21 oct. 2009

DESEOS DE AÑO NUEVO

Si las profesías mayas son ciertas al Mundo le quedan algo así como dos años de vida. Dos años que equivalen a cuatro de nuestros torneíllos cortos, dos Champions League y un Mundial.

Es cierto que es poco tiempo, pero en los siguientes doce meses se pueden lograr muchas cosas. Por ejemplo:

Que durante los partidos del Mundial no falten los jefes que te dejan llegar tarde a la oficina. Que el Cruz Azul o el Atlas por fin ganen un campeonato. Que Real Madrid no gane la liga. Que el América siga valiéndole pito a Azcárraga. Que el Necaxa no regrese a la primera. Que León o Veracruz ya salgan del subsuelo. Que dejemos de escuchar las opiniones de Jorge Vergara. Que el siguiente torneo tenga más partidos como la final en el Tec.  Que los programas desde Sudáfrica sean de futbol y no de comedia. Que el “Compayito”, el “Tachadito” y el “Perro” Bermúdez sean abducidos por un Ovni. Que Martinoli se mire en un espejo. Que Ochoa sea fichado en Europa. Que Giovanni despegue. Que México vuelva a enfrentar a Argentina en los octavos. Que España llegue a la final. Que Francia no pase la primera ronda. Que cada vez tengamos más jugadores como Suazo. Que cada vez tengamos menos como Kiquín Fonseca. Que las tribunas locales dejen de imitar a las barras argentinas. Que el Chelís llegue a una final con el Puebla. Que Hugo no hable. Lavolpe tampoco. Y que el Tri juegue en la vida real tan bien como en el FIFA 2010.

Señores entrenadores, dueños de equipo y futbolistas, a ponerse las pilas.

Tic, tac, tic, tac, tic, tac...

No hay comentarios: