24 feb. 2010

SALVEMOS A UZBEQUIA

El 20 de febrero del año en curso la Federación Internacional de Futbol emitió la resolución no. 22-234 mediante la cual rechazan la solicitud de la Federación Uzbequia de Futbol para ser incluída en cualquier  torneo de carácter internacional.

De nada importó que el futbol sea deporte nacional y obligatorio para el pueblo Uzbequio; ni que en 1937 uno de nuestros campos más sagrados, el Ukgaart Stadion de Klipje, haya sido el lugar donde el legendario árbitro albanés Ismaíl Garian pitó su partido 1000.

La FIFA ignoró todo ello y nos castigó con una sanción más dolorosa que el bloqueo comercial que desde hace décadas nos impusieron los países balcánicos.

¿Y todo por qué? No es por ser una nación Cristiana Nestoriana con menos de 5 millones de habitantes. Tampoco por ser un país cuyas disputas fronterizas con Turquía, Moldavia y Ucrania nos han puesto en Asia Central un año y Europa del Este al siguiente lo cual ha provocado controversias entre la UEFA y la Asian Football Confederation.

No señor. La razón por la cual la FIFA nos ha arrancado el alma es porque no aprueba nuestra liga nacional de futbol, la Primgra-Vunk, que en vez de tener equipos profesionales supervisados por árbitros semiprofesionales funciona al revés. Permítame explicarle. En Uzbequia los aficionados se reúnen no para ver el desempeño de los equipos sino el de los árbitros. De esta forma son los colegiados los que arrastran multitudes a los estadios, no los equipos. Hay 20 árbitros, cada uno con 2 abanderados, que cada fin de semana sancionan un partido. Aquel que no cometa un solo error recibe 3 puntos, el que se equivoca levemente recibe 2, quien tiene una actuación regular 1 y el que hace un papel desastroso ninguno. Los equipos no reciben ningún tipo de puntuación pues entre ellos no hay competencia. Cuando alguno interfiere en el desempeño del árbitro la comisión de Directores Técnicos puede sancionarlo con un juego de suspensión y sustituirlo con algún cuadro menor de la provincia.

Así pues en Uzbequia amamos el arbitraje y no estamos dispuestos a cambiar el sistema de competencia de nuestra liga. Si lo hiciéramos estaríamos atentando contra la memoria de grandes árbitros como Shpend Sekjard (campeón en 1975-76-77, 1981-81-82-83-84, 1991), Vogli Rot (campeón de copa en 1032-33-34-35-36, de liga en 1947-48-49) y el más grande de todos los tiempos: Rómdal Guraziu (campeón de 1950 a 1969). Además perderíamos a todos nuestros patrocinadores y la gente dejaría de asistir a los estadios.

Pero también queremos tener el derecho a esperanzarnos, como cualquier otra nación en el mundo, a que algún día asistiremos al Mundial. Por ello en la solicitud enviada a la FIFA estipulamos que nuestra selección nacional disputaría los puntos tal como lo hace cualquier otro equipo, aunque estaría integrada solamente por árbitros. La respuesta usted ya la puede imaginar. Sin embargo, si logramos juntar al menos 100 respuestas de lectores solicitando la inclusión de Uzbequia en la FIFA, puede ser que Blatter y sus jerarcas cambien de opinión. Ayúdenos con la suya.

A nombre de todo el pueblo Uzbequio, gracias.

Ívdala Mbranganum
Embajador de la República de Uzbequia para México, Centroamérica y el Caribe.


Plaza 28 de Junio de Klipje, capital de Uzbequia

Rómdal Guraziu, el más grande árbitro de Uzbequia, tras ser ordenado Caballero de la Estepa.


Familia Uzbequia celebrando la Navidad de acuerdo a la tradición Nestoriana.


N'Dam Gabol, Presidente de la Federación Uzbeca de Futbol, poeta y cronista de la provincia de Damhkalvia.

Fotos proporcionadas por el Ministerio de Promoción Cultural en el Extranjero de Uzbequia.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Venga, yo los apoyo. Uzbequia al Mundial de 2014 aunque sea con tres árbitros

REC dijo...

Y qué tal estan las viejas alla? si son tan guapas como las rusas me cae que no solo aporto mi voto a favor sino hasta una lana para que vayan al Mundial.

San Escrin dijo...

jajajaja
una duda...
de donde sacan esas mamadas?

samuel dijo...

Aguante Uzbequia!!!

Eso sí es justicia, evaluar a los árbitros. Y si mandamos a los nuestros a entrenar allá?

Lago dijo...

Desde León Guanajuato va un voto a los Uzbequenses.