19 dic. 2009

LA BURLA DE LAS ELIMINATORIAS



POR: SEBASSTIÁN CORTI

Sé que doy un poco de hueva. Juro que lo sé. También sé que los posts más divertidos y comentados son los que tienen las siguientes palabras y construcciones sintácticas: Pumas, cuau, putos, chinguen a su madre los argentinos, gringos y catrachos, América papá del Cruz Azul, etc.

A pesar de saber todo esto, insisto con un post como éste. A los que tengan el arrojo de leerlo, muchas gracias.

Durante cuatro años se juega una especie de pantomima universal llamada eliminatorias, en las que se decide qué países jugarán la Copa del Mundo. El nombre de los países y el lugar en el que se juega, son claves para el objetivo final del Mundial: cerrar exitosamente un ciclo económico para la FIFA.

El Mundial pasado (Alemania 2006) fue un ejemplo de éxito: todavía sin crisis económica y con la presencia de países importantes, se jugó en ciudades seguras, estadios modernos, clima cálido, buenas transportaciones y amplia oferta de hoteles.

El que viene tiene demasiados problemas. En primer lugar, Blatter se vio obligado a organizar el mundial en África por una devolución de favores. Sus sucesivas reelecciones en la FIFA se deben, en buena parte, al voto africano. En las votaciones de la FIFA un voto de Togo tiene el mismo valor que el de una potencia como Inglaterra (no hay que ser un iluminado para saber que es más fácil comprar el voto del delegado togolés que el inglés). Sumar votos africanos y de países débiles puede ser la puerta a la perpetuidad.

Blatter, sumado a nefastos adláteres como el argentino Julio Grondona, hizo la ecuación: “Estoy obligado a hacer un mundial en África. ¿Cómo asegurarme que no sea un fracaso económico? Lo organizo en el país menos africano de todos: Sudáfrica.”

Veamos los puntos en contra: en primer lugar, la crisis económica global.
Yendo más específicamente a los problemas del país, las distancias con el primer mundo son enormes. No se puede, como hicieron muchos europeos en Alemania, tomar un tren, ver el partido y regresar esa noche a casa. Lo que obliga a comprar un pasaje de avión y recluirse en hoteles, caros pero seguros, de ciudades como las sudafricanas que sueles ser caras e inseguras.

Aparte el país vive una serie de huelgas y protestas sociales motorizadas por la mayoría negra, que aprovecharán, sin duda, los ojos del mundo durante el evento para hacer más efectivos sus reclamos. Sumémosle a todo esto, que será uno de los pocos mundiales que se jueguen en clima invernal (como Uruguay 1930, época en la que no existía marketing mundialístico, y Argentina 78) lo que tampoco ayuda al turismo.

¿Qué puede hacer la FIFA?: por lo menos, asegurar la presencia de selecciones clave para garantizar viajes o, al menos, grandes audiencias televisivas.

Uno de estos países clave, por volumen económico, es México. Y aquí empezamos a desentrañar entramados político-económicos.

Ej 1: CONCACAF. Eliminatorias para el 2006. El “sorteo” del calendario arrojó que el partido final de México sea de visitante contra Trinidad y Tobago (casualmente, patria del mafioso regional de Concacaf, Jack Warner). Partido sospechoso, donde México, ya calificado, pierde 2 a 1, lo que posibilta el debut en mundiales de los locales.
Eliminatorias 2010. Casualmente el último partido de México es nuevamente en Puerto España con TyT. Todo preparado para la devolución de favores. ¿Alguien tiene alguna duda que si México hubiera necesitado un triunfo contra una eliminada Trinidad, no lo hubiera conseguido?

Otro ejemplo bien claro es en Conmebol. En las eliminatorias 2002 Uruguay cerró en casa con Argentina. Un negociado empate le permitió ir a la repesca que lo llevó a su primer Mundial desde Italia 90.
En las del 2006, otra vez Uruguay cerró de local con Argentina, clasificada. Un triunfo sobre una opaca albiceleste le permitió ir a repesca, que esta vez perdió con Australia.
Miremos al futuro. Dentro de un mes. La casualidad se repite. Uruguay, por tercera eliminatoria consecutiva, cierra en Montevideo con Argentina. Lo que los cerebros de FIFA no pudieron prever es que ese partido podría definir un puesto en el repechaje contra los hermanos catrachos o ticos. Messi vende bastante más que Forlán. ¿Ustedes que creen que pasará?

6 comentarios:

gorubu dijo...

Según recuerdo, varias federaciones de países pertenecientes a Conmebol -entre ellas la colombiana- elevaron una protesta oficial ante Fifa, por lo sospechosos que se presentan esos partidos entre los hermanos rioplatenses. Pero al parecer, como diría Mausán: "Nadie, hace nada"... En fin, a ver cómo pintan las cosas esta vez. Aunque jugar un mundial es la aspiración de todo jugador, me parece que también cuenta el lugar en que se dispute. Y el problema de este tipo de sedes ya lo conocemos: recordemos el mundial de Corea (y eso que ahi no tienen los problemas de infraestructura que hay en Sudáfrica). O mejor dicho, ¿alguien es capaz de recordarlo?

Anónimo dijo...

Excelente análisis. Coincido completamente con él.

Marco Ross dijo...

Vaya, hasta que por fin hay un espacio donde se exponga el manejo que existe para armar un buen Mundial. Ya lo dijo Lavolpe hace poco, palabras más palabras menos: "Cuando fuimos a Trinidad en el último partido de la eliminatoria pasada había que darles una mano pues estábamos peleando por ser cabeza de grupo en el Mundial". El resultado: Trinidad y Tobago 1 - México 2, con el cual Guatemala quedó fuera del repechaje de forma por demás injusta. Hace poco, cuando Marco Rodríguez pitó el partido Honduras-Costa Rica, un irresponsable cronista casi provoca que agredan al silbante. Sin embargo, pasada la calentura del partido, el mismo comunicador aseguró: "Todo está arreglado para que México vaya al Mundial". Hasta ahora no hemos necesitado ninguna ayuda gracias al buen futbol que la selección ha mostrado en los últimos juegos. Pero si no fuera así, ahí estará siempre la mano negra que nos ayude a entrar al Mundial. Vergonzozo.
Por lo demás felicidades a este blog cuyo contenido hace palidecer a cualquier publicación "seria" tipo récord.

gabriel dijo...

gracias a dios las limitaciones humanas del fut siempre están compitiendo por vencer la mierda de negocio en que lo han transformado

Francisco dijo...

De las eliminatorias sudamericanas no hablo porque la CONMEBOL es la confederación más mafiosa del mundo.
En cuanto a los partidos de México, hay que recordar que la selección tuvo 4 partidos de visitante en la primera ronda, por lo que también puede argumentarse con algunas bases que las confederaciones centraomericanas diseñaron el calendario de tal forma que México quedara fuera; no olvidemos que hasta hace unas semanas, antes del partido contra EUA, estábamos preocupados porque quizá quedaríamos fuera del Mundial, no por ser los primeros del grupo. Al no ser un argumento contundente y que se presta a debate y a especulación, me parece que el autor del artículo ve moros con tranchetes.
Todo mundo (o al menos los analistas económicos) esperaba y sabía que poca gente fuera a Sudáfrica, con crisis o sin ella. El argumento para llevar al mundial ahí fue que el mundial sería un "premio" a Sudáfrica por haber superado el apartheid y quitarle al mundial su carácter de evento europeo-americano. Recordemos también que la entrada principal de ingresos de la FIFA no es lo que paga la gente por ir a los estadios, sino los derechos de televisión que pagan las cadenas europeas (¿recuerdan que Maradona se quejaba de que los partidos de México 86 y USA 94 se jugaran a mediodía para que fueran transmitidos en la noche europea?). A la FIFA no le interesa quién va a los estadios; es el país sede el que tiene un interés en captar turismo. En ese sentido, se podría argumentar, incluso, que organizar el Mundial será contraproducente para Sudáfrica: están construyendo un montón de estadios (futuros elefantes blancos) para un evento en el que no van a recibir turismo y muy probablemente tengan que regalar los boletos, como lo hicieron los japoneses y los coreanos.
Lo único en lo que coincido con el autor es en el cambio de votos por favores, cosa que está más que documentada. Pero el fenómeno no es para nada exclusivo de la FIFA. Platini llegó a la cabeza de la UEFA gracias al apoyo de los países chiquitos de esa confederación.
Me parece que el análisis del autor están basadas en sus percepciones personales y sus juicios a priori, en vez de un análisis desapasionado de los hechos. Pero de todas formas, qué bueno que QF incluya todo tipo de colaboraciones.

J. Lüver dijo...

Entonces en esta eliminatoria todo les salió mal, es más lógico pensar que pasa Argentina, pero esto es acá... que pasa con el fenómeno mediatico llamado C.Ronaldo? que al parecer y por lo que dictan las maldiciones, puede NO ir al mundial...