26 ago. 2009

THE HANGOVER ( o "qué nos deja el juego contra EU")



POR: SEBASTIÁN CORTI

En la divertida película QUÉ PASÓ AYER, cuatro amigos se despiertan, con una cruda impresionante, sin recordar lo que les pasó la noche anterior,. Además, una gallina, un tigre y un bebé están viviendo en su habitación de hotel.

México vive también una cruda impresionante. Después de la fiesta del 2 a 1, no se recuerda ni importa como se jugó. Los detalles estrafalarios son que Donovan tiene gripe A, Giovani pasó de ser suplente en la primera A inglesa a ser un sex symbol buscado por los mejores clubes de Europa y ya se descuenta la clasificación al Mundial. Todo es maravilloso y ya nadie recuerda los horrores de meses atrás.

Pero bueno, echemos un vistazo hacia atrás para ver si hubo algo de malo en lo QUE PASO EL 12 DE AGOSTO.

Torrado como salida de juego

El buen Gerardo tuvo un desempeño tan bueno defensivo, como malo, ofensivo. Falló demasiados pases en jugadas simples y su traslado se hizo muy lento. Si el volante de marca de la selección, no es garantía de buena circulación, no puede ser titular en la selección.

Defensa central
Así como pasó en la Copa de Oro en el México-Costa Rica, simples pelotazos frontales generaron problemas en jugadas donde no debería haberlos.

La glorificación del Azteca
Post partido, mucho se habló del poder del Azteca. Hasta León Krauze hizo una editorial con el tema. El problema es que al pensar que en el Azteca se ganan siempre los partidos, se dejan ir muchos puntos de visitante.

Conclusión final.
Los americanos no son mejores. Juegan menos presionados.

Si le va mal a la selección de soccer de EUA, se entera muy poca gente. Los jugadores no son estrellas millonarias. Donovan no se anda dando a la Belinda gringa. Tienen mucho para ganar y poco para perder.

Aquí el foco está en la selección. Hay mucha más pasión, lo que conlleva a mucha más presión. El negocio atrás de la selección y del futbol mexicano es muy grande. Tan grande que se transforma una de las principales causas para que no progrese.

5 comentarios:

gorubu dijo...

Exacto Sebastián... la selección mexicana es la gallina de los huevos de oro, pero paradójicamente hay a su alrededor tentaciones raras. Tal parece que los dirigentes pensaran que debe manejarse mal para seguir siendo negocio. Si se manejara como la selección alemana, tal vez aportaría mayores dividendos, pero a ser repartidos más democráticamente, y obviamente que la sóla idea le causa incomodidad a muchos. Además nadie parece estar dispuesto a dar el primer paso para esa transición, pues respecto a ella se tiene la idea de que representaría una labor titánica, un esfuerzo sobrehumano que no vale la pena realizar. Total, si así de mal llevada deja lana, pues ¿para qué modificar el esquema? Lo malo es que si la selección se convirtiera en un auténtico asunto de estado y dejara de ser un medio de distracción para las masas, seguro que entonces nuestros queridos gobernantes se adueñarían del negocio e intentarían ganar aún más de lo que ahora gana al manejarla la iniciativa privada, pero manejándola mucho peor todavía.

Sebastián Corti dijo...

Coincido con lo que dices: si manejandola la selección con las patas, muchos se hacen millonarios, para qué cambiar?
Y con el tema de los miles de jugadores importados, que sólo vienen a ganar lana y a tapar figuras mexicanas, pasa lo mismo. Es un negociazo tan grande, que siempre va a existir y siempre va a hacer perder al futbol mexicano

DANÓNIMO dijo...

Señores Gorubu y Sebastián, desgraciadamente lo único que nos queda es resignarnos.

Saludos!

Anónimo dijo...

Pinches EMOS

Mexican Jack Mafia dijo...

eaaa se estan poniendo las pilas!

Saludos

MJM