15 ago. 2011

LA SANA COSTUMBRE DE SER GANADORES



Que en tan solo seis semanas el futbol mexicano haya ganado la Copa de Oro y el Mundial Sub 17; que haya alcanzado las semifinales del Mundial de Colombia después de dejar fuera al cuadro local y haya goleado al Barcelona vía las Chivas de Guadalajara, no significa que México sea una potencia mundial.

Lo que sí es un hecho es que a nuestro futbol ya le quedan muy chicos el grito de “Sí se puede”, las reacciones de asombro cada que un jugador mexicano firma con un cuadro europeo, y los festejos callejeros cuando se clasifica al Mundial.

Somos mejores de lo que pensamos. Mucho mejores. Hay que asumirlo y sobretodo creerlo, pues ahí radica la diferencia entre aspirar eternamente al quinto partido del Mundial o alcanzar de una vez por todas la semifinal.

Faltan dos años y medio para Brasil '14. Tiempo suficiente para acostumbrarnos a ganar.



4 comentarios:

Anónimo dijo...

"... la diferencia entre aspirar eternamente al quinto partido del Mundial o alcanzar de una vez por todas la semifinal" jijo, creo que quedó corto caballero... debería decir: ... y de una vez por todas ganar el mundial ¿no lo cree? ¿si no qué?

Cempazúchitl dijo...

Era lo que yo llevaba diciendo desde hace como 2 años, pero nadie me creía.

Ex Fan dijo...

Muy buena reflexión! lo más importante es creer que si somos buenos, para seguir ganando, veamos que tal nos va el día de mañana!! Saludos Editor!

Anónimo dijo...

QUE QUE??? HAY NO ME HAGAN REIR, AHI VAN A CAER OTRA VEZ NO SEAN ILUSOS, QUE VAN A DECIR CUANDO EN EL PROXIMO MUNDIAL NOS VUELVAN A DAR PARCHE EN OCTAVOS, EH? LA COPA DE ORO ES UNA COPITA CHAFA, LAS CATEGORIAS JUVENILES NO TIENEN NADA QUE VER CON LAS MAYORES Y CHIVAS GANO UN SIMPLE A-MIS-TO-SO. NO LE CREAN A TELERISA.