7 sept. 2013

Aztecazo: Drama y tragedia nacional



Por: Marino Reyes


Lo que parecía un mero trámite para la misma Selección Mexicana se terminó convirtiendo en drama con toques de tragicomedia nacional, donde la inoperancia ante una Selección Hondureña, que cabe destacar vino a hacer lo suyo, sacó tres puntos de oro rumbo a Brasil, dejando a México cerca en zona de repesca y con peligro a quedar totalmente fuera, de no ser por el empate de Panamá ante Jamaica. Ayer, por espacio de una hora, todo México era Jamaica. El fantasma de Medford se hizo presente en una noche de pesadilla para México poseyendo a Bengston.


De la Torre, pecando de terquedad, optó por no renunciar y seguir al frente de una situación que ya lo desbordaba: el grupo perdió confianza, ni siquiera el estar todo el primer tiempo impulsando al equipo mexicano sirvió para que la actitud mostrada durante los primeros 25 minutos se mantuviera los otros 65. El problema de México va más allá de lo futbolístico: es de actitud, carácter y concentración, pues termina haciéndose "harakiri", y ayer, en el Azteca  murió de nada ante una selección que jugó a nada y que en dos simples jugadas acabó con todo. A pesar de no renunciar, Chepo se va y se queda Tena.

La magnitud que alcanza el mentado Aztecazo va más allá de una simple derrota: al menos por un día los problemas de reformas educativas y energéticas quedan de lado, la huelga de los maestros igualmente es olvidada ante la posibilidad de no ver a México en tierras cariocas, las pérdidas millonarias y la misma devaluación de la marca "Selección Mexicana" llevan a pensar en que quizá es momento de que México, quedando fuera de la competencia mundialista, tome nuevos rumbos, comenzando por aceptar que se está fracasando, que Justino Compeán y Decio de María deben hacerse a un lado, igualmente González Iñarritu que no ha cumplido con las metas propuestas para este 2013: ni Confederaciones, ni Copa Oro, ni Mundial Sub-20 y ahora con el Hexagonal en riesgo. Aquí están las consecuencias de sostener un proyecto que desde hace meses se estaba viniendo abajo.


El Tri es negocio como cualquier selección del mundo, el problema de dicho negocio es que está viciado, tomado con poca seriedad y siendo manejado más con los pies que con la cabeza. La forma de manejar una Liga maquillada entre himnos absurdos, lemas incoherentes ("siente tu liga"), multas estúpidas y calendarios encimados terminan afectando hasta cierto grado el desempeño de la Selección, pues los problemas reales no son tratados como tal: el nivel de la liga es mediocre e irregular (sólo América ha sido regular en los últimos 3 torneos manteniéndose en los 5 primeros lugares de la tabla de cada campeonato en el último año y medio). Irónicamente, el mismo dueño que a base de reestructuración le cambió la cara al América contratando gente seria como Ricardo Peláez, es el mismo que toma las decisiones importantes en torno a la Selección. ¿Por qué no, entonces, hace lo mismo con el Tri?


Tal vez a base de una cierta independencia de las televisoras podría venir la revolución que cambie a México, donde los cambios vengan desde abajo y el trabajo dentro de él sea serio. Si acaso para que esto se logre, lo mejor sería quedar fuera del mundial, tocar fondo, perder las ganancias de cerca de 600 millones de dólares  y que así se den cuenta en la FMF que se necesita algo más que unos simples empleados de Televisa para dirigir una selección que podría dar más. El negocio a lo largo de estos años ha rendido frutos pero es momento de cambiar de manos.


Pensar en un cambio radical de técnico suena demasiado descabellado cuando estamos a tres días de un partido crucial en Columbus. Ya no es el 2001 donde Javier Aguirre tomó un cuadro desdibujado y que a base de agallas logró un pase dramático al Mundial asiático. A pesar de que el margen de error es muy parecido, la gran diferencia radica en que hace trece año aún se contaban con tricolores llenos de huevos y no con jugadores que parece que tienen atole en las venas. 


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya mexicano, olvídate de esto y ocúpate de lo importante! Estás indignado y pedías a gritos la cabeza del zoquete del chepo. Mejor indígnate porque ahi viene la reforma fiscal para endilgarte más impuestos y tu ni en cuenta. Y la privatización del petróleo también, pa' que pagues la pinche gasolina a 27 varos el litro... Mejor pide la cabeza de los políticos culeros, empezando por el pendejazo del "presidente"! Esto del futbol vale madre, de veras. Nuestra vida no va a ser mejor aunque la selección ganara el mundial. Y si no califican, nuestra vida no va a ser peor. Va a ser peor si permitimos que estos "gobiernos" de mierda nos sigan empinando!!! REACCIONEMOS DE UNA VEZ POR TODAS CARAJO

Anónimo dijo...

Al de arriba, esto es un blog de fútbol, si no te late busca un blog de política y quejate de lo que quieras, como siempre personas que se quejan en los lugares equivocados. En cuanto al artículo, interesante y sobre todo real. La situación del seleccionado nacional afecta al fútbol nacional y a la sociedad en si... Ayer lo vi, por lo menos ante las peored situaciones el fútbol sigue siendo o tendría que ser motivo de alegría. Reiteró, al de arriba por favor no ensucies un buen blog con tus comentarios que nada tienen que vwr con el fútbol. Saludos. Atte fernando

Adrián dijo...

Like al comment de arriba.

Anónimo dijo...

el que habla de la politica ya lo kisiera ver de presidente haver q hace yo creo q apenas tiene secundaria por q ni cuenta se da q aca se habla de futbol haha y muy bien todo lo dicho en el blog hay q hacer mas q solo sacar al tecnico

Pensamiento crítico dijo...

Nada mejor le vendría al fútbol nacional que quedar marginados del mundial. Esto sanearía radicalmente todo nuestro sistema de competencia.

Anónimo dijo...

llégale wey.... x eso se llama ''queridos futbolistas'' .... te equivocaste de página, mejor opina en el Deforma

carlos dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Marino..... que nos agarren confesados !

Contento por tus nuevos artículos, te felicito !