19 jun. 2012

Por una Eurocopa Bolivariana



Ni todas las selecciones de Europa son tan buenas como España o Alemania, ni todas las de Concacaf y Conmebol tan malas como Bolivia y Haití. Quien haya visto algún partido de los equipos más limitados en esta Euro: Irlanda, Polonia y Dinamarca, no me dejará mentir. Lo mismo va para quienes hayan seguido el progreso de Chile o Venezuela en la actual eliminatoria mundialista sudamericana, o bien el altísimo nivel mostrado por el Tri de doce meses a la fecha.

Tenemos, pues, que tanto en el máximo torneo de la UEFA como en el de cualquier confederación hay un montón de selecciones de relleno, que solo sirven como sparring para que los equipos grandes lleguen afilados a los enfrentamientos entre sí.

Solamente que mientras el boleto a la Eurocopa se consigue a través de una eliminatoria tan dura como la del Mundial, el pase a la Copa Oro de Concacaf se obtiene mediante dos torneíllos regionales- Copa UNCAF en Centroamérica y Caribbean Cup en el Caribe, y una invitación permanente para las tres selecciones de Norteamérica.

En cuanto a la Copa América, máximo torneo de Conmebol, éste es el único certamen continental para el que no existen eliminatorias previas. Vamos, hasta en una confederación con tan solo 11 asociados como Oceanía hay un play-off para clasificar a la Oceania Cup of Nations.

Como resultado de lo anterior la Eurocopa se ha mantenido como un club exclusivo que deja pocos lugares a selecciones de tercer nivel como Finlandia, Bélgica, Moldavia, Hungría y cualquier otro país cuyo nombre remita a algún relato de vampiros.

Ahora bien, ¿qué pasaría si Concacaf y Conmebol se unieran para organizar un solo torneo, en vez de dos de medio pelo? 

Imaginemos, por ejemplo, una Copa Panamericana disputada cada 4 años entre 12 selecciones (4 de Concacaf, 6 de Conmebol y 2 producto de un repechaje entre ambas zonas), a la cual sólo se pudiera acceder mediante eliminatorias. 

Tendríamos un torneo continental comparable a la Eurocopa, con la ventaja que la justa americana contaría con la presencia de Brasil, la máxima potencia futbolística, más la participación de todos los cracks que le ponen sabor a las mejores ligas de Europa. Esto a su vez limitaría la participación de islitas paradisíacas cuyos futbolistas se tienen que ganar la vida como gios o bartenders, al tiempo que forzaría a todas las selecciones a presentar su mejor plantel para clasificar y ganar la Copa.

Un torneo así no sólo despertaría gran interés en todo América, desde Canadá hasta la Patagonia, sino también en mercados estratégicos como el sureste asiático, el subcontinente indio y la Unión Europea, lo cual triplicaría los niveles de audiencia actuales de la Copa América, atraería un mayor número de patrocinadores, provocaría una importante derrama económica en el país sede y colocaría a la hipotética Copa Panamericana al mismo nivel de los 4 eventos deportivos más importantes del planeta: Copa del Mundo, Juegos Olímpicos, Mundial de Rugby y Eurocopa.

Hasta entonces seguiremos viendo la Euro como niño hambriento que saborea pasteles a través de una vitrina, y tendremos que conformarnos con partidos de Copa Oro en los que México le mete 12 goles a Belice, y de Copa América en los que los equipos B de Brasil y Argentina pasan por encima de Bolivia y Perú sin ninguna dificultad. 


5 comentarios:

Francisco Moreno Villavicencio dijo...

No es descabellado, de hecho es una gran idea que ha estado en la mesa durante años. Sería buena idea juntar las regiones futbolísticas para un torneo de esta naturaleza y para las eliminatorias mundialistas. Creo que México y Estados Unidos crecerían mucho si se enfrentan en las eliminatorias a los sudamericanos y viceversa. Desafortunadamente, hay demasiados intereses de por medio que lo hacen ver, hoy en día y desde hace mucho tiempo, como una utopía...

Fan dijo...

Es una gran idea, pero ciertamente, un poco utópica, cuando el dinero está de por medio no hay forma de cambiar las cosas. En el futbol como en la política se mueven tantos intereses que resulta imposible desenmarañar las cosas, sin embargo, no hay que perder la esperanza tal vez un día alguien logre cambiar esto, y que el nivel de torneo de América sean tan bueno como la Euro, mientras como dices, editor, a ver como niño pobre la vitrina llena de pasteles, pero que pasteles, Venga Alemania, Campeón de la Euro 2012

Anónimo dijo...

HASTA QUE SE LES QUITO LA HUEVA QF, O QUE ANDABAN DE VACACIONES? CREI QUE NO SABIAN QUE YA HABIA EMPEZADO LA EURO

Anónimo dijo...

"el altísimo nivel mostrado por el Tri de doce meses a la fecha"
El editor ya se vendió a Televisa #yosoy132

Anónimo dijo...

¡QUÉ MAL CONCEPTO DE LO NUESTRO TIENE EL ARTUCULISTA! PARECE DE CUALQUIER LADO, MENOS DE ESTA TIERRA AMERICANA. AQUÍ, POR PEQUEÑO O GRANDE QUE SEA EL PAÍS, TAMBIÉN CUENTA. Y TIENE DIGNIDAD, LA CUAL LE FALTA A MUCHO DEAMBULANTE PSEUDOPERIODISTA DEPORTIVO, QUE AÑORE LEJANAS TIERRAS, EN DETRIMENTO DE LAS PROPIAS. UNA DE LAS PEORES BAJEZAS DEL HOMBRE ES MENOSCAVAR AL OTRO, SOBREPONIENDO PROTOTIPOS POR EL DINERO O POSICIÓN ECONÓMICA QUE POSEA. EL DEPORTE ES ESO, ENTRETENIMIENTO SIN IMPORTAR CUÁNTO GANES EN MONEDA, O SI GANAS LA JUSTA O LA PIERDAS. AMÉRICA VIVE Y ES DIGNA COMO CUALQUIER OTRO CONTINENTE DEL MUNDO.