20 nov. 2013

Piojo Herrera, el "Novio de México"



Por: Marco Dávila / Editor

Hoy todo son sonrisas y abrazos, pura buena onda y aplausos a tu alrededor. Los dueños de los equipos, usualmente divididos, piden tu continuidad de forma unánime y los futbolistas con los que te la jugaste, muchos de ellos seleccionados por vez primera, se mueren en la raya por ti. Vamos, hasta los periodistas más ácidos te tratan como si fueras un queridísimo amigo de la prepa. 

En cuanto a la afición, Piojo, ésta te ama con locura- incluso los que odian al América. Y cómo no, si obtuviste de forma por demás contundente un boleto a Brasil que hace apenas mes y medio estuvimos a 3 minutos de perder.

Eres el hombre del momento. El tipo con quien todo mundo quisiera tomarse una cerveza (y con quien algunas mujeres querrían tener un hijo, por difícil que esto parezca). El "Novio de México", para acabar pronto.

Pero la luna de miel dura muy poco. Pregúntaselo a cualquier persona que haya ocupado tu puesto.

El primero que me viene a la mente es Javier Aguirre. 

Acuérdate cómo en dos ocasiones diferentes, y en cuestión de meses, pasó de “divino salvador” del futbol mexicano a “técnico más pendejo en la historia de la selección”. Tanto lo vilipendiaron a su salida del Tri que mucha gente lo sigue considerando un incompetente, y esto a pesar de que hoy día el Vasco lleva 10 años dirigiendo en una liga tan exigente como la española.

Hugo Sánchez fue un refrito del mismo script. Al principio de su gestión en 2007 el Pentapichichi fue presentado como la dosis de mentalidad ganadora que le hace falta al Tri para dar el susodicho pasito ese del que todos hablamos y no logramos ponernos de acuerdo en qué carajos consiste.

Nos encandilamos con él casi tanto como cuando metía goles de chilena con el Real Madrid, pero bastaron tres o cuatro malos resultados en partidos de preparación para que afición y prensa comenzáramos a suspirar con otros entrenadores, y un par de derrotas- contra Estados Unidos en Copa Oro y Argentina en Copa América, para que exigiéramos su cabeza.

Otros técnicos no menos célebres que han corrido con la misma suerte son Miguel Mejía Barón, tú lo conoces bien, que de héroe nacional tras la Copa América de 93 se convirtió en enemigo de la nación al perder en penales contra EUA en Uruguay 95; el peculiarísimo Bora, a quien corrieron después de haber clasificado caminando, literalmente, al Mundial de 98; y Manuel Lapuente, que tuvo que salir por la puerta de atrás al poco tiempo de haber ganado la Copa Confederaciones de 1999, primer y único título en la historia de la selección mayor.

Tus antecesores Chepo de la Torre y Vucetich no provocaron un enamoramiento como los antes citados, el primero por soberbio y el segundo porque estuvo cinco segundos en el banquillo. Eso no impidió, sin embargo, que cada uno fuese presentado por Justino Compeán y los dueños del futbol mexicano del mismo modo en que te presentarán a ti, querido Piojo: como el técnico perfecto que ni mandado a hacer para la selección mexicana de futbol.

Eso está por verse. Pero lo que sí podemos anticipar es que de aquí al Mundial no habrá una sola decisión que tomes, declaración que hagas y resultado que obtengas, que no levanten ámpula con futbolistas, directivos, periodistas y aficionados. Vas a ser criticado y cuestionado por todo mundo, todo el tiempo y en todo momento.

Se acabó la etapa de monedita de oro y comienza la de “Qué bien chingan bola de cabrones, como si fuera tan fácil estar en mi lugar”

De ninguna manera lo es, estimado Piojo. Pero nunca debes olvidar que tu chamba es la única en todo México que 70 millones de ilusos pensamos que haríamos mucho mejor que tú.

Así que a aguantar vara. 
Nosotros también te queremos ver en Rusia 2018.


7 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Contundente?
Si no fuera por EUA, estaríamos fuera. Y ahí sí, fuera de forma contundente.

Lic. Juan Carlos Gonzalez dijo...

Uruguay 95 ? Creo que quizo decir EUA 94 y perdimos contra Bulgaria.....

Adrián Olivas dijo...

pa´l anónimo: Herrera llega después de que EUA hace el favor. Contundente, creo que estoy mal, pero parece que se refiere al 9-3 global vs. N. Zelanda.
pa'l Lic.: En 1995, hubo Copa América (¿la ubicas?) en Uruguay. El anfitrión fue campeón y, aquellos que nos harían el favor del repechaje 18 años después, nos sacaron en penales en Paysandú.
Chale, queridos, ¿pos quiénes los leen?

Anónimo dijo...

Realmente si se refiere a Uruguay 95, pero Copa América, en donde se perdio en penales con EU, lo que ocasiono el despido de MIguel Mejía Baron como DT.

Damián García dijo...

Pues, sí. Ahora viene lo bueno. Todo queda de él, de que tanto se prepare, de qué tanto abra su estilo de juego, de qué tanto sepa valorar y decidir entre hombres o nombres. Tiene la ventaja de que en el Mundial, México de por sí ya es un poco más.

Cempazúchitl dijo...

Ningún mexicano tiene la esperanza de que un presidente haga al país rico en 6 años, pero todos tienen la esperanza de que el entrenador de la selección nos haga campeones del mundo en 4 (o menos). Así va el país...

Anónimo dijo...

El "Condunte" espero sea con gajos de sarcasmo pero así como es la afición es probable que si lo vean como un salvador "condundente"...ojalá y no.