21 jul. 2009

A falta de algo interesante, el nuevo uniforme de Cruz Azul



Qué feas son las pretemporadas. No hay partidos y a falta de ellos los periódicos llenan sus páginas con las noticias más triviales. Que si el preparador físico del Pachuca, o de los Tecos o San Luis, da igual, se lastimó la rodilla cuando estaban entrenando en la playa. Que si el Tuca se enojó porque multaron a su brother el "Chelís". Qué cosas.

Por si fuera poco no hay Mundial, Eurocopa o Copa América. Tenemos que conformarnos con la Copa Oro donde a los pobres haitianos los mandan en camión de segunda a sus partidos. De los nicaraguenses y los jamaicanos ni quién se acuerde. Así pues al no haber nada interesante que publicar nos vemos en la necesidad de escribir, por segunda ocasión en menos de tres días, sobre la presentación de un uniforme nuevo. Esta vez el de Cruz Azul.

¿Qué se puede decir de su nueva camiseta? Que es elegante, no hay duda. Que no tiene anuncios de Zapatería 3 Hermanos o las costas de Nayarit, lo cual se agradece. Que es Umbro y tiene, taraaaaaaaaaaaaan, "materiales inteligentes". Y que en su escudo lleva muchos años mostrando el mismo número de estrellas. A ver si con esta piel el equipo de la Colonia Nochebuena encuentra cómo ganar un campeonato. O al menos cómo ponerle un hasta aquí al América.

2 comentarios:

gabriel dijo...

el rostro de Brown al fondo de la foto es chingòn y bueno... deus ex machina celeste, we

gorubu dijo...

Marquito, también podemos hablar de las flamantes contrataciones que han realizado algunos equipos para reforzarse de cara al siguiente torneo. ¿Qué te pareció la de Montenegro al América? Te puedo decir que este jugador ha llegado a estar considerado como el mejor jugador de la liga argentina, por encima de Riquelme, Insúa, Mascherano, Verón, Tévez, etc. Es decir, llega a México con mucho más cartel incluso que figuras históricas traídas por el cuadro de Coapa, tales como Brailovsky, Edú, Reinoso, Batata, Outes, Zaguinho, etc. Pero claro, falta ver si el "Rolfi" rinde a un nivel siquiera cercano al de los enormes nombres mencionados, pues uno de los problemas del América es que hace varias temporadas que se refuerza con jugadores de prestigio, pero apenas un par de ellos han desquitado el sueldo, con lo cual, ya nadie les cree cuando cada pretemporada prometen reverdecer laureles. Antes se decía que este equipo debía perder, por el bien de nuestro fútbol. Pero de un tiempo a la fecha, y por increíble que parezca, ahora se espera que retome el paso ganador, para traducirlo en un síntoma de salud para el balompié nacional. Cosas del fútbol...