18 abr. 2011

CÓMO DESPEDAZAR UN EQUIPO

¿Qué va a pasar con el Necaxa? Nada. Quizá lo compren unos inversionistas de Zacatecas o Oaxaca y se lo lleven a jugar allá. O tal vez lo dejen donde está, en Aguascalientes, para que una vez más salga campeón de la Primera A e ilusione a los 200 aficionados que tiene en esas tierras. 

Lo cierto es que todo aquello que el Necaxa de los 90 construyó se ha ido a la basura. La afición, por ejemplo. Recordemos que hace 15 años el entonces presidente de los Rayos, Enrique Borja, implementó una serie de medidas cuyo objetivo era la de convertir al Necaxa en el equipo más popular entre los niños. Lo logró a base de títulos, una plantilla de lo mejor que había en el país y entradas gratis al Azteca a todos los menores de 10 años que vistieran una camisa rojiblanca. 

Poco a poco Necaxa fue ganando terreno en los patios de las Primarias hasta llegar a rivalizar en cantidad de mini-aficionados con los equipos más populares de México.  Muchos papás no daban crédito que sus hijos fueran necaxistas y trataban de hacer todo con tal de que cambiaran de camiseta. Claro que para un niño no hay nada más convincente que un equipo ganador. Y en aquel entonces no había uno que le ganara a Necaxa...

Desafortunadamente los niños no van solos al estadio por lo cual la directiva de los Rayos, ya sin el buen tino de Borja, decidió mudar al equipo a una ciudad donde, según ellos, seguiría cosechando títulos y le sobrarían aficionados. "Hidrorayos" pasaron a llamarse. Es decir: rayos de agua, lo cual resulta tan inofensivo como una pistolita de salva. 

Desde su mudanza a Aguascalientes Necaxa solamente calificó 4 veces a a la liguilla y ha bajado dos veces a la Primera A. Suficiente como para que muchos de aquellos niños que se sabían de memoria la alineación de los Rayos (Navarro, Herrera, Vilches, Ambriz, Esquivel, Aguinaga, Aspe, Peláez, Bassay...) hayan buscado otro equipo en su edad adulta y hoy te digan como entre sueños: Sí. Creo que yo alguna vez le fui al Necaxa.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Los verdaderos rayos vamos a estar ahí siempre

Anónimo dijo...

Es una vergüenza lo que pasa con el Necaxa. Televisa ha sido un cáncer para este pobre equipo y ojalá que ahora sí lo vendan y nunca más lo vuelvan a tocar.

Anónimo dijo...

El Necaxa es como una cerveza michelada: amargo y salado al mismo tiempo. Me cae que no tiene remedio, a menos de que precisamente, sea comprado por una cervecera y se quede en el DF

nereus34 dijo...

Recuerdo que cuando tenía 8 años, mi papá me regaló una camiseta del Necaxa....

Anónimo dijo...

El Rayo esta siempre en mi corazon Esten en la division que esten