19 ago. 2012

Corona: de "mecha corta" a Goleador Olímpico


Por: Antonio Orozco

Dentro del futbol y dentro del mundo interno de los porteros, se dice que una gran atajada es casi como meter un gol.  Entonces, bajo ese argumento podemos decir que el goleador del TRI olímpico no  hubieran sido Oribe Peralta ni Giovanni Dos Santos.

El goleador hubiera sido Jesús Corona. Claro, recuerden esos golazos que hizo contra Senegal, Japón y Brasil, esos que fueron decisivos para obtener la preciada medalla de oro. En promedio se aventó, ¿qué les gusta? ¿De a gol por partido? (supera eso Cepillo Peralta). Muchas felicidades a Jesús Corona por su campeonato de goleo.

Ahora volvamos a la dura realidad; el futbol no es justo y la posición de portero menos, en las estadísticas de Jesús Corona aparecerán los goles que le anotaron y no las atajadas a favor. Así es esto, pero lo que creo que sí hay que rescatar de Jesús Corona, es que una vez más fuimos testigos de que el futbol no es tan diferente a la vida misma.

Puedes tener un gran torneo lleno de atajadas espectaculares, pero en las semifinales tienes una mala salida y ya valió tu equipo, adiós final. Eres el villano.
Puedes ser una persona tranquila y fuera de los escándalos, pero un mal día te madreas a un preparador físico y tu carrera ya valió. Adios mundial.

Como en el futbol, Corona se equivocó, se levantó, se sacudió el polvo y siguió trabajando, él sabía que el futbol, tarde o temprano le iba a dar una revancha y tenía que aprovecharla.

Mucho se habla de la mentalidad de esta selección olímpica, de tener carácter y creer que sí se le puede competir de tú a tú a cualquier potencia del mundo. Pero para llegar a eso, creo que hay que trabajar primero una mentalidad como Corona, porque como les dije, el futbol no es tan diferente a la vida misma. Ahora, cada uno de nosotros deberíamos hacer lo mismo en nuestras casas y en nuestros trabajos. Nos podemos equivocar, pero hay que levantarse, sacudirse el polvo y trabajar. Tarde o temprano llegará nuestra revancha y tenemos que aprovecharla.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No hizo una, hizo dos tonterías que lo dejaron fuera de la selección. Su excelente torneo olímpico sólo me preocupa más. ¿Podrá llegar al mundial en paz mental o siquiera a la Copa América?

Ya el tiempo lo dirá: gran portero, eso que ni qué.

Inae Darkenwolf dijo...

Nos podemos equivocar, pero hay que levantarse, sacudirse el polvo y trabajar.

Muy Buena frase

Invierno Nuclear dijo...

Totalmente de acuerdo. En el fútbol como en la vida hay revanchas personales y hay que aprovecharlas.
Buen artículo sobre la posición más ingrata en el fútbol: el portero.