11 nov. 2009

3 SANTOS EN EL CORONA.


Hay tres equipos llamados Santos en el continente americano. El primero y el más viejo es el mítico cuadro de Pelé, que según cuenta la leyenda fue capaz de detener una guerra en un país del África negra. El segundo, poco exitoso a pesar de su récord actual 8-0, es el equipo de futbol americano afincado en Nueva Orleáns. Y el tercero es el que gracias a su nuevo estadio debe estar matando de envidia a los dos primeros. Hablemos un poco de éste último.

Al principio de su historia Santos Laguna parecía  estar llamado a ocupar permanentemente la zona del descenso. Su nómina era la más baja de la primera división, su sistema de juego consistía en agrupar 8 defensas dentro del área y su flamante delantero, aunque usted no me lo crea, era nada menos que el “Piojo” Herrera. Se quedaron dos o tres veces al borde de la segunda división y si no pisaron ese infierno se debió a que su pequeño estadio  pesaba tanto como un pletórico Azteca. Lo anterior más la presencia de jugadores como Apud, Adomaitis, Pedro Muñoz, Daniel Guzmán, Gabriel Caballero, Ludueña, Oswaldo Sánchez, Ramón Ramírez, Borgetti y el respaldo de Grupo Modelo llevaron a La Comarca a 16 liguillas, cinco finales y 3 campeonatos.

Hay estadios Extra Large donde juegan equipos talla Small. El Atlante, por ejemplo, ni con el mejor sastre pudo llenar al Coloso de Santa Úrsula. La antítesis de este caso es el antiguo estadio santista, demasiado chico para un club que desde hace años ha sido un cuadro grande. Su nueva sede, también llamado Corona, es una tweed a la medida. Tiene hotel con vista a la cancha, asientos numerados para 30 mil espectadores, palcos de lujo y vestidores que no le piden nada a los del Estadio Hidalgo.

En la ciudad de Santos, Brasil, el estadio del equipo local semeja al de muchos equipos de la Primera A mexicana. En Nueva Orleáns el Superdomo parece un elefante blanco de los años setenta. Hoy por la noche cuando las dos instituciones santistas visiten a su homónimo de Torreón (los brasileños con una pelota, los de Louisiana con sus porristas) se van a llevar una imagen que los hará sentir pequeños. Y no tanto por el nuevo Estadio Corona, mismo que con un buen patrocinador se puede igualar. No, lo que los mandará a su casa con el corazón partido es algo que no compra ni la riquísima historia del equipo de "O Rey" ni todos los dólares de la NFL: la siempre fiel afición santista.



7 comentarios:

Anónimo dijo...

para equipos chicos el Cruz Azul, Atlante, las chivas. viven del recuerdo, nosotros en cambio llevamos muchos años de estar peleando por los campeonatos. ya mereciamos un estadio asi.

Jose de la Cruz (Serjikl) dijo...

Ole santos! gracias a dios nos han dado a la aficion (aunque no todos tengamos la oportunidad de vivir en Torreon) un estadio mas que merecido para el tamaño del equipo. Dentro de 5 años nos va a quedar chico!

Saludos

Gerardo Dávila dijo...

No es exagerado decir que desde hoy Santos tiene uno de los estadios más bonitos y funcionales no sólo de México, sino de todo Latinamérica. Tuve la oportunidad de conocer el Estadio y quedé gratamente impresionado. Como aficionado a Santos no puedo menos que sentirme bien orgulloso.

nursextreme dijo...

Santos Laguna que se puede decir de un buen equipo anteriormente era americanista pero el dejar mi estado Coahuila e irme a trabajar a NuevoLeon en Monterrey durante un buen tiempo pues el corazon guerrero sale a relucir el poder decirles a los rayados en su cara "me la pelaste" y aparte ser campeones fue un lujo y orgullo regreso a mi tierra a un trabajo mejor que en la gran urbe y de regalo veo el nuevo estadio que Tigres y Monterrey añoran y que ni en sueños llegaran a tener.
Este domingo voy a conocerte nuevo estadio corona Territorio Santos Modelo.
Y Santos vs America

El George dijo...

Santos ????

Francisco dijo...

Excelente post. ¿Vas a escribir uno parecido cuando se inaugure el Vergaradóm en Guadalajara?

Anónimo dijo...

grandes, ja

así con minúsculas