21 nov. 2012

Reconquistando América con un balón



¿Qué hace la selección campeona del mundo y bicampeona de Europa jugando partidos amistosos contra Puerto Rico y Panamá, en estadios de futbol muy inferiores a los de cualquier equipo de la segunda división ibérica? 

Seamos sinceros, porque "La Roja” puede darse el lujo de jugar el día que se le venga en gana en el estadio de su elección y cobrando lo que quiera contra cualquier combinado nacional, así sea Argentina o Inglaterra. Sin embargo eligieron hacerlo contra boricuas y canaleros, que destacan por muchas cosas menos su forma de jugar futbol. Habrá que preguntarse por qué.

No fue por estrechar los lazos de amistad entre España y la región, como tampoco para consentir a la cada vez más creciente comunidad española en ambos países.

La razón estriba en la importancia estratégica que Puerto Rico y Panamá tienen para las grandes trasnacionales españolas. Conquistar el primer país les abre la puerta al mercado hispano de los Estados Unidos, y hacerlo con el segundo les da la llave de Centro y Sudamérica más el Caribe.

Así, la decisión de hacer una gira por tierras tan exóticas no fue idea de Vicente del Bosque sino más bien del CEO de Movistar o Inditex, por citar solo un par de ejemplos, quienes lo habrán sugerido a sus pares de la Real Federación Española de Futbol, como no queriendo la cosa, antes de firmar un contrato de patrocinio a seis cifras por los próximos cuatro años.

“¿Quiere usted, señor Director General de XXX, que armemos una gira de la selección de España en Dominica, pues necesita tener el oído (y el favor) del presidente de dicha nación? Hecho. 

Agendamos un partido amistoso para dentro de un mes y lo sentamos al lado del mandatario en el palco de honor del que seguramente es un estadio de Crícket. La Roja mete unos cuantos golecitos, usted cierra el negocio y todos contentos ¿vale?

¡A por lo que alguna vez fue nuestro continente, pues! que con esta armada comandada por Casillas e Iniesta los conquistados nos reciben con alfombra roja, nos llenan de aplausos y nunca pero nunca, jamás, perdemos.”

No hay comentarios: