26 sept. 2011

EL VERDADERO INFIERNO AZULCREMA



Hoy en día uno de los temores más grandes de cualquier americanista es que su equipo sufra la misma suerte que el River Plate. A fin de cuentas los porteños también eran el equipo riquillo del vecindario, el que veía a todo mundo por debajo del hombro y al que apoyaba la gente con dinero... lo cual no sirvió de nada para evitar su dramática llegada a la "B".

La mala noticia para la gente del América es que lo peor que podría pasarle a su equipo ya sucedió, y no tiene nada que ver con aquello que sufrió el cuadro de Buenos Aires. 

El descenso de River resultó una tragedia para muchos argentinos, cierto, pero por lo menos mantuvo la emoción y expectativa que siempre deben generar los equipos a vencer. Y es que lo más peligroso para un equipo grande, llámese River Plate, Real Madrid o en este caso América, no es perder la categoría sino el sentimiento que provocan en cada torneo donde se presentan. No se trata del desprecio (magistralmente reflejado en la frase  “Ódiame más” del América) sino algo mucho más difícil de despertar. Nos referimos al miedo.

Durante muchos años el América fue dueño absoluto de ese sentimiento en el futbol mexicano- daba miedo que te hiciera pedazos en el Azteca, que visitara tu estadio y te pusiera en ridículo frente a tu gente, que llegara a la liguilla como octavo y dejara en el camino a tu equipo que había terminado como primero de la tabla general; que le clavara goles que serán recordados dentro de 50 años (Toninho a pase de "rabona" de Edú vs. Chivas en 1991), que remontara marcadores con 2 hombres menos y por supuesto, que ganara muchos campeonatos. 

Hoy, en cambio, jugar contra Monterrey, Chivas, Pumas o Cruz Azul pone más nervioso a cualquier rival.

Así pues si se trata de buscar un equipo que ejemplifique lo peor que podría llegar a pasarle al cuadro de Coapa, los americanistas deberían fijarse menos en River Plate y prestarle más atención a Estudiantes-Tecos. Son el eterno inquilino de la media tabla. Inoperantes, intrascendentes y casi tan grises como los últimos 10 Américas.

3 comentarios:

Ex Fan dijo...

Buen Post para una reflexión sobre lo que es este equipo hoy en día, como dicen, para sus aficionados y para el resto de los equipos de México. Para mi el América, se ha reducido a una bola de aficionados rijosos (espero así se escriba) que van a defender a su equipo hasta el cansancio, con hechos de hace 15 o tal vez 20 años. El América en los últimos años, ya no es nada...

Maxchiva dijo...

Le veo más color a los Tecos que al América...

Anónimo dijo...

¿Cuándo fué la última vez que sentiste miedo por el América?

Piojo López?

Bam-Bam Zamorano?

Buena fórmula que han olvidado