24 sept. 2010

ATLAS CAMPEÓN ¿MITO O REALIDAD?

Por: Marco Dávila / Editor

Una de las leyendas más famosas de nuestro futbol es la que señala que hace 59 años el campeón del torneo fue nada más y nada menos que el Atlas de Guadalajara. No es creíble, por supuesto, pero no por ello carece de belleza. Quienes se la saben de memoria dicen que aquel equipo jugaba con una elegancia semejante a la de la Hungría de Puskas sólo que los rojinegros, por respeto a los conocedores que saben que un partido perfecto nunca será mejor que uno emocionante, se dejaban encajar muchos goles. Aseguran que por eso los del Paradero no quisieron ganar el campeonato 1950-51 a 4 jornadas de que terminara. No señor. Lo ganaron “a lo Atlas”, en el penúltimo partido del torneo contra las Chivas. Hay muchas fotografiás en sepia donde se ve el momento en que los aficionados invaden la cancha del Parque Oblatos y alzan en hombros al héroe del partido, el tico Erwin Cubero. Pero de igual forma existen miles de fotos del Monstruo del Lago Ness y el Yeti, por lo cual las imágenes de los Zorros levantando la copa también podrían ser apócrifas.

Quien nunca se conformó con fotos y rumores e inició una investigación que mermó su salud emocional fue uno de los atlistas más apasionados de los que se tiene memoria: el afamado Psiquiatra Arturo Soriano. Tildado de traicionero por las barras atlistas y expulsado de por vida del club de sus amores, el Dr. Sori (como le gustaba que lo llamaran) dedicó su vida entera a estudiar el mito del Atlas campeón. Su entrega a dicha misión lo llevó a trabajar de manera gratuita y por más de 30 años en uno de los asilos de ancianos más grandes de la zona Occidente del país- La Finca de los Álamos.  “Sólo quienes fueron jóvenes durante los años 50 podrán ayudarme a saber la verdad” contestaba a los pacientes que le reprochaban el haber abandonado su práctica profesional. Tristemente la mayoría de los ancianos que atendía padecían demencia senil, por lo cual la mayoría de los testimonios fueron destruidos. El único que se salvó, sea por un descuido del Dr. o la labor de su secretaria quien en secreto era creyente del Altas campeón, llegó hace un par de semanas a las manos de un colaborador de este blog. En él un tal Sr. A. Soto asegura que no sólo asistió al estadio el día del partido en que supuestamente el Atlas ganó el título, sino que cargó sobre sus hombros a Erwin Cubero. “Junto a mi estaban Felipe Zetter y el “Chapetes” Gómez. Un señor se acercó a tomarnos una foto y fíjese bien,  yo soy el que tiene la sonrisa más grande.”

El Sr. A. Soto murió en 1976. 

Ocho años después las altas esferas del Atlas encargaron un estudio a un panel compuesto por el sociólogo Francisco Acuña, el eminente filósofo argentino Carlos Alvarado de Icaza, los historiadores Julián Castillo y Fausto Higareda, el escritor Iñaki  Echeguren, el compositor Lupe Ríos, la entonces figura del once atlista “Chaplin” Cevallos y la oscura dupla de médiums búlgaros Dimitar Svevo e Igor Letchkov. El fin del estudio, mejor conocido como el “Informe Rojinegro”, era confirmar la veracidad del trofeo de Campeón que desde hace 59 años está en las vitrinas del Atlas Country Club.

Las conclusiones fueron las siguientes:
 1-    1- El trofeo que desde hace 59 año está en posesión del Atlas de Guadalajara es real y no un holograma. Lo que no se pudo determinar es a qué torneo pertenece.
 La segunda conclusión es todavía más demoledora:
 2-    2- Los seguidores del Atlas disfrutan más una derrota emocionante que una victoria jugando como sea. Por lo tanto el Atlas NO debe volver a ganar un campeonato, en el mundo real o el de las leyendas, so riesgo de perder su base de aficionados, el uniforme rojinegro (el informe no explica por qué) y el juego vistoso que le ha dado el mote de “La Academia”.

Después de leer lo anterior uno entiende porqué el Atlas de Lavolpe, a pesar de ser el mejor equipo de  mediados de los 90, nunca ganó un campeonato. Se entiende también la sinrazón con que sus directivos regalan a los mejores jugadores para sustituirlos con elementos sobrevaluados que deberían estar jugando en el futbol llanero. No es extraño que en las últimas temporadas se hayan empeñado en tomar las peores decisiones y que ahora estén en zona de descenso.

“Le voy al Atlas aunque gane…” Ahora queda claro.

Lo que nunca quedará claro es si la diminuta estrellita que el Atlas tiene sobre su escudo es fidedigna o se la inventaron un par de borrachos en una cantina de Guadalajara a principios de 1950. Si usted querido lector, atlista o no, tiene alguna información que nos ayude a desentrañar este misterio, no dude en escribirnos.

10 comentarios:

maordz dijo...

jajajaja, realmente me alegraste el inicio el fin de semana, es muy bueno lo de tu blog, saludos desde monterrey.

abretesesamo dijo...

Pulgares arriba para este articulo, ¿sera "Queridos Futbolistas el semillero para los nuevos Fontanarrosa, Galeano, Villoros?, espero que si.

¿Quien firma este post?

Axl Tale dijo...

Excelente post, excelente blog en general. ¿Intercambiamos enlaces?

http://troncazos.blogspot.com/

zonico dijo...

chinguen su madre los margaritas

MD dijo...

Lo firma un servidor, Marco Dávila.

gorubu dijo...

A finales de la década del '60 y principios de la década del '70 el Atlas tuvo también un equipazo con sobrados méritos para ser campeón, pero no lo logró. Tenían al "astroboy" Chavarín, a los hermanos Delgado -Pepe y Chuy- al argentino Albretch y al "pistache" Torres, ya en su ocaso, entre otros destacados jugadores. En la semifinal de la temporada 73-74 si mal no recuerdo, le iban ganando 2-0 al Cruz Azul que todo lo ganaba. Sin embargo, se dió una rara situación de reclamos al árbitro, quien se volvió loco y le despachó cinco tarjetas rojas a los jugadores atlistas. El partido se suspendió porque el Atlas ya no tenía suficientes jugadores como para continuar y perdió en la mesa. Tal parece que a partir de ahi este equipo selló su destino y no ha logrado sacudirse el maleficio. Ojalá que la historia cambie, por el bien del futbol mexicano. Aunque no creo que eso suceda pronto, porque con esos directivos...

Adrián dijo...

"...el Atlas de Lavolpe, a pesar de ser el mejor equipo de mediados de los 90, nunca ganó un campeonato."

Por que a mediados de los noventas se les atravesó el Necaxa de Lapuente a todos

CHIVAS MANDA dijo...

CHINGA TU MADRE ATLAS.

GANA UNA COPA LA PUTA QUE TE PARIO !!
GANA UNA COPA LA PUTA QUE TE PARIO!!

AGUANTE CHIVAS
AGUANTE LA iR★Яe

Anónimo dijo...

chingen asu madre las pinches chivas pinches albañiles de mierda no mas sirven para recoger lo que el atlas tira mezcla,cajon y cuchara..mezcla,cajon y cuchara que chinge toda su madre las chivas de guadalajara...

Anónimo dijo...

zonico haz de ser birria, equipo que su aficion solo lo apoya cuando estan arriba, el verdadero aficionado esta con su equipo en las buenas y las malas como mis queridos rijinegros.