3 ago. 2010

FIRST WE TAKE MANHATTAN...


El día que Nueva York se apasione por los Red Bulls igual que por los Yanquis, Estados Unidos estará listo para levantar la Copa del Mundo. ¿No cantó Frank Sinatra que si algo triunfa en esa ciudad entonces puede triunfar en cualquier parte? El soccer no es la excepción. Cae Nueva York, sigue la Costa Este y el efecto se extiende por los estados sureños del Bible Belt y el Midwest hasta llegar a las islas Hawaiianas. “Soccer America” sería la nueva potencia del futbol mundial y la profecía que hicieron los dirigentes de la US Soccer Federation en Italia 90 se haría realidad: “...aunque en este Mundial hemos quedado en último lugar, en menos de 30 años nuestra selección será la mejor del planeta."

Pero antes el futbol tiene que vencer a los Yanquis y los Mets, los Knicks, los Jets y los Gigantes, los Islanders y los Rangers, con once jugadores que para el neoyorquino promedio son menos conocidos que el primera base de los Padres de San Diego. La lógica pedía a gritos que esos futbolistas defendieran la camiseta del Cosmos, aquel mítico equipo de los años 70 cuyos jugadores se daban vida de rock star en el Estudio 54. Pero como en estos tiempos el dinero lo es todo, el equipo se llama igual que la marca que lo patrocina: Red Bull.

Es ahí donde Rafa Márquez jugará como DP (Designated Player o Jugador Insignia) las próximas 4 temporadas. Que le queda el futbol suficiente para haber fichado con algún club inglés o italiano, no cabe la menor duda. Pero como hay una diferencia abismal entre vivir en un penthouse de Park Avenue a hacerlo en un suburbio aburrido de Turín o Manchester, el michoacano no será el primer jugador en lanzarse a la conquista de Manhattan. Ya lo hicieron sin nada de éxito Pelé, Carlos Alberto, Beckenbauer y Chinaglia. Está por verse si Márquez, Henry y los que sigan llegando tienen lo que se necesita para morder la "Gran Manzana".


6 comentarios:

Francisco dijo...

Una visión alternativa a la que presenta este artículo aquí:
http://www.tnr.com/blog/world-cup/75574/critique-the-right%E2%80%99s-war-soccer

No es autopropaganda :)

Anónimo dijo...

Buen punto de vista del editor pero ojala que pase mucho tiempo antes de que a los gringos les guste el futbol... cuando eso llegue a pasar nos vamos a quedar sin ir al mundial

Snobot dijo...

Una cosa que también hay que apuntar: Red Bull hace oro todo lo que toca, no sólo en la Formula 1 que está rompiendo esta temporada, vende deportes como el MotoCross en México, hace rentables las carreras de aviones y bueno, si alguien puede lograr algo en la gran manzana siquiera cerca del reconocimiento son estos tipos que invierten en deporte casi toda su publicidad.

Saludos desde GloriasPasadas, te incluyo en mis links de una vez porque este blog es de mis panboleros favoritos.

Ex fan dijo...

Seguramente Rafa tiene con que, esperemos que la haga porque es un buen jugador y sí son sus últimos años, que se retire con dignidad. Habrá más fans en el estadio que si fuera el Cosmos, ya que paisanos hay muchos.
Ojalá y los gringos nunca sean campeones del mundo, que ni siquiera estén cerca de serlo.

gorubu dijo...

Pues cuando los gringos nos empezaron a tomar la medida a nivel de selección mayor, nos alarmamos y creímos que iba en serio aquello que sentenciaron al finalizar el mundial de Italia. Pero ahora está visto que llegaron a un tope de rendimiento, y que será extremadamente difícil que lo rebasen. A base de trabajar en la dirección correcta con tenaz y disciplinado esfuerzo, lograron convertirse en el gigante de Concacaf, pero ya se sabe que quien ostente dicho título nunca ha conseguido nada importante en copas del mundo, y ni siquiera en copa América. Así que no se preocupen, por más que nos ganen en eliminatorias y demás, nuestros vecinos del norte carecen de algo fundamental para ser campeones del mundo: genes futboleros. Esos no se crean por generación espontánea, por más que se entrene en doble turno durante treinta años; el entrenamiento tan sólo es para desarrollar lo que ya se tiene, y para potenciarlo. Incluso les diría que muchas veces no es suficiente poseer una dosis abundante de tal carga genética; ahí tenemos el ejemplo de Holanda para constatarlo, con sus tres finales de mundial perdidas. Lo que quisieron hacer al formar la MLS fue diversificar el negocio deportivo, para que los "latinos" a quienes no les gusta otro deporte que el "soccer" asisitieran en tumulto a los estadios. Eran un segmento del mercado desperdiciado. Y el negocio, como casi siempre les ocurre, les salió muy bien porque lo hicieron con seriedad. Paralelamente, su selección subió porque es un reflejo de su liga.

zonico dijo...

Pinchis gringos también dijeron que para el 2010 serían campeones del mundo

yo he visto algunos partidos de la mls y la verdad no son mejores que un atlas - pachuca