8 jul. 2011

RAIN MAN


Normalmente el hermano mayor es el que defiende al menor. Así ha sido desde tiempos de la Biblia y así será hasta el día en que nuestro planeta se vaya a la mierda. Un hermano chico dice, entre lágrimas y mocos- “me pegaron” y el carnal más grandecito se arremanga la camisa para ajustar cuentas con el escuincle que lo madreó. Pero como en todo lo demás, existen excepciones; situaciones tales en las que el hermano mayor está tullido, enclenque, es un lerdo o de plano, digámoslo de la forma más suave posible, un mariconcito o leandro, por lo cual el carnalito es quien se vuelve el defensor.

Los Tris que el domingo y lunes estarán enfrentando a Uruguay son un claro ejemplo de lo anterior. La Sub 17 va para campeón del mundo, mientras las aspiraciones de la Sub 22 no pasan de cumplir un papel decoroso en Copa América. Quien haya visto los últimos partidos de ambas selecciones me dará la razón. Es más, dejemos de lado los últimos juegos y quedémonos con los segundos tiempos de los partidos entre la Sub 17 contra Alemania y la sub 22 contra Chile.

En el primero la selección puberta demostró que no se arruga ante nada: un estadio lleno, un equipo alemán que semejaba una aplanadora, un marcador adverso o la presión que tuvieron desde el principio del certamen para llegar a la final. Tras el segundo gol de Alemania y a 25 minutos de quedar eliminados tuvieron la frialdad para darle la vuelta a los germanos con dos goles de PlayStation, que es por cierto la única forma en que se les puede vencer en este tipo de torneos. Por su parte la sub 22 no supo aguantarle los últimos 25 minutos a Chile, a quien dicho sea de paso estaban venciendo de forma un tanto fortuita, y de milagro no se comieron un par de goles más.

¿Cuál es, entonces, el pronóstico? 

El Lunes la sub 22 pierde contra Forlán y compañía. Por goleada. Sobretodo porque un día antes la sub 17 va a putear a los charrúas en el Estadio Azteca… y la selección grande de Uruguay, esa que alcanzó las semifinales en Sudáfrica, sí sabe cómo vengar a un hermanito.  


6 comentarios:

Anónimo dijo...

una realidad muy cierta dolorosa pero cierta asi es que noqueda de otra q apechugar a una goleda q se sana con un campeonato mundial

Ex Fan dijo...

Ni peiper!!! así será!!!! por lo menos nos quedará el buen sabor de boca de los pequeños que ganarán sin duda alguna.
Que buen post!!

Anónimo dijo...

pero es que eso no es ni selección, la vdd esa chingadera la armaron en el aeropuerto.

Ricardo Zamora dijo...

Normalmente no escribo comentarios en este ni en ningún otro blog, pero después de leer este magnífico post me han dado ganas de felicitarlos. Por cierto ¿qiuén lo firma?

nereus34 dijo...

jejejeje muy bueno!!! definitivamente el pequeño es quien da el ejemplo de webos, en una sociedad mexicana donde muchas veces a los niños se les hace menos, éstos han dado la cara.

Anónimo dijo...

Pepe Corvina dijo: Muy cierto. Además por si fuera poco Uruguay necesita los tres puntos en el partido contra México en Copa América. Ni hablar, un torneo demasiado exigente como para afrontarlo sin nuestros mejores jugadores. Experimenté una amarga sensación cuando vi la portada del diario Récord del sábado. Decía (a raíz del descalabro ante Perú): "Como en el '78"... Ojalá que Uruguay no desempeñe el papel que contra nosotros encarnaron los alemanes en aquel certamen