30 mar. 2011

A SEMIFINALES EN BRASIL

A mis 38 años ya debería saber que uno no se puede emocionar así como así con cualquier versión de la Selección Nacional. Menos aún cuando lo único que tenemos para evaluarla han sido tres partidos amistosos de los cuales dos fueron contra rivales de medio pelo. Debería saber que las expectativas de los aficionados y la suma del talento de nuestros futbolistas rara vez van de la mano. Vamos, que si ni con las versiones más prometedoras del Tri se pudo lograr algo importante no habría por qué esperar demasiado de ésta. 

Me sobran razones para ser cauteloso y sin embargo no aguanto a que llegue junio y comiencen los dos torneos donde participará la selección. Tampoco puedo dejar de pensar que este será el equipo que hemos estado esperando, el que logre algo importante y dentro de 30 años nos haga decir con orgullo a quienes apenas están por nacer: Yo estuve ahí.  Algo así como lo que se esperaba de la selección de 1986, la de 1993, la de 1998, la de 2006… y que ninguna consiguió. 

Por eso digo que después de tantos años de ver futbol uno no se debería emocionar con esta selección por más que en sus filas haya 12 jugadores europeos para escoger. Pero a causa de la amnesia que nos caracteriza a los aficionados mexicanos, y el aura de símbolo patrio que rodea a la selección, me resulta imposible no hacerlo. Igual que ver sus partidos aunque sé que ofrecerán poco espectáculo, o evitar comprar su nueva camiseta a pesar de que el precio resulta un abuso y el que cada 8 meses renueven el modelo una mentada de madre. 

No debería emocionarme pero ni modo, es el equipo que me representa. 

Cuando veo que no ha dejado de llenar estadios sin importar el rival y que mucha gente cerca de mi oficina se pone la camiseta verde el día del partido, puedo asegurar que somos miles de aficionados los que estamos en las mismas. Ojalá que el cuerpo técnico, los directivos y principalmente los jugadores de la selección jamás dejen de notarlo.


2 comentarios:

Ex Fan dijo...

Adoro el pensamiento de este Blog! no importa que pasa con la selección, la pueden criticar, hablar no tan bien, pero eso si, nunca la dejaran de apoyar y eso hace un aficionado, o al menos eso creo yo. Bien Queridos!!!

Anónimo dijo...

porque le llaman jugadores europeos????