8 abr. 2014

Cuando solo con el nombre basta

Por: Ricardo Gómez

Los cuartos de final de esta edición de la Champions League nos dejaron un grato sabor de boca después de ver enfrentamientos épicos en los que las emociones sobraron y seguramente varios aficionados por ahí quedaron al borde de un paro cardíaco.

Ahora, haciendo un análisis muy leve, sin profundizar tanto, podemos llegar a una conclusión: los grandes, con sólo el nombre tienen. Podrán haber múltiples ejemplos de lo contrario, digo, me pueden refutar el hecho de que hay un Milan pasando tragos amargos, un Olympique de Lyon que después de ser multicampeón ahora está dando vergüenza hasta en la liga, y así podemos mirar muchiíimos ejemplos. Pero el caso es que en los involucrados en esta fase recien concluida de la champions, eso pudimos observar.

Un Real Madrid que fue a Dortmund a cerrar un tramite y salio muerto de miedo del Signal Iduna, quedandose en la orillita de ser eliminado. Sin embargo, muy a pesar del teson, del orgullo y de la garra del conjunto amarillo, jugar contra la casa blanca SIEMPRE va a pesar. No solo influye la falta de contundencia de tus jugadores, ni el hecho de hayan jugado con serias bajas, es, basicamente, el hecho de que el Borussia Dortmund es un grande en crecimiento y todavia no puede llegar a las instancias de ser un mata gigantes listo para enfrentar a quien tenga frente a si.

Un Chelsea que cuenta con el entrenador mas odiado y amado del globo, que con frases y metodos motivacionales muy poco ortodoxos saca adelante los retos que se le presentan y saliendo normalmente triunfador, contra un PSG que ha optado por buscar la grandeza con un jugador que es grande, pero no lo suficiente como para saber hacer equipo y contagiar de esa misma actitud a sus compañeros.

El campeón muniqués contra un gigante venido a menos, dos formas de funcionamiento diametralmente diferentes, dos realidades muy distintas, aquí lo que podemos observar es a un gigante dejando su lugar a un grande que poco a poco sigue escribiendo su nombre con letras de oro en la historia futbolistica del orbe.

Y por ultimo, un grande al que se le había olvidado que podía ser grande, contra un gigante al que vienen asesinando desde hace años, dando por terminado un proceso maravilloso que definitivamente tenia que llegar a su fin en algun momento, y eso ni el mejor jugador del mundo lo puede evitar. El Atletico de Madrid le esta regresando esa emocion tan necesaria a una liga espanola necesitada de un urgente respiro, y lo hace demostrando que no solo a nivel local han sabido hacer bien su trabajo.

Se nos vienen semifinales con gran emocion y tintes epicos, solo esperemos que el espectaculo sea el esperado y que los mas beneficiados seamos nosotros, los que desde la butaca tratamos de hacer el nombre valer.

El campeón sigue adelante

No hay comentarios: