24 nov. 2010

RÉQUIEM AZUL (PENAL DESPEDAZADO)

Por: Gabriel Rodríguez Liceaga
1. Cuando Paquito Palencia sale de cambio en el juego de vuelta entre pumas y el equipo que –aunque él no quiera- lo gestó, todo el graderío del azul decidió despedirlo en calidad de homosexual. “Puto” le gritaron todos. Él, inmutable, avanzó lento entre la lluvia de meados o tal vez cerveza y cuando paso enfrente de la banca de su actual equipo se aproximó a Juan Carlos Cacho para chocar los puños a manera de saludo y apoyo. 

Cacho también se educó futbolísticamente en Cruz Azul. Por eso dicho saludo fue sumamente relevante. Cacho, antes de estar cachetón y ganar mal, fue dupla del Chelito Delgado, si mal no recuerdo. Trato de recordar impecables tardes de Juan Carlos Cacho en el Azul pero ni una me viene a la mente. En cambio: lo recuerdo metiéndole dos goles al Club América en una final que Pachuca ganó gloriosamente. 

El sábado salió Palencia entre ofensas y poco después entró a jugar Cacho. A él nadie lo molestó básicamente porque no tiene el cabello largo ni es roquero. Se confunde entre el resto de pumitas… ahí medio correlones. Justo cuando crees que la gente tiene memoria resulta que no. Durante la liga, el papel de Cacho en UNAM fue desesperante. Todos lo vimos fallar goles por racimos. O comer banca. Pero, diez minutos antes del pitido final el sábado, él metió el penal que eliminó al Cruz Azul más ganador de los últimos tiempos. ¿Ganador de qué? Vaya, no lo sé.

Kikín Fonseca, Gonzalo Pineda, Jaime Lozano, Capitán Beltrán, Israel López… expumas que se vistieron de celestes sin que ello representara logro alguno. Despojos pumas, de hecho. Ya sin juguito que libar.

En cambio, Azul suelta jugadores rencorosos. Rencorosos de tanta frustración. Jugar en Cruz Azul se está volviendo una piedra en el zapato. Una deuda pendiente. 

Miguel Sabah le metió un gol al azul con el pie jodido ¡y cómo lo celebró!. Lugo lo intentó como loco. Edgar Andrade, con Jaguares, también nos vacunó.

No salir campeón definitivamente no es para tanto. Un solo equipo lo es y los otros 17 se joden. No hay pecado alguno en no conseguir la gloria. El problema de Cruz Azul es que está repartiendo jugadores ansiosos por cobrársela posteriormente, taxistas frustrados porque ya no pueden colgar su banderita sin ser blanco de las burlas de sus pasajeros. Meseros celestes que tuvieron que garrotear todas las mesas debido a la apuesta perdida. 

Mi madre me preguntó si había yo chillado por la eliminación. Me dijo que en la tele salieron muchos chillones. Le dije que no pero era mentira. Sí chillé. Abandonado y harto. 13 años es un montón. Pero al menos mi amor por azul está intacto. ¿Pero y el de Alejandro Vela? ¿El de Alejandro Castro? ¿El de Villaluz? ¿El de Rogelio Chávez? 

Yo lo vi…Palencia en la banca y tomando Gatorade tarareaba “soy puma, desde que estaba en la cuna…”

Esa, es la gran derrota celeste de los últimos torneos.
:-(

8 comentarios:

Chepe. dijo...

la culpa es de los directivos, los directivos son los peores cruzazulinos ..

Anónimo dijo...

No mire mucho futbol en esta temporada, segun las estadisticas el equipo del cruz azul estaba haciendo una actuacion asi que lo obvio era que terminara bien su temporada, Neb es de estadistica saber que los equipo que les va bien en toda la temporada no tienen la obligacion de ganar la liguilla, pensando que se define en dos partidos.

El Pumas gano con un muy buen gol de Bravo y una mano de tu equipo.

El post te quedo bien!

Arriba los pumas!

Cempazúchitl dijo...

Los posts de NEB son lo peor de este blog detrás de las colaboraciones invitadas (de las cuales, por cierto, cada vez hay menos afortunadamente)

Lic. Mario Alamilla dijo...

Al autor de este artículo-

Cuando se es joven es normal sentir un dolor jodido por la derrota de su equipo. Pero no pierda la fe.... mire yo tengo más años de los que se imagina y apenas he visto a mi Atlante campeonar un par de veces

Le aseguro que antes de que usted llegue a mi edad habrá celebrado muchos más títulos de su Cruz Azul

Saludos desde Tijuana

Anónimo dijo...

Por favor haganle llegar este texto a Faitelson para que vea lo pobre de sus reportajes.

gorubu dijo...

Parece obligada -una vez más- una revisión al sistema de competencia. Esto lo digo a propósito de los posts "campeón cualquiera" y esta última columna de Neb. Cierto es que la liguilla es un torneo aparte y en él poco cuenta lo que se haya hecho en la fase regular (salvo que los puntos obtenidos dan precisamente el pase a esta instancia final, además de la ventaja que puede llegar a suponer jugar los partidos de vuelta como local). Pero hay dos cuestiones:
1) La forma en que se cuelan a la "fiesta grande" ciertos equipos, gracias al sistema de grupos, y
2) Jugándose torneo corto, hay dos liguillas al año, lo cual parece demasiado. Hay dos campeones anuales siempre cuestionados, ya que muy rara vez se queda con el título el líder general de la fase regular.
Lo anterior viene a colación porque tal vez estemos siendo injustos una vez más con un equipo que más bien merece respeto por haber sido el súper líder. Entonces les pregunto: En el caso de este torneo, ¿Cruz Azul es víctima del formato de competencia que rige al torneo, o es uno de tantos equipos que no ha sabido acoplarse a dicho sistema para obtener provecho de él?

Elom dijo...

Buena colaboración ya estando bien digerida la derrota, hay nos vemos el próximo torneo.

Anónimo dijo...

Gozala gata