31 may. 2011

DISPAREMOS CONTRA LOS VILLAMELONES

Por: Sebastián Corti

Todo empezó con los gritos. En ese momento, no aguanté más. Y me decidí a escribir esta nota de denuncia. Los gritos los escuché el sábado pasado, casualmente cuando marcan Pedro y Messi los goles en Wembley. Eran unos gritos desbordados, desencajados, propios de una barriada de Barcelona y no de la Condesa. En ese momento me harté. Me cagaron. Un mexicano no puede proferir semejante grito al ver un partido de equipos europeos. En ese momento le juré la guerra a los Villamelones.

Hace un poco más de un mes, el editor de este blog organizó una comida para ver la final de la Copa del Rey, en la Cervecería frente a Plaza Cibeles, centro neurálgico de Villamelonland. El 90% de los asistentes tenía camisetas del Madrid o del Barsa. Y yo me preguntaba: de dónde viene ese amor? de dónde viene esa pasión? cuáles son las razones de esas lágrimas? Por qué no hay gente con esa pasión por el Levante, Betis o el Zaragoza? Por qué horas después del partido, en Facebook, gente a la que ni sabía que le gustaba el futbol declaraba su amor u odio por merengues y culés?

Pues todas esas preguntas tienen respuestas en la infame forma de ser del Villamelón. Un individuos que participan de los deportes ( y de la vida en general) con una actitud muy baja: con la actitud de los que siempre están del lado de los exitosos.

El Villamelón probó las mieles del Madrid con el sólido equipo donde jugaba Hugo Sanchez. Se emocionó con los Chicago Bulls de los 90. Se levantó temprano para seguir la racha de Schumacher en Ferrari, a principios del 2000. Soñó con el Cruz Azul y su hombrada en la Libertadores. Juró su amor por los New England Patriots porque ganaban con un QB muy guapo que se planchó a varias top models.

También fue a la Plaza Cibeles el mundial pasado porque su bisabuela había nacido en un pueblo de España del que no se acuerda muy bien el nombre. Y entre sus últimas actividades fue ir al concierto de U2 y subir a su Facebook una foto de la garra porque está de no mames. Incluso lo vieron hace 15 días en Martí pagar fortunas por la camiseta de Pumas y una de Lebron James del Miami Heat.

Si te gusta el fútbol, ¿qué puede ser mejor que ver una final de la Champions sin una predilección previa por un equipo? Así disfrutarás de un caño de Messi, un enganche de Rooney, una tapada de Van der Sar o una asistencia de Xavi. Deja la lágrimas para cosas más importantes y cercanas. Y si eres de emociones a flor de piel, resérvalas para tu equipo de liga o tu Selección. O elige un equipo del país que sea y mantente fiel a él. No recuerdo haber visto jerseys del Barsa en la época de Saviola, Riquelme y Van Gaal, donde como mucho llegaban competir por el segundo puesto con el Valencia.

El fútbol es una pasión demasiado grande y noble para que esté infectada por estos personajes.  Si ves alguno cerca, denúncialo. Si le tienes alguna clase de afecto, dale un consejo: que se consiga una personalidad, al fin de cuentas, éstas son gratis. 

18 comentarios:

Benito Archundia dijo...

Pues yo siento que ésta clase de aficionados le hace más bien al futbol de lo que piensas, hay diferentes tipos de aficionados; los hay casuales, los hay hardcore. Como dices, el futbol es un espectáculo noble, por lo mismo alcanza a tocar a la gente en muchos niveles. Mientras a más aficionados les llegue mejor.
Si tu novia "le va" al Madrid sólo por la cara bonita de CR7 igual va a ver todos los partidos, igual se compra el album de estampitas de la Champions, igual se compra el jersey; todo eso genera ganancia$$$, que de alguna manera financían el que el deporte siga creciendo. Al fin y al cabo a ti nadie te va a quitar tu forma de vivir el futbol.

Anónimo dijo...

Son un asco, el problema de esta final es que pasara lo que pasara iban a salir de las coladeras cual aficionado puma. Ya saben el tipico fulano que dice que tuvo antepasados catalanes presumido de la narvarte y por el otro lado el patriota aficionado al guadalajara que le va al manchester por que juega el chicharo, que el pobre no debe de saber ni donde esta Manchester.

Era como Transformers, ganara quien ganara la humanidad pierde.

Pero hay uno peor que va a salir de su asquerosa cloaca en estos dias, el asi llamado "solomegustaelsoccercuandojuegalaseleccion"

Eleazar Bonilla dijo...

Columna oda a la intolerancia y al creer que una forma particular de vivir y ver las cosas es la correcta.

Sebastian Corti dijo...

Eleazar: tienes toda la razón. La columna es una oda a la intolerancia. Qué puedo hacer si no tolero a los villamelones?

Sebastián Corti

Eleazar Bonila dijo...

Don Sebastían, ud ve en el fútbol una extensión mas de la eterna lucha tribal, una lucha entre contrarios, yo lo veo como un eslabón que a veces puede hermanarnos. Las barras bravas de seguro piensan que su forma de ver el fútbol es la correcta, igual los hooligans. Abogo por la inclusión y la tolerancia, al final un villamelón disfruta un gol de messi per sé, un aficionado culé de verdad grita un gol de Messi porque le tocó sufrir a Sonny Anderson.

Mr. Reynosa dijo...

Lo malo de los villamelones es que son un ml necesario para el futbol. Ellos son los que compran las camisetas cada seis meses y cuanta mierda les quieran vender relacionada con futbol- álbumes y cuadernos en cuya portada aparecen los futbolistas o el colmo de los colmos> la pinche PECSI.
Ni hablar. Llegaron para quedarse.

Anónimo dijo...

Pepe Corvina dijo: MUY BIEN DICHO!! Pinches villamelones, son cagantes. OK Eleazar, su comportamiento no nos perjudica a ninguno de nosotros en lo personal, pero sí a este deporte (porque su conducta no lo dignifica, sino al contrario). Y si lo pensamos un poco, tienen gran parte de la culpa de que el futbol mexicano tenga el nivel que tiene, pues lo consumen a cualquier precio y no exigen, lo cual los hace cómplices de los nefastos dirigentes. Claro que luego caen en la peor incongruencia: irle a equipos "que sí son chingones, no como los de aquí"... Pero qué le vamos a hacer, estos subseres pertenecen a las masas alienadas y manipuladas, carentes de personalidad. Es cierto que la personalidad es gratis, lo difícil es forjarla. Pero este atajo de zoquetes no está dispuesto a tomarse esa molestia, por ello requieren del sentido de identidad y pertenencia a como dé lugar; por eso siguen modas y tendencias absurdas, lejanas y abstractas, etc. Así que no los defiendan, si somos intolerantes es por culpa de gente como los villamelones. Además, quienes de veras conocemos el fútbol y pensamos no tenemos la obligación de aguantarlos

Eleazar Bonilla dijo...

Coincido con don Anónimo, lo deseable es que los villamelones se conviertan en aficionados comprometidos, no en afición voluble y que solo aporten consumo.

Anónimo dijo...

OIGAN NOMAS UNA PREGUNTA: QUE "#$%& ES ESO DEL MIAMI HEAT?

Carlos dijo...

¿Tú le vas al Estudiantes de la UAG? ¿O por qué no en vez de ir a ver la final de la Copa del Rey no se fueron a ver el Osasuna vs Espanyol?
No seas tan intolerante y mejor ponte a pensar que de 10 villamelones quizá uno o dos a la larga se vuelvan aficionados que sientan los colores de algún equipo. Crea soluciones para transformar a esa fanaticada. Criticar está bien fácil.

Sebastián Corti dijo...

Carlos, no le voy a Estudiantes. Le voy al Atlante. Cuando se jugó la final del Copa del Rey, no había otros partidos. Pero el punto que pongo aquí es disfrutar del futbol europero sin tomar partido desmedido por alguien.

No es mi misión crear soluciones para esa "fanaticada". Saludos

Anónimo dijo...

UY, YA SALIÓ EL VILLAMELON DEL CARLOS A HACERSE EL OFENDIDO, PARECE QUE LE INCOMODARON LOS COMENTARIOS. OYE POR CIERTO CARLOS, COMO EN CUANTO ANDA LA CAMISETA DEL BARSA EN MARTI?

Anónimo dijo...

$999.00 :P

Anónimo dijo...

Lo cierto es, que en estos tiempos es bien fácil ser villamelon, en especial Europeo, que el Futbol Mexicano es insufrible, soy fan del Atlas, y me declaro fan del Barcelona pues mis ídolos de la infancia Sctoichkov y Romario jugaban ahi, y masomenos podía ver algo uno del barcelona por la parabolica, pero los torneos en Mexico eran divertidos y el futbol europeo pasaba inadvertido, si no creo que hasta tv azteca intento dar un tiempo la liga inglesa y nadie siquiera la volteo a ver. La razón de tanto villamelon en México es simple y sencillamente por que nuestro Futbol es patético, vaya yo mismo quise convencerme de volver al estadio a ver los partidos pero por dios, ni quien los aguante.

Anónimo dijo...

Nah, si hay villamelones aquí, ya viste a la gente que trae la de pumas??? si esos gatos solo eran como 30 en cada juego, de donde salio tanto nuevo???

Anónimo dijo...

POS NO SE CARNAL, PERO A VER SI EL ACLANTE Y EL NECAXA LE PREGUNTAN AL PATRONATO LA FORMULA. Y ESO QUE AFUERA DE CU ESTA CABRONA LA REVENTA, IMAGINATE SI NO FUERA ASI

Anónimo dijo...

Yo te doy la formula, respalda toda tu reventa, tus actos de delincuencia, los robos y la actitud fascista de su barra en la "comunidad universitaria" Es el mismo asco del fútbol mexicano disfrazado con las letras de la universidad.

relboy dijo...

Gran artículo Sebastian. La mejor colaboración que haz mandado, me parece.