26 nov. 2010

REAL BLAUGRANA


Conozco muchas personas que odian al Real Madrid. 

Yo soy una de ellas, sólo que a diferencia de muchos no lo odio por sus jugadores-modelitos ni el entrenador portugués que se hace llamar a sí mismo The Chosen One; tampoco por su vitrina rebosante de trofeos, o su chequera con la que se podría pagar la deuda de cualquier país africano. 

Nada de eso. Si odio al Real Madrid no es por el equipo en sí, que dicho sea de paso es un deleite ver jugar, sino por los aficionados merengues que hay en México. 

No todos son unos plomos, qué va. Es más, la mayoría es gente muy agradable. El resto es el que cae como patada en los testículos. Principalmente aquellos que ven en la afición al Real Madrid una forma más de decirle al mundo, a su pequeño mundo, “soy español aunque me haya tocado nacer en este país de nacos”. También están los villamelones que creen que el Real Madrid fue fundado el día en que Hugo metió su gol de chilena contra Logroñés, y las familias bien que confunden la afición por el Real Madrid con un requisito para salir retratados en la revista Hola.

Son detestables, pero eso no me hace desear que Real Madrid pierda el derby del próximo Lunes. Sucede que su némesis el Barcelona, a pesar del aura de equipo ejemplar que tiene, me resulta tan odioso como los merengues. 

Yo no me creo el cuento ese de que Real es una corporación multinacional donde lo más importante es ganar como sea mientras que el Barça es un club idealista donde la victoria es una consecuencia de jugar bien; o que el Madrid atrae talento gracias a su cartera y Barcelona lo hace con la pureza de su camiseta. Por favor. Los culés tendrán un entrenador  más educado que su contraparte merengue, pero el club es tan millonario como el Real Madrid, tan comercializado como el Real Madrid y con una afición tan pedante como la de los merengues. Al menos aquí en México, pues en muchas ocasiones los barcelonistas no son más que catalanes inventados o peor aún, catalanes wannabe que pasaron unos cuantos meses en la Ciudad Condal y diez años después siguen usando términos como “molt bé” “adéu” y "bona nit".

Esto no quiere decir que no tenga ningún interés por ver el derby. 

Todo lo contrario. Va a ser un partido épico. Y si el resultado es un 3-3 que no sea motivo de celebración para ninguna de las dos aficiones, habrá sido el partido perfecto. 

4 comentarios:

Eleazar Bonilla dijo...

Solo difiero con ud en el aspecto de filosofía. Barcelona si ha construido, cimentado y ejercido una filosofía a través de los últimos 20 años. Si hay una idea de cómo jugar al fútbol que se inculca en la cantera, hay bases sobre circulación del balón que se les enseñan a los chavos allá. Para el Barcelona un toque para atrás es una vía mas, además hay gente que está detrás de la idea futbolistica del Barcelona que desde sus tribunas opinan y velan por ella. EL Madrid es un club que duplica casi el presupuesto de Barcelona.

Ex Fan dijo...

Concuerdo contigo, además, agrego un punto, la mayoria de los fanáticos del Real Madrid en México, son Americanistas y se la pasan comparando a los dos clubes, como si de verdad fueran iguales!!
Yo en cambio le voy al Barca, no soy catalana, ni siquiera chilanga,ni pretendo serlo, pero... Som la gent blaugrana!!!

pepe corvina dijo...

JEJE, HAY BASTANTE DE VERDAD EN LO QUE PLANTEAS, MARCO. Y ES INTERESANTE TU ÓPTICA, COMO SIEMPRE. ESO SÍ: ESOS "AFICIONADOS" DE AMBOS EQUIPOS A LOS QUE TE REFIERES NO SON SÓLO DE ESTA ÉPOCA NI SE LIMITAN A ESTOS DOS CLUBES. NO SÉ SI RECUERDEN QUE CUANDO HUGO JUGABA EN EL MADRID, HABÍA DOS TENDENCIAS: UNA ERA MUY SEMEJANTE A LA DESCRITA EN EL POST, ES DECIR, EL 9 GOLEADOR ERA QUIEN ATRAÍA LA ATENCIÓN DE CIERTO SECTOR DE LA VILLAMELONIZA, PERO ÉSTA JUSTIFICABA EL HECHO ADUCIENDO QUE SEGUÍA AL CUADRO MERENGUE "DE TODA LA VIDA" Y PORQUE A PESAR DE SER MEXICANOS POR NACIMIENTO, "ERAN HISPANOS DE PURA CEPA" (AUNQUE NO SUPIERAN DISTINGUIR EN UN MAPA, NI ENTONCES NI AHORA, A GALICIA DE MURCIA, NI SEPAN QUIÉNES FUERON GIL ROBLES O MANUEL AZAÑA, POR EJEMPLO)...
LA OTRA TENDENCIA ERA MÁS BIEN CHOVINISTA, E INSINUABA QUE LOS MEXICANOS LE HABÍAMOS HECHO UN FAVOR NO SÓLO AL MADRID Y AL FUTBOL ESPAÑOL, SINO A TODA ESPAÑA, AL DOTARLOS DE SEMEJANTE ARIETE, TODO UN ALARDE DE CONTUNDENCIA Y PRECISIÓN.
ALGO SIMILAR OCURRIÓ CON EL FUTBOL ITALIANO APROXIMADAMENTE ENTRE LOS AÑOS '86-'93: NO HABÍA NINGÚN OTRO FUTBOL QUE MERECIERA LA ATENCIÓN DE CIERTO SECTOR DE LA AFICIÓN FUTBOLERA QUE EL ITALIANO (Y ESOS EN PARTICULAR SE DECLARABAN SEGUIDORES DEL MILAN DE LOS HOLANDESES, QUE LO GANÓ TODO). Y ESO QUE EN AQUEL ENTONCES TODAVÍA NO SE MASIFICABA EL FENÓMENO DE LAS CAMISETAS (ORIGINALES O PIRATAS) PUES NO SE VENDÍAN EN NINGÚN LADO. A PARTIR DE QUE SE VENDEN, ESOS ENGREÍDOS SON AÚN MÁS INSUFRIBLES, PUES DECLARAN SU FILIACIÓN A LOS CUATRO VIENTOS. Y LO QUE ES PEOR: CONVIERTEN LA CAMISETA (FINALMENTE EL UNIFORME DE BATALLA DE UN CLUB) EN UNA PRENDA DE VESTIR, LA CUAL PRETENDEN QUE LOS DISTINGA SOCIALMENTE DE AQUELLOS QUE PORTAN CAMISETAS DE CLUBES MEXICANOS.
YA DE LOS QUE LE VAN AL BARCELONA MEJOR NI HABLAR... AUNQUE BUENO, VALGA DECIR QUE LOS CLUBES NO TIENEN LA CULPA DE LA SARTA DE ESTUPIDECES -Y TODAS LAS RAMIFICACIONES QUE MUESTRAN- DESPLEGADAS POR AFICIONADOS A LOS QUE ENCIMA, TAL ADJETIVO LES QUEDA GRANDE...

Edgar dijo...

Seguro también hay catalanes que jamás han ido al Mini Estadi, y que no pueden nombrar a un jugador del Baby Barça que no sea Thiago Alcántara; así como también debe haber madridistas que no saben cómo llegar a Valdebebas o que saben quién es Hugo Sánchez, pero no quién es Fernando Redondo. Ya sea en México o España, hasta la basura se separa.