10 abr. 2012

La mala fortuna de convivir con el Barça



Alguien dijo por ahí, no recuerdo bien quién, que este Real Madrid palidece frente al Barcelona como el personaje magistralmente interpretado por F. Murray Abraham en la película AMADEUS frente a Mozart; nos referimos al compositor italiano Antonio Salieri.

No estoy de acuerdo con ello, pero antes de explicar mis razones me parece conveniente dar una breve sinopsis del film: Viena, 1780. Salieri es el compositor oficial de la corte. Tiene talento, pero su principal virtud es la perseverancia. Mozart en cambio es indisciplinado y parrandero, lo cual no le impide componer la música más sublime de su época y así convertirse en el nuevo favorito del emperador José II. Salieri desarrolla una envidia tan intensa que ésta termina por hacerle perder la razón, y al genio austríaco la vida. Fin.

El que el Barça de Guardiola sea al futbol lo que Mozart a la música clásica, no quiere decir que el cuadro dirigido por Mourinho merezca ser comparado con un compositor tan poco entretenido como el italiano Salieri. En primer lugar porque el Madrid es un club donde la envidia se genera, no se siente. Quien no lo crea así sólo tiene que echar un vistazo en Google a la sala de trofeos del club merengue y se dará cuenta que ésta no tiene nada que pedirle a las que presumen el AC Milán, el ManU o el poderoso Barcelona. Juntas.

Como segundo lugar tenemos el cartel de ensueño del equipo blanco, de los mejores del mundo hombre por hombre- Casillas, Ronaldo, Ramos, Benzemá, Kaká, Otzil, Higuaín…

Ahora bien, la forma en que estos futbolistas se conjuntan (muchas veces a pesar de Mourinho) es lo que conforma el tercer y último punto. Es un verdadero deleite verlos jugar. Desafortunadamente la percepción generalizada de que ningún equipo puede ser tan exquisito como Barcelona, así como la predisposición con la que medio mundo- literalmente, cuestiona cualquier logro del Real Madrid han hecho que subestimemos la precisión milimétrica y espectacularidad del futbol merengue.

En cualquier otra época, la que fuera, este Real Madrid estaría considerado como uno de los mejores equipos de la historia del futbol, por encima incluso de la primera versión de los “Galácticos” o el “Dream Team” comandado por Cruyff. Pero tuvo la desdicha de existir al mismo tiempo que el Barcelona de Messi, Xavi, Iniesta y Guardiola.

Mal por ellos. Nosotros en cambio tuvimos la suerte de haber nacido justo en esta época- la única en la que un equipo tan formidable como el actual Real Madrid se topó con un némesis capaz de hacerle sombra.



2 comentarios:

xavi correa dijo...

me gusta lo que dices, solo difiero en un punto y no puedo tampoco asegurarlo por completo, los galácticos, me parecían ami un equipo mucho más completo, no creó que el actual Madrid sea menos que el equipo de Zidane, Raul, Figo, Roberto Carlos, Beckham, Casillas, Ronaldo y compañía. En mi locas elucubraciones siempre me gusta pensar, ¿qué seria del Barcelona actual enfrentando al de la era galáctica? ¿quien sería mejor? por lo demás estoy en total acuerdo.

Marinno Reyes dijo...

Queridos Futbolistas, eres el puto amo!! por qué carajos no trabajas en un periódico o revista deportiva donde puedas publicar tus columnas?? La verdad es que en mi humilde opinion, estos Galácticos se me hacen mejores que los primeros, y en definitivamente, ha sido parte del equilibrio que el universo necesita, en todos sus ámbitos, que haya un némesis, en este caso el Barcelona de Guardiola. Saludos