2 jun. 2011

PENAL REPETIDO vs FIFA

Por: Gabriel Rodríguez Liceaga (NEB)
1.
No sé qué tan enterados estén al respecto del desmadrito que traen en la FIFA, la cosa es sencilla: los dueños del balón son una mafia espantosa. Uno enciende un canal deportivo y de inmediato entra a un submundo con sus propias reglas, naciones, banderas, himnos y antepasados: el mundo del deporte. En específico: el mundo del futbol. Es delirante pensar que organismos periodísticos enteros se encomiendan a darle seguimiento a lo que ocurre en dicho mundo alterno (tan delirante como si existieran canales dedicados las 24 horas a explicar el azar de las estrellas, lo que dicho sea de paso sería acaso más interesante)
Ese mundo del fut también tiene dictadores. Lo de Blatter es una cochinada inadmisible, una tiranía cínica. No hay manera de derrocar a Blatter, no la hay. El sujeto competía contra nadie en las votaciones de ayer. Contra nadie. Pareciera trama de ciencia ficción. Vaya, a Blatter sólo lo detendrá la muerte. Hay que aceptar eso y celebrar goles, al menos la resultante de sus mañas déspotas no implica pobreza o cadáveres de soldado.
Pero me voy a clavar un segundo en lo que dijo el único humano que trató de encarar sus corruptelas, me refiero al representante de England.
Dijo: “Un nombramiento sin adversario establece un mandato defectuoso”.
A mi cuate el Joven Murrieta también le gustó mucho la frase, pero yo no creo que el reclamo debería detenerse ahí.
Y es que Barcelona no tenía rival tampoco el sábado.
La gloria deportiva es un monopolio. Un monopolio primermundista y azulgrana. Sí es cierto que juegan muy bien, sí es cierto que serán recordados… pero ya no hay competencia. No la hay. Y por ello son unos campeones defectuosos. ¿O no, delegado casualmente inglés? ¿Cómo se va a solucionar eso? Igual que lo de Blatter: con el tiempo. No hay de otra. Aguas, porque en cualquier momento esto se vuelve tendencia: y la verdad yo prefiero que San Luis Potosí sea campeón a padecer de otro campeonísimo.
2.
Me da risa que el Word me pone en mayúsculas la palabra FIFA contra mi voluntad ¿vieron? A ver, va de nuevo: FIFA. ¿Vieron? Intentaré una vez más: FIFA. Wow, qué siglo tan loco nos tocó. 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

imaginemos por un momento que la meta de Blatter desde niño ha sido ser el 'dueño' de la FIFA. Ese sería un mal ejemplo: que él cumplió sus sueños.

Que lo hace. Que sus libros de motivación le sirvieron. Y que, como dice el neb, sólo la muerte -a este paso- prodría detenerlo.

Pop Myers dijo...

Este hombre es un maquiavelico de hueso colorado, jeje.

Anónimo dijo...

Pepe Corvina dijo: No se crean, lo mismo decían de Havelange -todo un Fidel Velázquez del deporte- y ya ven. Cuando se cansó e hizo cuentas (no le alcanzaban esta ni tres vidas más para gastarse el dineral que acumuló) decidió retirarse y gozarla. Julio Grondona es otro dinosaurio que ahi la lleva, aunque más a nivel doméstico argentino (con todo y todo, es más o menos el dueño de la AFA).
Bueno Neb, no podrás quejarte del sistema de competencia mexicano. Está mal diseñado y peor pensado, pero arroja como consecuencia que equipos como el San Luis, Tecos o Jaguares puedan calificar seguidón, y en una de esas hasta ser campeón. Bajo un formato de torneo serio, esos equipos jamás serían campeones, y en cambio tendrías que aguantar ciclos prósperos de los equipos serios (o rachas de campeonísimos). Incluido tu Cruz Azul.