26 oct. 2013

¿Cuándo carajos se supone que se fueron los moros de España?


Por: Daniel Salinas Basave

En el año 711 de la era cristiana, los guerreros del Islam cruzaron el Estrecho de Gibraltar y depusieron al último y malogrado rey visigodo de España, el pobre Rodrigo, predestinado a la tragedia. Casi ocho siglos después, el 2 de enero de 1492, los reyes católicos entraban en Granada y expulsaban al último bastión musulmán de la península ibérica (no llores como mujer lo que no supiste defender como hombre le recetó su madre al pobre Boabdil al contemplar por última vez Granada, me narraba mi abuela andaluza). Los reyes católicos decretaron la expulsión de moriscos y judíos. España para los españoles biennacidos y católicos. 

Cinco siglos después, en la devaluada España de 2013, el principal producto de exportación del país que presume su 25% de desempleo, es su clásico Barcelona vs Real Madrid. En todo el pinche planeta estamos pendientes de azulgranas y merengues. Las personalidades hollywoodenses de Mourinho y Guardiola le pusieron sabor al caldo. No han pasado ni siquiera dos años y al Guardiola vs Mourinho ya le veo cara de años dorados. El Barca vs Madrid es hoy en día lo tope de lo tope, el auténtico non plus ultra del futbol espectáculo. Hubo un tiempo en que ese juego pudo interpretarse como republicanos contra monárquicos, anarquistas contra falangistas, Castilla contra Cataluña, Cara al Sol contra No Pasarán. Nostalgia de 1936. Que hoy vemos a dos selecciones planetarias dentro de la cancha es una obviedad. Un estratega argentino y un italiano improvisan con una constelación de vedettes donde hay portugueses, franceses, brasileños argentinos, galeses, croatas, chilenos. Futbol global. 

Cuando yo empecé a ver jugar a Real Madrid los dos extranjeros eran Hugo y Valdano. Pare usted de contar. El resto eran españolitos. Pero más allá de esa obviedad universal (el britaniquísimo Arsenal ha jugado con oncenas en donde no hay un solo inglés) lo que me llama la atención son las camisetas: Fly Emirates y Qatar Airlines. ¿De verdad expulsaron a los moros de España? ¿De verdad derramó lágrimas Boabdil? A la virginal e inmaculada camiseta catalana le llegaron al precio los jeques petroleros, que compraron también el artificial Mundial del 2022. Primero la Unicef, luego una fundación muy linda y filantrópica financiada por Al Qaeda y ahora de plano la línea aérea. 

Como Iberia yace en la quiebra, los pocos europeos que pueden viajar lo hacen en las mejores líneas aéreas del mundo, que son las del Medio Oriente. Y mientras tanto, los hijitos de Mahoma se apropian del futbol europeo. Arsenal, Manchester City, París Saint Germain, Emirate Stadium, Ethiad Stadium. Los gaurdianes del Corán se apropian de los paraísos vacacionales, de los complejos turísticos, de los Yates, de sus vírgenes y de sus jóvenes promesas futbolísticas. Muy europeo. Ricardo Corazón de León y el Cid Campeador estarían muy orgullosos. Pero cuando miras un quiebre y un pedazo de gol como el que hizo Alexis, lo único que puedes concluir es que volverás a ver mil y un clásicos y que un gol de esos te ilumina la mañana del sábado.

No hay comentarios: