19 jul. 2010

CONCLUSIONES DEL MUNDIAL

Por: Sebastián Corti

Ayer me deprimí viendo una nota que decía que el Temo analizaba un posible pase a Irapuato. Luego, hablaba Jared Borgetti, nueva incoporación del León. Ya se empieza hablar de argentinos fracasados que vienen a jugar a México. Y por supuesto, la noticia es que Cruz Azul, ahora con jóvenes, apuesta por el campeonato. Antes de hundirnos en esta mediocridad les dejo algunas conclusiones que saqué mirando el Mundial.

1- Brasil jugaba con Portugal para definir los pases a octavos de final en el Mundial. A la mitad del primer tiempo, hubo un tiro libre para Portugal a unos 45 metros del arco defendido por Julio César. Las opciones lógicas de juego eran un pase corto y rápido o tirar un centro. Pero no pasó así. Cristiano Ronaldo, CR7® (el ® no es broma, el amigo tiene registradas las dos siglas CR7 y CR9)  pidió la pelota. Se paró con las piernas abiertas igual como lo hace en los juegos de XBox. Se miró en la pantalla gigante.  El director de cámaras eligió mostrar un close up de CR7® que recorría su cuerpo casi con lascivia. La toma se cortó al momento de ver sus tacos porque éstos no son de una marca que es Partner Fifa.  Tomó aire como lo hace en la publicidad de Nike. Y se enfiló con paso recto hacia la Jabulani. La pelota salió disparada como un misil. Y terminó volando a unos 30 metros por encima del travesaño. Este es un reflejo de lo que fue CR7® en La Copa del Mundo. Su actuación en los tres primeros partidos (Costa de Marfil, Corea del Norte y Brasil) fue un compendio de lo que un jugador no debe hacer: intentar siempre la jugada personal, probar lujos en momentos que no se necesitan o disparar al arco desde cualquier lugar. Sin embargo, en estos tres partidos, CR7® fue elegido por el público en FIFA.com, como el Budweiser Man of the Match, o sea, el mejor jugador del partido. La espeluznante conclusión es: a la gente le importa cada vez más los jugadores y cada vez menos el juego.

2- La Fifa® tiene una asombrosa capacidad tecnológica para obtener los datos más irrelevantes. Ej: el mexicano que más corrió en la Copa Mundial fue Gerardo Torrado con 47.39 km. ¿Para qué nos sirve esto? ¿Correr más es jugar mejor?  ¿O correr más es que el otro equipo te movió la pelota y anduviste como estúpido de acá para allá? ¿Habrá algún día un Fifa Award al mejor atleta del mundial? Para obtener estos datos, digitalizan las imágenes y trackean los desplazamientos de cada jugador.  

La tecnología te puede ayudar en cosas importantes o pendejadas. Lo malo es que a la Fifa le parece más importante calcular distancias recorridas que poder decir, en tiempo real, que una pelota que picó un metro adentro del arco es gol.

3- Estadios que costaron millones de dólares, la realización de la Copa Confederaciones como warm up del Mundial, giras promocionales del trofeo de la Copa del Mundo, contratos comerciales exclusivos con televisoras de todos los países, tres categorías de sponsors  (Fifa Partners, Fifa World Cup Sponsors y National Supporters.), banneo de imágenes no autorizadas en televisoras y sitios web, prohibición a marcas no autorizadas a promocionarse en el mundial, Fan Fest en varios ciudades , el álbum Panini, la mascota oficial. Toda la maquinaria de la Fifa para facturar en cada pinche segundo . El negocio aceitado y exprimiendo lana a límites increíbles. Todo encarrilado para una fiesta maravillosa. Sólo se dejó de lado un detalle: el balón era una mierda. Nadie pensó que el alma del juego pasa por la pelota. Un pase cruzado, que botaba antes de su recepción, hacía quedar a los jugadores como novatos. Los porteros parecían principiantes y dejaban rebotes absurdos.  

Parece mentira. Cuanto más importancia se le da al futbol, menos importa su esencia. 

4 comentarios:

Josie dijo...

Yo soy de las que se interesan en la esencia, y pese a que me encanta CR7®, se ha vuelto una mierda de jugador, es una total verguenza su manera de jugar. El Brasil vs Portugal no fue más que una pelea callejera, 22 doñas de vecindad tratando de quitarse una pelota de playa, con todo menos con las manos.

La FIFA es otra porqueria, deberian de usar su tegnologia absurda para algo como ver si un gol es valido, para valer golazos como el de UK vs Alemania y anular fueras de lugar como el del México vs Argentina, tambien para revisar las faltas como la mano de Luis Fabiano.
Lo peor de todo es que luego de saber todo esto no s eme quiota el gusto por el fútbol mundialista y esperare con ansias que llegue el 2014...para seguir comprando productos conmemorativos y ver partidos cada día más lamentables...


Saludos!!!!!

Ex fan dijo...

En breve, lo que fue el Mundial! Qué lástima que el marketing insista en descomponer al futbol. Ojalá y Brasil 2014 sea mejor y que los paises y jugadores no vayan pensando solo en dinero y mejor se dediquen a jugar!

gorubu dijo...

Muy bien dicho Sebastián: vaya mierda de pelota que es el Jabulani. Desde hace muchos años las brillantes mentes de la FIFA pensaron en soluciones para que hubiera más goles, como si eso significara una calidad de juego más alta (lo cual es absurdo). Y no se les ocurrió nada mejor que fabricar una pelota cada vez más nerviosa e impredecible para los arqueros. Lo que no se les ocurrió es que una pelota así también traiciona al jugador de campo para bajarla, controlarla, pasarla y dirigirla a gol (¿se fijaron la pequeñísima cantidad de goles que se lograron de tiro libre?) Estos genios de la ingeniería nos están robando lo más futbolero que pueda tener el futbol, valga la expresión: lo más importante en esto es lo que se sepa hacer con la pelota. Hoy ni siquiera se le puede pegar con efecto, sencillamente no lo agarra. Que vuelvan por piedad los Tango y los Azteca...

Francisco dijo...

Pues sí, es triste, pero esas tendencias no hacen sino empezar. En el futuro, el football será cada vez más comercial. Por suerte, surgirán jugadores ingeniosos y habilidosos, o simplemente con güevos, que nos hagan recordar lo bello del deporte. Coincido con gorubu en que es lamentable que la única forma en que la FIFA aumente la rentabilidad del juego sea poniendo una basura de balón.
Un último comentario: se habla mucho de la conveniencia de poner cámaras para los goles y todo eso. Pero, ¿se han puesto a pensar en el poder de facto que eso representaría para la compañía televisora que tiene los derechos de transmisión (es una sola y luego lo revende a todo el mundo)? Me parece que la alternativa de poner un árbitro atrás de cada portería es mejor y respeta más la poca independencia que le queda al juego respecto a los intereses comerciales.