23 ene. 2014

Futbolistas naturalizados, solución "a la mexicana"



Por: Marco Dávila

2014, un año que hasta hace poco lucía como el más prometedor para el futbol mexicano en las últimas décadas, comenzó con una noticia que le puede significar todo lo contrario: a partir del torneo Apertura '14 los futbolistas naturalizados podrán jugar como mexicanos sin importar cuánto tiempo lleven en nuestro país. Esto significa que, salvo Chivas, cualquier equipo podría presentar una alineación compuesta por once jugadores no nacidos en México.

En palabras de Decio de María, presidente de la Liga MX, "en el fondo es una decisión de buscar una mayor competitividad y que la competencia se vea en las cancha (sic)".

Da gusto saber que entre los dueños y directivos de los 18 clubes de la Liga MX existe la intención de aumentar el nivel competitivo del futbol mexicano. Lástima que para lograrlo no se hayan atrevido a modificar ciertas peculiaridades de nuestro futbol entre las que destacan el formato del torneo y su sistema de competencia, o la multipropiedad de equipos y el infame “pacto de caballeros”.

En vez de ello implementaron una medida absurda a la que Decio de María y algunos dueños, entre ellos Jorge Vergara, han intentado defender con argumentos simplistas, contradictorios, y que sólo ponen en evidencia la falta de visión entre quienes manejan el futbol en nuestro país.

El primer argumento intenta atribuir el éxito de dos ligas ejemplares, la Premier de Inglaterra y la BBVA de España, al altísimo porcentaje de jugadores extranjeros que en ellas militan- 60% y 40% respectivamente. Si allá les ha ido de maravilla, ¿por qué no aquí?

Esto es una verdad a medias. Las ligas de Inglaterra y España tienen una altísima concentración de futbolistas no nacidos en esos países, sí. Pero ninguna de las dos implementó esa medida con el fin de mejorar la competencia.

El incremento exponencial en el número de futbolistas foráneos dentro de las principales ligas europeas proviene de una sentencia emitida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en 1995, a raíz del caso Bosman*, donde se declara ilegal que los jugadores nacionales de estados miembros de la UE ocupen plazas de extranjeros.

En cuanto al nivel competitivo en ambas ligas, éste no se ha alcanzado gracias a la concentración de jugadores foráneos sino a la calidad de los mismos. No en balde uno de los estatutos de la Premier League** establece que sus clubes sólo pueden contratar futbolistas extranjeros (no comunitarios) que hayan participado en al menos el 75% de los partidos de su selección nacional en los 2 años previos a su fichaje. Además su país de origen debe estar entre los primeros 70 lugares del ranking de FIFA.

El segundo argumento, más absurdo todavía que el anterior, establece que el aumento en el número de futbolistas naturalizados provocará un éxodo masivo de jugadores mexicanos jóvenes al futbol europeo, con lo cual la selección mexicana dispondrá de un arsenal nuclear de cara al próximo Mundial.

Esto es falso. El número de futbolistas mexicanos en las mejore ligas del mundo no aumentará mientras la gran mayoría de los equipos en la Liga MX continúe debutando jugadores de 21 ó 22 años, que luego intentan colocar en el mercado europeo a un precio exorbitante comparado con el de futbolistas argentinos y uruguayos, brasileños y paraguayos, que siendo más jóvenes tienen no menos de 30 partidos como titulares en primera división.

Al igual que Decio de María y sus patrones, los aficionados de todos los equipos queremos un futbol mexicano más competitivo, tanto en clubes como en selección. Queremos un torneo donde cada semana podamos disfrutar partidos como los que solamente se dan en liguilla, y una selección mayor que sea igual de exitosa a las de categorías inferiores. 

Tendremos que seguir esperando. Está claro que esta medida no ayudará a mejorarlo.


                                              Fuente: mediotiempo.com

* http://es.wikipedia.org/wiki/Caso_Bosman
** Estatuto de la Premier League referente a los jugadores de origen extranjero, en el idioma original:
Currently a non-EU player applying for the permit must have played for his country in at least 75 per cent of its competitive 'A' team matches for which he was available for selection during the previous two years, and his country must have averaged at least 70th place in the official FIFA world rankings over the previous two years. If a player does not meet those criteria, the club wishing to sign him may appeal if they believe that he is a special talent and "able to contribute significantly to the development of the game at the top level in the UK."



3 comentarios:

Luis Javier Hernandez dijo...

excelente aporte. Y sí. tenemos la liga que merecemos por seguir semana a semana los mismos juegos y no manifestarnos de alguna manera positiva.

Anónimo dijo...

Se ve qe este guey es chivista y es una porqueria de mentira eso q publico

Abdaín Barroso dijo...

En todo de acuerdo, salvo en el hecho de que tu lista es de extranjeros, no de naturalizados...