11 may. 2010

TANTITA MADRE

Perdone usted redondita ama de casa, mujer cariñosa y abnegada que plancha y lava, remienda y hace cualquier sacrificio, el que sea, con tal de que su familia salga adelante.  Se le quiere y en el día 10 que acaba de pasar se le celebra con toda el alma. Pero eso no le da derecho a sentarse frente a la televisión durante el Mundial y opinar sobre un deporte que no conoce, que no le interesa y que a lo mucho ha visto gracias a los juegos del América.

Usted debería concentrarse en el decir de las vecinas, leer una que otra revista de la farándula y seguir con ahínco la telenovela en turno. No el futbol, señora mía. No un juego que le importa un comino y al cual si acaso dedica un “sí se puede” para que sus hijos y marido no anden de malas. Porque gracias a su necesidad maternal de abrazar aquello que apasiona al resto de su familia y el afán de ser una porrista más en algo que, insisto, no comprende, Televisa y TvAzteca se han dado a la tarea de transformar lo que alguna vez fueron buenos programas de análisis futbolero en la reinvención de Siempre en Domingo.

Yo, señora, quiero sentarme cada noche frente a la tele a ver las mejores jugadas de la Copa del Mundo. Aquellas con las que mis futuros hijos añorarán esta época. Quiero ver a Messi superando a Maradona,  España llegando a la final y el Tri pasando a la siguiente ronda. 

En vez de eso me encontraré con 10 minutos de futbol y 80 de mala comedia. Con chistes sangrones de artistillas de tercera que harán lo que sea para levantar sus carreras. Con el “Compayito” imitándose a sí mismo, Facundo y su retraso mental, las Hijas de la Madre Tierra inventando reportajes sobre las jirafas, el último ganador de “La Academia” vociferando un tema que le escribió a la “Selección Azteca”  y “Doña Lucha” regañando a Toño de Valdés. De fondo estarán los sabios de siempre: Peláez, Martinoli, André Marín, “Perro” Bermúdez, Luis García, Javier Alarcón, los brillantísimos Brizio y el inteligible Jorge Campos. Más atrás, como simples objetos de una triste escenografía estilo Africam Safari tendremos a Stoickov, Figo y Morientes.

A ver qué tanto pueden opinar entre albures, manos parlanchinas, comentaristas necios y trucos de magia ideados para complacer a toda la prole- desde el perro y el compadre borracho hasta la niña gorda que se acaba de zurrar y usted, señora mía, que dice como no queriendo “Ay qué guapos son los italianos”. 

Ojalá también se fijara cómo juegan. 

Mientras no lo haga las televisoras seguirán privándonos de comentarios como los de Menotti para favorecer a invitados especiales que no le aportan nada a un programa sobre el Mundial, que no tienen ninguna trayectoria y que están, si acaso, a la altura de Kalimba o Alejandra Guzmán.

Feliz día señora. Disfrute el Mundial.

5 comentarios:

xmonkeynutsx dijo...

o tambien podrias verlo por cable, en casa, en casa de un amigo o en una cantina y ahorrarte todos los comentarios despresiativos y estereotipicos de la ama de casa mexicana.

Ya hace mucho que Televisa y Tv Azteca han hecho una MIERDA de nuestro futbol y no creo que las amas de casa tengan nada que ver.

cheers

Anónimo dijo...

Entonces todas las mujeres son la causa de que los programas de futbol sean tan malos? El artículo no solo me resulta machista sino poco acertado.

Attte-

Mujer aficionada al futbol

Francisco dijo...

Muy acertado artículo.

FI dijo...

Ahí está su Mundial, pura mierda, por eso lo veré en TVC

J. Lüver dijo...

No me gusto el árticulo, malo muy malo.

Pero, una vez no se en donde escuche que alguien comentaba lo dicho en una junta de televisa previa al mundial de Alemania en donde decian que tenían que atraer jente a la que no le gusta el fútbol a ver los programas del mundial, pues los fanaticos los verían si o si.