6 jul. 2009

El Engaño de Brasil



POR: SEBASTIAN CORTI

El gran engaño del Diablo es hacerle creer a la gente que no existe. El gran engaño de Brasil es hacer creer que sigue jugando el futbol del jogo bonito, la samba y la folha seca. La samba y la alegría está en las tribunas en esas morenas que las cámaras de televisión se empeñan en mostrar, cuando no hay mucho que ver en el campo de juego.

“Hoy juega Brasil, el espectáculo de futbol más grande del mundo”, gritaba Toño Rosique, el 13 de junio de 2006 en Berlín. Brasil abría su presentación en el mundial frente a Croacia. Ganó 1 a 0, con un balazo de Kaká, siendo peloteado todo el segundo tiempo.

Hagamos un poco de historia. El último Brasil Brasil jugó en México, no en el 70, en el 86. Y quedó afuera por penales en un partido increíble, en el que Joel Bats, arquero francés, jugó el mejor partido de su vida. Seguramente debe ver el tape de ese partido cuando necesita mejorar su autoestima.

Ese día se generó un parteaguas en la dirección del futbol brasileño. Llevaban 16 años jugando muy bien, sin ganar ningún mundial. Que Argentina haya ganado su segundo mundial en 8 años, le agregaba más sal a la herida.

Para el 90, contratan a Sebastiao Lazaroni, un técnico táctico, a la europea. Juegan mal y quedan fuera, en lo que fue su mejor partido, frente a Argentina.

En el 94, había que ganar sí o sí. Agarra Carlos Alberto Parreira, y en el medio pone más cemento que fútbol: Mauro Silva, Dunga y Mazinho. Bebeto y Romario, goleadores mortíferos, arriba. Van pasando de octavos a la final, ganando ajustadamente (1 a 0 a EUA, 3 a 2 a Holanda, zapatazo de Branco faltando 7 minutos y 1 a 0 a Suecia, con gol de Romario faltando diez minutos). Ahí, ganan la peor final de la historia (0 a 0 y penales a Italia).

En el 98, mucha efectividad y pocas luces. Fue el Mundial en el que una de las novias de Ronaldo robaba más tiempo de TV que la repetición de los goles. Pierden con Noruega en primera fase, le ganan con lo justo a Dinamarca en cuartos y por penales a Holanda en semis. La final, 0 – 3 abajo con Francia.

Y en lo que para mí es el mundial peor jugado de la historia, el 2002, con Scolari, algunas ayudas de los árbitros y un Ronaldo inspirado para los rebotes, salen campeones.

En el 2006, sólo tienen un partido con resultado rutilante. El 3 a 0 a Ghana en octavos de final. El único problema con ese partido es que fue arreglado de antemano. La mafia asiática de las apuestas sobornó a varios jugadores ganheses para asegurar un resultado de victoria de Brasil por 2 goles o más. (para más información lean THE FIX: SOCCER AND ORGANIZED CRIME de Declan Hill)

En resumen, ahora Brasil no es futbol espectáculo: es una máquina mortífera de ganar. Apoyado en Julio César (el mejor arquero del mundo en la actualidad, sin dudas), Lucio y Juan, en el medio de la defensa, y solistas que pueden inventar un gol de cualquier jugada rota o de balón parado: Dani Alves, Kaká, Robinho y Luis Fabiano. A todo esto, se le suma el rigor táctico de Dunga, que no permite muchas distracciones. En su último partido complicado por las eliminatorias, hace un mes en el estadio Centenario de Montevideo, le ganaron 4 a 0 a Uruguay. En el primer tiempo, en sus primeros tres ataques habían marcado tres goles.

Mirando hacia delante, Sudáfrica 2010, las casas de apuestas dan favorito a España, el nuevo lírico del futbol mundial, por 5 a 1. El efectivo Brasil, lo sigue con un momio de 6 a 1. ¿Ustedes qué opinan? Hagan sus apuestas, señores.

2 comentarios:

Elías Sánchez dijo...

Es cierto. Hace miucho que Brasil dejo de ser Brasil. Yo tengo 45 años, por lo cual me tocó ver a la selección de 1970. Después de ese equipazo hubo otro mas a mi gusto, el de 82. De ahí a la fecha no a ha vuelto a existir otro Scratch du oro que practique el juego al más purto estiulo brasileiro. En fin. Muy buen post.

ALVAR GONZALEZ dijo...

ASI SON LOS AMAZONICOS. HACE AÑOS QUE LLEGAN A TODOS LOS TORNEOS HACIENDONOS CREER QUE TRAEN LA MAGIA DEL 70. Y AL FINAL ARRASAN CON UN FUTBOL MAS FISICO Y MENOS DEPURADO. COINCIDO CON LOS MOMIOS DE CARA AL SIGUIENTE MUNDIAL.

EXCELENTE ARTICULO.