3 jun. 2009

Vuelve la U de G



POR: IGNACIO C.

Bueno, se acabó la temporada pues ya se conoce al campeón. Ahora vendrá un periodo de relativo ayuno futbolero en el que la prensa especializada no dispondrá de suficiente información para rellenar sus espacios en los medios, así que los programas y noticieros deportivos, se la pasarán dándole vueltas y más vueltas al desempeño que tuvo el tricolor ante su similar de El Salvador, que si Cuauhtémoc sigue en forma a pesar de que juega en la MLS, que si Nery Castillo sigue de indisciplinado, que si Aguirre debe prescindir de Sinha y llamar en su lugar al "Topo" Valenzuela, que si la duda entre Osvaldo y Ochoa para la portería genera discordia, entonces deben poner a Calero, al fin que ya está naturalizado y "por ende es tan mexicano como el "Monito" Rodríguez... y así nos podemos seguir horas y horas, y ríos de tinta correrán para solamente reseñar pendejadas intrascendentes.

Ahora que si me preguntan, les diré que el único tema digno de atención según mi punto de vista para esta pretemporada, es el regreso de los leones negros de la Universidad de Guadalajara, aunque sólo sea a la primera "A". Resulta que "el equipo que nació grande" y que se creía extinto, ha resucitado gracias a las maravillas del sistema bajo el cual se rige ese ente tan extraño denominado Femexfut. Jorge Vergara, el controvertido dueño del rebaño -y por tanto dueño de la franquicia de su filial, el Tapatío- le vendió la franquicia de este último a un grupo de empresarios jaliscienses, al parecer egresados de la mencionada U de G, que desde hace tiempo estaban interesados en que el club de sus amores volviera a escena. Y como no tenían presupuesto para que apareciera directamente en primera división, lucharán por el ascenso. Francamente deseo que lo logren en poco tiempo; lo único que les pedimos es que no jueguen de local los sábados en la noche y que sus partidos los transmita Televisa con sus comentaristas menos conocidos. Digo, solamente para que gocen de más identidad y no los acabe uno confundiendo con sus vecinos del Atlas, o peor aún, con los tecos de la UAG.

No sé ustedes, pero yo guardo recuerdos muy gratos de este equipo de psicodélico uniforme, por cierto inconfundible y original como pocos, y que por tanto muy rara vez en su historia tuvo que recurrir a una camiseta alternativa, pues la de ningún otro equipo se le parece. Nunca pudo levantar un trofeo de campeón de liga en aproximadamente veinte años de existencia, aunque sí logró ganar alguna edición del desaparecido torneo de copa, y fue nada menos que jugando la final contra el América. Ese mismo equipo es recordado por muchos aficionados, integrado por Aguado, el "Vikingo" Dávalos, Martín Vázquez, Daniel Guzmán, Víctor Rodríguez. Humberto Romero "Romerito", Sergio Díaz y compañía, que eliminó precisamente al América en semifinales, terminando así con una brillante época del cuadro azulcrema, aunque después perdió la final contra el mejor Puebla de la historia, dirigido por Manuel Lapuente e integrado por varias figuras.

Mención aparte merecen algunos de los jugadores que defendieron sus colores en diferentes temporadas, tales como el brasileño Nené, el "Astroboy" Chavarín o Cascius Clay (otro brasileño, homónimo del legendario púgil), por mencionar algunos.

Así que bienvenido el felino de negra melena, ojalá logren superar el reto de devolverle la identidad a un club que puso carácter y calidad en la época en que le tocó competir. Ojalá que esta sopresa no sea echada a perder por el propio Vergara, pues como ustedes saben, el litigio para aclarar si la compra del Guadalajara fue derecha sigue su curso, y según los accionistas inconformes con la venta del club, estarían cerca de ganarle el juicio. Esto echaría por tierra también la venta del Tapatío (hoy U. de G.) lo cual abriría un nuevo episodio en la telenovela de ciencia-ficción llamada fútbol mexicano.

Bueno, ustedes no se pierdan su desenlace, a pesar de que el balón no ruede durante algunas semanas, la trama sigue en oficinas, juzgados y medios de comunicación.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Eliminaron al América con un penal originado por una "supuesta" mano de Farfán como a 3 metros fuera del área. Arbitro FARZA y Ochoa.