4 jun. 2010

CHIN ¿AHORA QUÉ HACEMOS?


En 1966 Holanda tenía una de las selecciones más débiles del continente europeo. Ocho años después llegaron a su primer final de Mundial.  Este dato impresiona a cualquiera, pero no es nada si se le compara con el salto cuántico de la actual selección mexicana. Y es que en tan sólo una semana el Tri pasó de ser el peor combinado del mundo a posible caballo negro gracias al baile que le puso a Italia. 

Le ganó con el mismo entrenador que hace unos días fue crucificado por la exclusión de Jonathan Dos Santos, con el mismo delantero que contra Inglaterra falló dos jugadas a bocajarro, y con el mismo 10 que el fin de semana fue sorprendido bebiendo y fumando en el hotel de concentración a las 4 de la mañana. Vamos, le ganó con el Bofo en la banca y eso sí está cabrón.

Desgraciadamente los italianos pierden rara vez, por lo cual no tienen un instructivo que recomiende  cómo actuar en caso de vencerlos. Menos aún cuando el equipo ganador representa a un país tan exagerado como el nuestro donde los “conocedores” que un día presagian una derrota catastrófica, al siguiente invitan a la gente al Ángel de la Independencia. Para acabarla de amolar aficionados en serio y villamelones tampoco cantamos mal las rancheras pues somos capaces de pasar de un “pinches pendejos” al “sí se puede” y el “viva México” en lo que dura el tiempo de compensación.

¿Qué hacemos entonces? 

Por lo pronto olvidar todo lo que la selección ha hecho, bueno o malo, en los últimos 4 años. El Mundial arranca el próximo viernes y ahí se empieza desde cero.

3 comentarios:

camp tj dijo...

jaja muy cierto, buena forma de explicarlo, yo mesiento igual! los pendejeo pero despues ahi ando gritando como loca apoyandolos, trato de ser realista y no porrista ;)

saludos desde tijuana, espero puedan visitar el blog. de vez en cuando se posteara sobre futbol , en mi perfil aparece

Francisco dijo...

Mesura.

Anónimo dijo...

No quiero demeritar lo conseguido, pero vamos, no fue más que un amistoso. Ya veremos qué mundial hace México y qué mundial hace Italia. Ojalá que los nuestros sean capaces de mostrar algo como lo del jueves pero en la segunda fase del mundial y ante un equipo aguerrido que de veras quiera quitarle la pelota y tomar la iniciativa, no como estos italianos huevones que nomás fueron a Bélgica a echar unas cheves y pasearse