29 nov. 2011

CHAU PACO


HUEVOS, así en bold y con mayúscula. No entrega, coraje y cualquier otra característica que todo futbolista de primera división debería tener por de fault. Porque una cosa es ser profesional a secas, y otra muy distinta es además tener huevos- de local y visitante, frente a cien mil personas o en un entrenamiento, ganando con holgura o perdiendo tres a cero, jugando bien o mal, con cualquier camiseta y todo tipo de compañeros.

Eso, señores, son huevos. 

Huevos que hoy día, y en cualquier liga, solo unos cuantos futbolistas tienen. 
Entre esos pocos siempre destacó el genial delantero de cabellera más cuidada que modelo de Caprice y uñas pintadas de negro, amante de KISS y de los tatuajes del Chopo, hijo pródigo de Cruz Azul, consentido absoluto de CU, goleador, talentosoguerrerazo azteca que ponía ultra wet a cuanta gringa lo veía en la tele (conozco al menos a una).

Mucha suerte “Gatillero”; te vamos a extrañar.





1 comentario:

Anónimo dijo...

PC: NO MANCHES MARQUINHO, TE CAE? Lo digo por lo de la gringa ultra wet, jaja. Es que el otro día conocí precisamente a una gringa que también idolatra al Palensioux, y dice que es "muy guapo" el güey y hasta tiene un poster de él pegado en la pared (me cae). Ya ves, de que las hay con mal gusto, las hay. Los que deben estarse lamentando por haber jugado en épocas donde el fut no era tan mediático son el "cuchillo" Herrera, el "coreano" Rivera y Marcelino Bernal, quienes también entran en esta categoría que se podría denominar como "galanes de balneario"