18 ene. 2011

POR QUÉ LE VOY AL (ATLANTE)

Por: Sebastián Corti

Un equipo se elige de chico. Tu papá te lleva al estadio. O sale campeón y lo eliges para ser el rey en la escuela. O es el equipo de tu ciudad. O lo que quieras. La elección se toma, máximo, a los 10 años. Y creo que uno tiene que elegir equipos de los países en que vive. No se vale sólo irle al Barcelona o al Real Madrid. Uno debe elegir un equipo con el que pueda chingar o ser chingado el lunes en la chamba.

Yo elegí equipo de fut de grande, cuando me vine a vivir a este país. Elegir un equipo de grande, sin razones emocionales detrás, es como elegir el destino. Es decidir que tan feliz puedes ser. O que tan ganador. Me caen muy mal esos que le van al AméricaNewYorkYankeesChicagoBullsdelosnoventa... Lakersdel2000FerrariBarsaNewEnglandPatriots.

Para no aburrir más, les cuento que, recién llegado, fui a un antro. Era miércoles. Y vi a un equipo de fut. Alcoholizados, muchos. Perreando, casi todos. Me di cuenta quienes eran por un jugador argentino que reconocí. Eran un pésimo ejemplo de profesionalismo.

Tres días más tarde, jugaban. Me interesó ver cómo respondían en la cancha. Perdieron 4 a 1. Me cayeron bien. Esa fue la razón por que la voy a ese equipo. Gloria a LOS POTROS DE HIERRO DEL ATLANTE.

2 comentarios:

Jorge Yáñez dijo...

No soy atlantista pero recuerdo con mucho cariño al equipazo que, entre 1991 y 1994, jugaba en el Estadio Azul - entonces Azulgrana. Si mal no recuerdo ese conjunto tuvo a jugadores como Félix Fernández, Romano, Graneolatti, Daniel Guzmán, Andrade, Raúl Gutiérrez (que entonces era el "Potro" y no el "Pegaso" como lo apodó el mamón de Bermúdez), "Piojo" Herrera, "Profe" Cruz, Cantú, y Luis Miguel Salvador. Quedaron como líderes de la tabla general en la temporada 91-92 justo un año después de haber regresado a la Primera División. Perdieron contra Cruz Azul en cuartos de final, y todo porque jugadores y cuerpo técnico pensaron, durante unos 10 minutos, que los 3 goles de visitante que previamente le anotaron a Cruz Azul en el Azteca los ponían en la semifinal. Al año siguiente salió Romano y se reforzaron con el desconocido Pedro Masachessi y el símbolo Puma Manuel Negrete. Esos dos refuerzos bastaron para que una vez más el Atlante desplegara el futbol más atractivo que se había visto en años y le ganaran la final al que probablemente ha sido el Monterrey más competitivo de todos los tiempos (para quien no lo recuerde, los Rayados tenían un trabuco con jugadores como Rubén Ruiz Díaz, Verdirame, Marteloto, W. Tabares, "Tato" Noriega, "Guamerú" García, Missael Espinoza, "Abuelo" Cruz.

Se extraña un equipo como aquel Atlante. Y se condena el que se lo hayan llevado a la plaza menos futbolera del mundo- Cancún.

pepe corvina dijo...

EFECTIVAMENTE MI BUEN JORGE, PERO NEGOCIOS SON NEGOCIOS, Y EN ESTA LIGA ES LO QUE LES IMPORTA. RECUERDO QUE EN AQUELLA FINAL VERDIRAME TUVO LA MALA SUERTE DE FALLAR UN PENAL PARA EL MONTERREY. TENÍAN MUY BUEN EQUIPO LOS DOS, TRAEN BUENOS RECUERDOS