron dos jugadas que pasaron a la historia. La primera la realizó Jorge Campos que siendo portero gustaba de jugar con los pies: el "Acapulqueño" pidió el balón a sus defensas teniendo muy cerca a Alex Aguinaga y en una jugada de grande pisó el balón hacia atrás burlando por completo al ecuatoriano. La segunda la realizó el "Nayarita" Ramon Ramírez tras un contragolpe que culminó bombeando el esférico sobre el portero, y así darle el pase a los nuestros a la gran final. Aquella era la primera vez en mi vida que sentía lo que significaba el fútbol, AQUELLO ERA MÁS QUE UN SIMPLE JUEGO, ERA PERTENENCIA, ERA UNIÓN, PASIÓN, ALEGRÍA, JÚBILO.

La final se perdió frente a los ARGENTINOS que contaban en sus filas con un artillero implacable: "Gabriel Batistuta". Recuerdo que en una jugada completamente de barrio aventó a Claudio Suárez y a Ramon Ramírez para quedar solo frente al portero. Yo era apenas  un niño, pero me sentí robado; obviamente había sido una clara falta no marcada. El segundo gol de BATIGOL fue incuestionable: en un arranque de velocidad dejó atrás a nuestros defensas y de nueva cuenta batió a Jorge Campos.

Aquella selección subcampeona regresó a México repleta de héroes. Habían demostrado cómo se jugaba el fútbol en conjunto viniendo desde atrás; habían reservado un lugar en la historia.

Para mí ésta siempre será la mejor selección, porque con ninguna otra he logrado sentir que el fútbol es algo más que un simple juego.

2 comentarios:

Daniel Gamboa dijo...

Tocaste varios aspectos que hoy en dia ya no se ven en una seleccion de futbol de Mexico, PERTENENCIA, UNION, PASION, ALEGRIA Y JUBILO. Exelente tu nota, creo que somos de la misma generacion, yo tambien considero a esa camada como la unica que pudo haber ido un poco mas lejos.

AnDy... RaDuCaN... dijo...

Muchas gracias por tu comentario Daniel, difícilmente volveremos a ver a un equipo nacional desplegar este fútbol