5 may. 2010

SÁLVANOS CANTONA (SÁLVANOS NIKE)

Hace varios Mundiales Eric Cantona metió uno de los goles más importantes no sólo de su carrera, sino de la historia del futbol-
El estadio: un anfiteatro romano en Túnez; los compañeros de equipo: Campos, Maldini, Ronaldo (el gordo), Figo; el rival: once demonios. 


De no haber sido por esa anotación el Señor de las Tinieblas habría acabado con el deporte más hermoso del mundo, hoy no tendríamos con qué volver a la infancia,  y tampoco habría buenos anuncios de futbol. Como por ejemplo el de Adidas para el Mundial pasado, donde dos niños en una chabola arman una cascarita con Zidane, Beckenbauer, Platini y Khan. O aquel del 2002 donde el mismo Cantona regenteaba partidos de 3vs3 en una jaula dentro del interior de un buque de carga.

Lamentablemente este tipo de ideas no son lo que abunda de cara al Mundial. Prendan la tele durante cualquier partido de esta liguilla y verán que no estoy mintiendo. O durante cualquier programa, el que sea, al fin y al cabo en este momento todos los anuncios de todas las marcas tratan de relacionarse con “la pasión” del futbol.

En un spot de Liverpool un escuincle caguengue corre por toda la tienda persiguiendo una pelota y provoca las situaciones más chuscas e “inesperadas”. Todo para que al final un locutor con voz fúnebre diga algo así como “la emoción del futbol ahora en Liverpool”. No mamar. Los hay también de galletas, mueblerías, celulares, desodorante, rastrillos y casi cualquier producto que poco o nada tenga que ver con el futbol. Sólo faltan (no tardan) los de toallas femeninas.

Aquellos donde salen los seleccionados tampoco se salvan. Hay uno donde Ochoa, Torrado y Juárez bailan y echan desmadrito para que tú comas sándwiches hechos con el pan del osito medio gay. Hay otro, no sé si lo han visto, en el que Cuau aparece feliz dentro de un banco donde por lo general te tratan con las patas. Qué horror... y eso que todavía falta un mes para el Mundial. A ver con qué clase de anuncios nos bombardean cuando empiece. 

Mientras no sean como aquel de Coca-Cola en 1986 donde Hugo Sánchez anotaba un penal de último minuto, mismo que falló en la vida real durante el partido contra Paraguay, podremos ver los partidos de México en paz.

6 comentarios:

Ex fan dijo...

Lo peor de todo es que no hay un solo comercial que valga la pena, siendo el futbol algo tan chido, deberia servir de inspiración para que las marcas hagan lo que no hacen en todo un año de publicidad. Ojalá y prohibieran de aquí al mundial más anuncios de futbol. Ya nos aburrieron.

FI dijo...

Antes había más creatividad.

Te faltó el de Coca Cola del Mundial pasado, con las manos que alentaban.

Francisco dijo...

El consumidor se ha vuelto más pendejo. Por eso las compañías no se esfuerzan en hacer comerciales chidos.

Alex Rodríguez Santibáñez dijo...

Publicado hoy, 7 de mayo en Récord.

Escribe el Futuro:

http://estavaciado.tumblr.com/post/578964561/escribe-el-futuro-publicado-hoy-en-record

seth dijo...

Qué tal: http://bit.ly/d1JYXw ???

Blogger dijo...

Do you love Coca-Cola or Pepsi?
SUBMIT YOUR ANSWER and you could get a prepaid VISA gift card!