8 may. 2009

Hablando de justicia


¿Fue justo o no lo que pasó en el partido Chelsea-Barcelona?

No lo es si aceptamos que el árbitro dejó de marcar al menos dos penales en contra de los catalanes. Lo es si tomamos en cuenta que la forma en que juegan los de Londres no entretiene ni a sus más allegados familiares.

No, no es justo si observamos el mal planteamiento que Barcelona tuvo en la serie completa.
Sí lo es considerando que Chelsea no cerró el puño cuando pudo hacerlo.

Manchester – Chelsea: no es justo para los aficionados soportar una final tan aburrida como la del año pasado.

Manchester – Barcelona: sí lo es si el partido en Roma es tan abierto como el Real Madrid-Barça.

Conclusión.
Hay un magnate ruso en Londres que hoy aprendió una lección muy valiosa. La vida, sin importar el dinero, a veces suele no ser justa. Si lo fuera no habría niños paquistaníes maquilando los balones con los que se juega en Europa, nuestros diputados no se darían lujos a expensas de los impuestos que pagamos, y yo estaría de vacaciones en alguna playa sin tener que preocuparme por la Influenza.

No hay comentarios: