13 feb. 2014

¿Y qué si juegan en Europa?



Por: Marco Dávila

Hace muchos años le preguntaron a Hugo Sánchez qué le hacía falta a la selección mexicana para estar entre las mejores del mundo. “Más jugadores mexicanos triunfando en Europa”, respondió. “El día que 25 ó 30 futbolistas mexicanos sean figuras indiscutibles en las ligas más importantes de allá, ese día podremos estar entre los primeros cuatro lugares en un Mundial.”

Hoy seguimos lejos de la cifra establecida por el "Penta”, además de que no todos los jugadores mexicanos en Europa son titulares en sus equipos. Pero ya no estamos hablando de dos, máximo tres "foráneos", como en los años 90 cuando Hugo lanzó aquella sentencia. 

Son catorce*, están repartidos en equipos de primera división de ocho países, y todo hace pensar que dentro de no mucho tiempo ese número se duplicará. Esto tendrá un efecto profundo en la selección nacional, no cabe la menor duda. Lo que está por verse es si es bueno, como auguró Hugo Sánchez, o malo como lo dejan ver las estadísticas.

Si tomamos como muestra las últimas seis selecciones mexicanas mundialistas, veremos que la llegada de más futbolistas mexicanos a las principales ligas de Europa no ha mejorado el desempeño de la selección en ningún Mundial. Ha sido más bien al revés, pues a mayor cantidad de futbolistas mexicanos en Europa peor ha sido el papel del Tricolor.


Entre dichas selecciones, hay dos cuyos números las colocan por encima del resto. La primera es la del Mundial de 1986, única en la historia que no perdió ningún partido, ganó tres y terminó en sexto lugar. Tenía solamente un futbolista en el extranjero, Hugo Sánchez, pero su participación con el Tri pesó menos que la de Negrete, Flores, Boy o el “Abuelo Cruz”; todos ellos representantes de la liga mexicana de futbol.

La siguiente selección no llegó tan lejos en Francia 98, pero si tomamos en cuenta la sensación de orgasmo que mucha gente dice experimentar cuando el equipo de su país anota en un Mundial, ese Tri fue una película XXX. Aquella selección, compuesta en su totalidad por futbolistas mexicanos de la primera división nacional, metió ocho goles en cuatro partidos- la mitad de ellos obra del máximo artillero mexicano en Mundiales, Luis Hernández. Tenía todo para quedar entre los ocho mejores equipos del Mundial, pero se quedó en la orilla por una falla garrafal de Hernández frente a la portería de Andreas Koepke, más un par de descuidos defensivos que no se pueden tener cuando se está jugando contra los alemanes. 

Días antes de que aquel Mundial comenzara, José Ramón Fernández y César Luis Menotti debatieron en una emisión de Los Protagonistas qué tan competitiva resultaría aquella selección mexicana conformada por jugadores de la liga local. El primero señaló que muy poco; si acaso lo suficiente como para sacar un par de puntos. Menotti vio todo lo contrario y sentenció, cigarro en mano, que “Cualquier entrenador de una selección Sudamericana daría lo que fuera por tener a todos sus jugadores a dos horas de vuelo, como le pasa al entrenador del Tri (Manuel Lapuente)”. El "Flaco" sabía de lo que estaba hablando, a fin de cuentas la Copa del Mundo de 1978 la ganó con un equipo donde solamente Kempes jugaba fuera de la Argentina.

Tres Mundiales después, el que haya muchos futbolistas mexicanos jugando en Europa no es ninguna novedad. Baste decir que al "Piojo" le tomó dos semanas visitar a los más destacados para preguntarles, cara a cara, si les interesa estar en la selecciónUno de ellos, el más talentoso, ya respondió que no. Lo cual me lleva a una frase que escuché hace poco: “Antes el Tri no preguntaba”. La dijo Jorge Campos, refiriéndose a aquella época lejana en la que sólo había dos seleccionados jugando en Europa. Y nueve verdaderos capos jugando en el Tri.

*Futbolistas mexicanos formados en México que juegan en la Primera división de países europeos.
Fuente: Embajadores Aztecas, Wikipedia.



4 comentarios:

akal-b Evya dijo...

no es el aumento de mexicanos en el extragero, sino que los equipos extrangeros han bajado sus estandares y han optado mas por la mercadotecnia, y en mexico pensamos creen que por jugar fuera los convierten en crack´s y sin contar que convocan nombres mas no el talento, ejemplo; marquez solo por que jugo en el barsa, el conejo perez en el mundial pasado... daba verguenza ajena, y asi podemos continuar.
Convoquen talentos mas no nombres y dejen de vivir de recuerdos de lo que alguna vez hicieron en sus carreras..

Javier Omedes dijo...

Diran que aumenta, disminuye, el rendimiento pero es EL MISMO MEDIOCRE de toda la vida, ni mejora ni empeora, arriba claramente solo dice OCTAVOS (salvo el del 86, que se jugo en México, y eso beneficia a nuestra selección), da igual si hay mas, menos ranking, es OCTAVOS y punto, de ahi no se pasa. Uno de los problemas es que es media europea y media nacional, afecta el choque de estilos, en dado caso si quieren juntarlas deberian de definir por areas, en defensiva con jugadores europeos, delantera mexicana para unificar a la escuadra y que no afecte tanto el cambio de estilo.

Anónimo dijo...

¿Alfredo Moreno? Ah, caray.

Raúl Moreno dijo...

Creo que el argumento que mencionan de Menotti, es muy cierto, si no vean lo que pasará con Alemania, llevará a una Selección de la Bundesliga, por que el llamado a Mario Gómez está en duda, al jugar en Italia. La situación de la Selección es que sigue con una mentalidad individualista, no se llaman a los jugadores para un estilo de juego, se llaman por que los representantes y patrocinadores meten su cuchara y Vela no viene, por que hay protegidos en la Selección y no pagan bien, no hay que darle tanta vuelta. Saludos