19 ago. 2013

Grandeza a la mexicana.....


Por Lalo Reyes

Muchos hemos dicho o recibido ésta frase en algún momento de nuestras vidas pero si observamos el trasfondo encontramos algo interesante.
Todos los que miramos fútbol en México hemos escuchado frases como "los 4 grandes" o "Los grandes del norte". Innumerables discusiones entre amigos, familiares, hermanos, aficionados y borrachos se han dado tratando de cimentar de una vez por todas cual equipo y por que merece llevar el titulo de GRANDE en México: hoy amigos lectores me pregunto.......¿Algún equipo mexicano realmente tiene el derecho de llamarse a si mismo Grande si se le compara con lo que el fútbol mundial denomina como GRANDEZA? 


Aquí una seria de motivos y razones por las cuales me planteo ésto:

1- La actuación mas destacada de un equipo mexicano a nivel mundial fue del Necaxa en el 2000 y del Monterrey en 2012, siendo que el primer equipo no forma parte de la primera división del fútbol desde hace 4 años.
2- A nivel continental lo mejor que ha logrado conseguir el fútbol mexicano ha sido una Copa Sudamericana ganada por el Pachuca, que muchos siguen considerando equipo "chico" o de rancho, ganándole en la final al Colo Colo chileno ya que.....
3- No solo a nivel selecciones se demuestra la superioridad Argentina sobre México en cuestiones fútbolisticas; ésto debido a que 3 de lo "4 grandes mexicanos" perdieron sus respectivas finales (dos de copa sudamericana y una de libertadores) contra equipos argentinos, uno el bien cimentado Boca Juniors y el otro un equipo no pequeño ni chico, sino miniatura del fútbol argentino como el Arsenal de Sarandí.
4- La otra máxima participación de un equipo mexicano en la libertadores, ésta vez por parte de Chivas resulto en una derrota ante el Internacional de Porto Alegre.
5- Dos equipos que tanto institución como aficionados los denominan grandes (Monterrey y Cruz Azul) recientemente fueron tratados como platos de segunda mesa por jugadores que formaban parte de la plantilla, por supuesto hablo de Teofilo y Pabón.
6- Haciendo un repaso a los equipos "grandes" de algunas de las más importantes ligas del mundo nos encontramos con que en España, el Real Madrid ostenta 32 títulos de su liga en 111 años de historia, en Italia la Juventus ostenta 29 títulos en 115 años, el Manchester United 20 títulos en 135 y el Boca Juniors 30 títulos en 108 años; mientras que América y Chivas en México tienen 11 títulos reconocidos oficialmente en 96 y 107 años de historia respectivamente. Lo que significa que mientras los equipos grandes del resto del mundo ganan un titulo cada 4 años los grandes de México ganan un titulo cada 10.
7- Equipos que la mayoría no considera dignos de llevar el titulo de "grande" en México tales como Pachuca, Toluca o Santos han demostrado un mucho mejor desempeño en torneos cortos a comparación de los "4 grandes clásicos" lo que les ha llevado a obtener una buena cantidad de trofeos.

Conclusión:

La grandeza es tan trivial en México como trivial es comprar un boleto de lotería esperando salir de pobre y por ende a nuestro fútbol siempre le ha costado trabajo ubicarse en su correcta realidad, quizá éste tema no parece tener gran importancia en si, pero si se mira un poco el trasfondo la falta de ubicación del fútbol mexicano nos ha llevado a tener dirigente mediocres con poca a nula idea del manejo correcto de un equipo de fútbol (Hola Decio, Vergara, Garcia) a los que cualquier entrenados y representante les vende espejitos y ellos se los compran como Rafa Márquez compra cremas anti arrugas.
Jugadores a los que no les cuesta nada olvidarse de rifarse día a día por su equipos por el hecho de sentir que ya se encuentran en un club grande y por ende el esfuerzo no es una prioridad ni mucho menos una obligación (Que tal Marquito Fabian, Matín Bravo y Pablito Barrera).
Si queremos un fútbol medianamente competitivo que de verdad se vea de frente con las potencias del mundo, debemos empezar por ubicar una realidad, si bien difícil pero no inmejorable. Y tal vez la mejor manera de empezar sea por los aficionado mismos, y si los dioses del futbol son benevolentes y escuchan las plegarias, podrá llegar un poco de lógica a oídos de dueños y jugadores. 



No hay comentarios: