11 feb. 2010

LA NOTICIA QUE TODOS QUEREMOS LEER

Dentro de 4 meses México jugará la inauguración del Mundial contra el anfitrión, Sudáfrica. 
Al día siguiente esta es la nota que todos quisiéramos leer.
___________________
Johanesburgo, 11 de Junio 2010
X. Enviado especial.



Después del partido de hoy quedan dos preguntas en el aire:

1-    ¿Ahora que la Selección venció a Sudáfrica cuál será el nuevo grito de guerra del equipo mexicano?

Ya no puede ser el “Sí se puede”. Definitivamente no. Sobretodo cuando la Selección destrozó los pronósticos y de paso el tabú que durante 18 Mundiales había impedido que el país anfitrión perdiera en su primer partido. Sudáfrica 1- México 4. Categórico, contundente y con un futbol que pudo haber arrojado un marcador más abultado.

Pero empecemos por el principio. Por el momento en que la tarea no se veía nada fácil. Mucho menos después del mal funcionamiento de la selección en los partidos de preparación. Hace apenas dos semanas, cuando los ingleses golearon al Tri 4-0 en Wembley, cualquiera habría firmado un empate con los sudafricanos. La Selección jugaba tan mal que el equipo de Aguirre nos hizo recordar al de Ericksson. Y eso no es cualquier cosa. 

Quizá por ello los 10 mil mexicanos que colmaron la portería norte del Soccer City en Johanesburgo no pesaron al comienzo del partido. De no haber sido por las camisas verdes podrían haberse confundido con los miles de españoles, brasileños, norteamericanos e ingleses que cinco horas antes del silbatazo llegaron al estadio. La mitad de ellos venía con la intención de apoyar a México, pero después de que Mandela dio la patada inicial enfundado en una camisa de Sudáfrica todos se volcaron a favor de los “Bafana-Bafana”.  Sucedió con la gente dentro del estadio y así debe haber pasado con el resto del planeta. Nunca antes tantos millones de personas habían sintonizado un partido de México. Y nunca antes tantos millones habían deseado vernos perder. Lástima por ellos, pues el “Vasco” y la Selección se encargaron de escribir un guión completamente diferente.

Guión que arrancó con el mismo reparto de los catastróficos partidos de preparación, salvo por una pequeña sorpresa: Aguirre sentó a Magallón y mandó al campo al “Maza”. De ahí en fuera la alineación presentó a Ochoa en la puerta, Salcido-Maza-Márquez-Moreno en la defensa, Juárez-Torrado-Castro formando un segundo escudo, Blanco como enlace y en las puntas Franco-Dos Santos. El equipo sudafricano arrancó con su mejor once y un 4-4-2 clásico que ya de entrada revelaba un poco de respeto hacia México. Sin embargo salieron más sueltos que los nuestros y con mucha más velocidad. No en balde cuando apenas iban 5 minutos de juego la primer llegada de peligro la tuvieron los del continente Africano. Dos minutos después vino la falta de Maza sobre Sibaya y el tiro libre que Steven Peinaar convirtió en gol. La pantalla gigante del Soccer City, misma que tuvo fallas durante la ceremonia inaugural, por fin funcionó y dejó ver dos datos de pesadilla- minuto 8; Sudáfrica 1-México 0. 

Lo normal, lo de esperarse, es que al Tri le hubiera costado un mundo levantarse. Pero como lo lógico y lo normal no tuvieron cabida en este partido, un par de minutos después de estar abajo en el marcador Dos Santos firmó el empate con un golazo de bolea dedicado a De Nigris. Y ahí empezó la fiesta. Porque mientras los "Bafana-Bafana" buscaban la fuerza que los pusiera de pie México se agrandaba en cada pase y cada jugada. Cuauhtémoc se cansó de hacer túneles sobre Mphela mientras Franco, siempre certero, mandó un par de cabezasos al palo. Atrás la defensa comandada por Márquez jugó muy segura y Ochoa, tras dos intervenciones magistrales en el primer tiempo, pudo haber observado el resto del partido desde la grada.

Porque en la segunda mitad la selección salió convencida de que el empate en estas circunstancias sería igual a una derrota. Así fue como al 60' Juárez aprovechó el desconcierto de una zaga sudafricana que se quedó reclamando fuera de lugar y anotó el 2-1 en un mano a mano con el guardamenta. Quince minutos después Dos Santos convirtió el tercer gol con un remate de cabeza a pase de Cuauhtémoc; y al 88 Carlos Vela, que 10 minutos antes había ingresado por Castro, puso la cuarta cereza con un gol de crack, de maestro, de jugador grande.

Al 91 falló el penal que nos hubiera dado el 5-1 pero qué importa. La selección ganó, gustó, salió del campo aplaudida por el público y nos da permiso para soñar en cosas tan grandes que uno no puede dejar de hacerse la segunda pregunta:

2- ¿Dónde vamos a ver el famoso quinto partido?
Ficha
Sudáfrica 1 (Peinaar 8') México 4 (Dos Santos 10'88', Juárez 75', Vela 88')

Sudáfrica:                                            México:                                               
Fernandez                                            Ochoa
Baloyi                                                  Salcido
Mphela                                                Rodríguez
Van Heerden                                       Márquez
Moledle                                               Moreno (Osorio +46)
Fanteni                                                Castro
Moon (Modise +75)                            Juárez
Peinaar                                                Torrado
Sibaya                                                 Blanco (Sabah +88)
Khumalo (Davids +46)                       Dos Santos
Woods                                                 Franco  (Vela + 70)

4 comentarios:

FI dijo...

Ojalá tengas voz de profeta.

Francisco Vázquez dijo...

ان شاء الله

Luisz dijo...

Jojojo, hasta me emocioné !!!

Anónimo dijo...

jeje...pinche futbol mexicano es super mediocre..pero peor aún es (y no deja de sorprenderme irónicamente)que, a pesar de todo, cada 4 años, una gran parte de los Mexicas, realmente creen que podemos llegar a ser campeones.
NO MANCHES!!! ILUSOS! A chambear cabrones! Ahí si...somos primeritos para ver los partidos a media noche o a media mañana o a media tarde, no importa la hora, la chamba después.....pero para estudiar, ingresar a un diplomado, entrar a una maestría, o simplemente leer un libro? No puedo! Tengo mucho trabajo!!! tsss