27 may. 2010

SUDÁFRICA 2.0

Por: Mario Aguirre Malfavón

No. No es un error tipográfico, mucho menos de edición. Tampoco el marcador de la final. Probablemente, el Mundial de Sudáfrica 2010 pase a la historia como aquel en que más redes se revienten. Y no precisamente por la cantidad de goles, sino por la vorágine de usuarios que saturarán las redes sociales (o Internet 2.0) durante un mes.

No sólo es el mayor evento –y el más esperado– de la agenda deportiva anual. Además, presagia ser el foco de atención del negocio publicitario global. Aunque en esta ocasión el pastel publicitario no se lo comerá sólo la televisión. En unos días el Mundial también se jugará en Internet y en el móvil. El clásico no lo disputará un hipotético cruce entre Argentina o Inglaterra, más bien lo encarnizará el Twitter vs Facebook vs Youtube. 

Según la página especializada Alexa, de los mil millones de usuarios activos que disfrutan de Internet en el orbe, 940 poseen una cuenta en cualquier red social. Facebook acumula 400 millones de miembros a nivel global, y Twitter suma 98 en todo el mundo. Éste último microblog (bitácora electrónica donde uno escribe lo que desee con un límite 140 caracteres) es el más popular entre las celebridades, contando a los futbolistas. 


Las redes sociales en un inicio eran consideradas como una prolongación de la ociosidad. Sin embargo, el Internet 2.0 también se ha mercantilizado gracias al capitalismo. De acuerdo con Jonathan Clegg, periodista de The Wall Street Journal, “los socios corporativos de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) se apartan cada vez más de las campañas tradicionales en televisión y vallas publicitarias. Ahora recurren a sitios de redes sociales para difundir su mensaje sobre el deporte más popular del mundo”. Vamos, a lo que se le denomina publicidad viral. Basta confrontar la cantidad de sponsors en México ´86 con la copa actual: ocho contra 19, incluyendo socios FIFA, patrocinadores y promotores nacionales.

El idilio fútbol-redes sociales no es una novedad. En el año 2006 y coincidiendo con la Copa del Mundo en Alemania, los sitios de Facebook, Twitter y YouTube apenas daban sus primeros pasos. Desde entonces su reputación ha crecido como la espuma.

El poder de estas plataformas tecnológicas es tal que las federaciones de cada país han tomado cartas para tratar el asunto respectivamente: un comunicado oficial de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) dio a conocer que su delegación de 23 futbolistas podrá emplear, tanto sus cuentas de Facebook como de Twitter, en pos de mantener un contacto diario con sus seguidores. La única condición consiste en no ventilar la intimidad interna del representativo nacional.

Existen, en cambio, conjuntos que vedaron su uso. Fabio Capello, mister de la selección de Inglaterra, ha impedido tajantemente a sus dirigidos el uso de Twitter o Facebook durante la Copa del MundoLa postura del órgano rector del balompié exhorta a que los jugadores no envíen mensajes desde el interior de los estadios. Ya depende, como hemos visto, de cada país el imponer otras restricciones.

Asimismo, 12 selecciones (entre ellas España, Brasil, Argentina y Chile) han abierto sus perfiles en susodichas redes sociales previo al evento magno a pesar de que la FIFA aún no ha sacado una cuenta oficial. Empero, se prevé que la abra durante la celebración del evento. Los clubes, por su parte, tampoco se han quedado atrás y entidades como el Real Madrid, Barcelona, AC Milan, Manchester United, entre otros, ostentan cuentas y canales oficiales en Youtube. 

En ese mismo sentido, la forma del quehacer periodístico sufrirá un cambio sustancial. Precisando: por un lado, los periodistas y reporteros de las diversas cadenas de televisión, radio o medios electrónicos, se nutrirán de las actualizaciones de los estados de los futbolistas a manera de fuentes de información alternativas en caso de no poder obtener la declaración enunciada por el jugador.

Por otro, los medios de comunicación que ya han instaurado sus cuentas conseguirán acercarse más a sus lectores y forjar mesas de debate mediante los hashtags (o etiqueta que aglomera todas las noticias acerca de un tema en concreto) con el propósito de abarrotar las redes sociales e implantar una mayor retroalimentación entre emisor y receptor.

El problema radica en identificar la proliferación de aquellas que sean fakes o falsas, teniendo en cuenta que no todos los jugadores poseen una y las confederaciones no entregaran listas oficiales con los que efectivamente tienen.

Así pues, veremos el 11 de julio del presente año quién se erige como el “romperredes” del Mundial. ¿Te atreves a dar tu pronóstico? Y ustedes, ¿ya están listos para palpar el Mundial con sus redes sociales? ¿Qué usos recomendarías a los medios de comunicación para permitir una comunicación directa y rápida?  

2 comentarios:

Ricardo Moran dijo...

Qué tiempos aquellos cuando los enfrentamientos más atractivos del Mundial se daban dentro y no fuera de la cancha. Hoy en día la Copa FIFA es el evento mediático más grande del mundo, y por ende el que más dinero genera. Eso ha provocado que los sponsosr oficiales se dupliquen, y que cientos de marcas que no lo son actúen como rémoras alrededor del futbol.Por ejemplo, ¿qué tiene que hacer la cadena de tiendas Liverpool alrededor del Mundial? Nada, y sin embargo han sacado un anuncio tratando de hacerse pasar por sponsor oficiales. Por otro lado uno tampoco puede negar que toda esa derrama económica (la que va directo hacia la FIFA), nos da la oportunidad de ver más equipos en un mes de competencia, lo cual siempre se agradece. Lo mismo que esta entrada y su análisis.

Saludos.

Ricardo Moran dijo...

Qué tiempos aquellos cuando los enfrentamientos más atractivos del Mundial se daban dentro y no fuera de la cancha. Hoy en día la Copa FIFA es el evento mediático más grande del mundo, y por ende el que más dinero genera. Eso ha provocado que los sponsosr oficiales se dupliquen, y que cientos de marcas que no lo son actúen como rémoras alrededor del futbol.Por ejemplo, ¿qué tiene que hacer la cadena de tiendas Liverpool alrededor del Mundial? Nada, y sin embargo han sacado un anuncio tratando de hacerse pasar por sponsor oficiales. Por otro lado uno tampoco puede negar que toda esa derrama económica (la que va directo hacia la FIFA), nos da la oportunidad de ver más equipos en un mes de competencia, lo cual siempre se agradece. Lo mismo que esta entrada y su análisis.

Saludos.