13 nov. 2009

POLÍTICAMENTE FUTBOLEROS



Tenía quebrada la voz. Aún así uno de los hombres que perdieron un hijo en la guardería de Hermosillo tuvo la fuerza para tomar el micrófono de un programa de radio y decir, palabras más palabras menos: “…cuando vino a inaugurar el nuevo aeropuerto de Hermosillo me acerqué al señor Presidente de la República, Felipe Calderón, para darle una carta que escribimos muchos de los padres que perdimos a nuestros hijos, ya que han pasado cuatro meses de la tragedia y no nos han hecho justicia. Pero cuando estaba cerca de él varios elementos del Estado Mayor me dijeron que el Presidente se tenía que ir. Vaya, ni siquiera le podían entregar la carta. Y no se vale. No se vale que sí tenga tiempo para recibir a futbolistas en los Pinos y que no pueda dedicarle ni un minuto a algo mucho mayor.”


Tiene toda la razón. La tragedia de Sonora es infinitamente más importante que cualquier cosa que tenga que ver con futbol. Desgraciadamente en muchos países el futbol da más votos que la justicia expedita, y aparecer en una foto junto a al equipo triunfador más simpatías que la discreción de un trabajo efectivo desde la oficina. Por eso a nadie debería extrañar que en la apretada agenda de Calderón haya espacio para recibir a Joseph Blatter o para inaugurar no una biblioteca, presa o escuela pública, sino un centro de alto rendimiento del Club Pachuca y el nuevo estadio de Santos Laguna. Si México gana un partido en el Mundial habrá tiempo para una llamada de felicitación. Y si el Tri hace un buen papel, para recibirlos un par de horas en los jardines de Los Pinos.

¿Qué tanto le gusta el futbol al señor Calderón? En su investidura pública demasiado. En su vida privada quién sabe. Dicen que le va al Morelia y tal vez hubo una época en la que frecuentó el Estadio Morelos. Lo cierto es que al igual que muchos políticos nunca perderá la oportunidad de posar con un balón en la mano o junto al equipo que todo el país aclama.

Lo hicieron dictadores como Mussolinni en el Mundial de 1934, Hitler en el 38 y Videla en el Mundial de Argentina; presidentes elegidos democráticamente como Chirac en el 98 y Berlusconi en el 2006. Helmut Khol aprovechó el campeonato de Alemania en Italia 90 para hablar de la reunificación germana y Nelson Mandela la Copa Africana del 96 para mostrarle al mundo la muerte del Appartheid. Cuando la verdeamarelha ganó el Mundial de 1970, la Junta Militar que gobernaba Brasil sentenció que esa Copa les daría al menos 5 años más en el poder. En México Salinas encontró en los triunfos de la selección de Mejía Barón la cortina de humo perfecta para cubrir la podredumbre de su gobierno, y Fox (sin nada de inteligencia, cabe mencionar) intentó hacer lo mismo con los de la selección dirigida por Lavolpe.

El futbol es lo más importante de lo menos importate y como tal siempre será un reflector que el poder no dejará de usar. Pero en los parques donde las porterías son suéteres y arbustos; en las canchas de futbol rápido; en los campos cubiertos de polvo; en los patios de las escuelas; en las ligas amateur donde nadie gana un peso y se paga por jugar, el futbol permanecerá siempre inmune.

Bien lo dijo Maradona en uno de sus episodios de mayor lucidez: "La pelota no se mancha".

6 comentarios:

Jose de la Cruz (Serjikl) dijo...

No por nada recibio tremende abucheo en la inauguración de TSM

San Escrin dijo...

Estupendo Post.
Felipe Calderón es un nombre que formará parte de la historia de mi vida como el último politico en el que confié.
No cabe duda, a este país lo mantiene de pie una parte de su pueblo que tiene muchas ganas de salir adelante.

Un Abstencionista dijo...

Los políticos, no conformes con ensuciar con su mierda todo lo que tocan, manchan de cagada el futbol. Es un asco verlos paveoneándose con los equipos y con los futbolistas, como si gracias a su forma de dirigir el país el balón rodara mejor en la cancha. Habría que darles una patada en los huevos, cualquiera que sea el partido, para que se salgan de la cancha.

Jonhdelamora dijo...

Exelente post.

Solo espero que para futuras elecciones esto quede como antecedente y pensemos dos veces antes de votar y no dejar que exista una influencia mediatica o que nuestra tendencia sea basada en una moda como sucedió en las pasadas elecciones...

Al fin y al cavo que podíamos esperar de alguien que violo la democracia ejerciendo su imposición...

RECUERDEN QUE EL PUEBLO QUE NO APRENDE DE SU HISTORIA, ESTA CONDENADA A REPETIRLA...

Batador Emergente dijo...

Estaríamos mejor con López Obrador. Recordemos que al Peje lo que le gusta es el bésibol.

Gran blog

Mayela dijo...

Lo sabemos todos y no podemos hacernos mensos, el futbol es el pretexto perfecto para distraernos de cosas mas importantes porque no es lo mismo ver un partido y preocuparte por si gana o pierde tu equipo que prender la tv y enterarte de que el congreso sigue haciendo de "las suyas". No puedes hacer nada y peor aun no disfrutas el pleito entre partidos pero caray que bien sabe una chela en el estadio !! Editor, por eso no dejes de escribir nunca, aunque se caiga el cielo, este blog es excelente! Felicidades!!