3 nov. 2010

PENAL AZUL

Por: Gabriel Rodríguez Liceaga (NEB)

Una de las frases más estúpidas y que he escuchado últimamente es: Los aficionados de Cruz Azul ya se merecen un campeonato. Yo conozco a la afición celeste, me mimetizo en ellos cada quince días en las tribunas del estadio y puedo asegurar contundentemente que NO se merecen campeonato alguno. Son fríos, abuchean a lo tonto, poco analíticos y más bien burdos en su actuar.

En todo caso, si se fiscalizara a cada una de las aficiones de cada uno de los equipos mexicanos descubriríamos que el torneo mexicano tendría que ser declarado desierto. Y no hablo del apoyo constante (renglón en el que los atlistas y regios vencen) sino en el espíritu general del aficionado mexicano. Somos una nación de mediocres, se sabe. Y esa mediocridad la transportamos a nuestros empleos, a nuestros noviazgos o matrimonios y a nuestra forma de celebrar una victoria.

Al medio tiempo del Azul vs Puebla todos estaban abucheando al primer lugar del toreo debido a la ausencia de goles. A Néstor Calderón lo abuchearon en Toluca. Elías Hdez. del Morelia salió llorando por lo mismo: aficionados metiéndose con él. Dándole la espalda. El ojitos Meza fue claro: los jovencitos requieren apoyo del graderío en toda circunstancia.
Yo tengo unas ganas impresionantes de ir a abuchear a los que atienden el McDonalds de enfrente de mi casa o abuchear y hasta aventarles meados a los empleados del servicio telefónico de cablevisión. Pero así no funciona. 

Mientras escribo estos párrafos siento el abucheo generalizado, me siento amedrentado por opiniones diferentes a la mía. Tampoco creo que funcionen las cosas así. En conclusión: deberíamos ser mejores aficionados. Mejores mexicanos.

4 comentarios:

valu dijo...

En conclusión: deberíamos ser mejores aficionados. Mejores mexicanos. Mejore futbolistas.

bolso dijo...

Creo que el Cruz Azul tiene una afición que a pesar de todos los tropiezos de los últimos años, nunca dejó a su equipo solo. La verdadera dimensión de ser un equipo grande y ser el tercer (¿?) equipo de México en cuanto al número de aficionados no se lo dan sus títulos llenos de telarañas, sino esa cantidad de gente que conoces en cualquier rincón del país y te dicen que son del Cruz Azul. Hace 8 años que llegué a México y en ninguna porra me sentí tan a gusto en esa tribuna, que desde el primer día, me acogió en su estadio, dejándome putear en sudaca sin reírse ni agraviarme, haciéndome sentir menos extranjero... La hinchada del azul tiene la capacidad de reírse de sí misma, por eso siempre lleva gente, aún cuando estuvo último en la tabla. A diferencia de otros equipos que dejan el nido vacío cuando no andan. Es más fácil ser del América, por ejemplo, sólo basta sumarse al rumor general. Pero el hincha, hincha, que es más que aficionado, se encuentra en algunos pocos equipos. Incondicional, sufrido, humillado, humilde, que sólo entiende de su equipo y no mira la costado. De acuerdo, los atlistas son otro ejemplo como para ponerse de pie. Más de medio siglo sin ganar y ahí están... y eso que no tienen sangre azul.

El George dijo...

NEB .. porque no te mueres y dejas de escribir estupideces !!

Anónimo dijo...

NEB, te salio mejor el discurso que Aguirre.

Oye, hechale un ojo a este muchacho que esta empezando una revista,
http://orsai.bitacoras.com/wp-content/uploads/revista_orsai.pdf

Quien sabe si este buena, pero se ve tan emocionado que contagia, ¿COmo le va a los bastardos?