9 dic. 2013

Usted ¿cómo se enamoró del Mundial? (Argentina '78)


Por: Raúl Moreno Fuentes

Retomando el arte de escribir y sobre todo el de recordar los momentos de la infancia, que van marcando los gustos hacia algo,  comienzo mi aportación. 

¿Cómo me enamore del Mundial?.... Todo inicio en Argentina 78.  Meses antes y apenas comenzaba mi andares en el conocimiento del futbol, recién saboreaba las mieles del éxito de apoyar a un equipo, a los Tigres, campeones ante Pumas y sentirse todo poderoso, ver como recorrían CU, celebrando el campeonato y eso me animaba a correr hacia la calle y echar una "cascarita", antes se podía. Recuerdo que leía en periódicos de Mundial Argentina 78 y  tenía un tesoro, un sticker de Gauchito, lo tenía pegado a un cuaderno  y escuchaba con cierta emoción que la Selección,  con sus melenudos, como Leo Cuéllar, Hugo Sánchez, el Gonini Vázquez Ayala, entre otros. Y  que teníamos grandes esperanzas y que estábamos para pelear el grupo a los alemanes, que los confundía con los ingleses, quizás por jugar de blanco, pero ese es otro cuento.  Y el mundial comenzó el 1ero. de Junio de 1978, empatan Polonia y Alemania y sus jugadores con nombres impronunciables, y se decía en los noticieros que ganando a Túnez íbamos al primer lugar y con oportunidad de hasta ser líder. Pero todo se derrumbo, como decía Emmanuel en su canción. Y ya sabemos el resultados y la aparición de los Ratones Verdes y ver correr de un lado a otro a Leo Cuéllar, incansable y no olvidar la final entre Argentina y Holanda y ese gol con agonía de l Matador Kempes y ver correr al Flaco Menotti, abrazado de Passarella. 


Después aparece España 82 y el bombardeo de información por Televisa (que en aquella época contaba con una excelente calidad de información), que sin querer queriendo, aprendías cada jugador de cada Selección, que hasta uno se sentía Brasileño o Alemán, ya que meses antes la Selección había dado cuenta una vez más, de perder con los pobres rivales de la CONCACAF y teníamos que apoyar a alguna selección.


 En fin así nació mi interés por los Mundiales.


No hay comentarios: